El mercado sigue ‘perdido’ con las decisiones del Banco de la República

Otra vez bajaron las tasas, y las proyecciones de pausa en los recortes no han sido claras en las últimas tres reuniones que tuvo la junta.

Banco de la República

Minhacienda, Mauricio Cárdenas, y Juan José Echavarría, gerente General del Banco de la República.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 26 de 2017 - 04:55 p.m.
2017-11-26

Desde la reunión de agosto, cuando las tasas de interés llegaron al 5,25%, los analistas del mercado colombiano han venido especulando sobre el que pudo haber sido el último movimiento del año. Sin embargo, salvo en septiembre, la junta del Emisor ha venido sorprendiendo con reducciones en los tipos.

Para los analistas de Credicorp Capital, “la decisión se tomó a pesar de la preocupación de algunos miembros (evidente en las últimas minutas) sobre las vulnerabilidades externas de la economía, las cuales supuestamente limitan el campo para mayores estímulos monetarios contracíclicos. De hecho, cabe recordar que en el comunicado anterior se mencionó que el recorte en la tasa no se debería haber entendido como una fase de un ciclo bajista continuo”.

No obstante, no todos los analistas fueron sorprendidos, para los del Banco de Bogotá, “en el informe de inflación del Emisor, el gerente Juan José Echavarría, dejó entrever una postura algo más laxa de política monetaria por cuenta de las mayores preocupaciones sobre la actividad y un mejor comportamiento de la inflación y sus expectativas”.

(Banco de la República baja la tasa de interés en 25 puntos).

Se destacó también de la comunicación del Emisor que anunció que reducirá la frecuencia de las reuniones en las que toma decisiones de política monetaria, de doce a ocho. Hasta la fecha en todas las reuniones la junta decidía sobre la tasa de interés, pero ahora solo lo hará en los meses de enero, marzo, abril, junio, julio, septiembre, octubre y diciembre.

Sin embargo, el nuevo esquema de reuniones no excluye por completo que se tomen decisiones en los otros cuatro meses, en los que de todas formas la junta se reunirá. La menor frecuencia para decidir sobre la tasa de interés y los meses seleccionados se basa principalmente en el calendario de publicaciones económicas. Según el Banco de Bogotá el lado positivo de dicha decisión es que “se contará con información relevante y novedosa en cada reunión, a diferencia de la actualidad, en la que los datos analizados a veces no cambia de forma sustancial entre reuniones”. Sin embargo, advierte la entidad que eventualmente, por el lado negativo está que en los meses en los que no se tomarán decisiones de tasas podría requerirse un movimiento en los tipos, por lo cual “se maximizaría el factor de incertidumbre”.

Sobre lo que sucedería en la reunión de diciembre, el equipo de Credicorp sostiene que “podría recortar la tasa nuevamente en a 4,50%, pues la postura monetaria seguiría siendo neutral en ese caso”. El mercado espera que el IPC de noviembre sea clave para la decisión de la junta.

Siga bajando para encontrar más contenido