El Ministerio de Hacienda reglamentó la conciliación fiscal

Si el ciudadano incumple la obligación formal de presentar la conciliación fiscal, está expuesto a las sanciones previstas en el artículo 655 del Estatuto Tributario.

Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas

El formato de reporte de la conciliación será definido antes del 29 de este mes.

El formato de reporte de la conciliación será definido antes del 29 de este mes.

POR:
Portafolio
diciembre 10 de 2017 - 07:29 p.m.
2017-12-10

Con la expedición el pasado 30 de noviembre del Decreto 1998 de 2017, el ministerio de Hacienda reglamentó la figura de la conciliación fiscal de que trata el artículo 772-1 del Estatuto Tributario (ET).

(Lea: No se cumpliría meta de recaudo tributario este año por debilidad de la economía)

Este decreto sustituye la parte 7 del Libro 1º del Decreto 1625 de 2016, más conocido como Decreto Único Reglamentario (DUR) en materia tributaria.

(Lea: Ecopetrol asumirá 2.666 millones de dólares que debe Reficar)

Según la nueva norma, la conciliación fiscal “constituye una obligación de carácter formal, que se define como el sistema de control o conciliación mediante el cual los contribuyentes del impuesto de renta y complementarios obligados a llevar contabilidad, deben registrar las diferencias que surjan entre la aplicación de las marcos técnicos normativos contables y las disposiciones del Estatuto Tributario”.

A su vez, la conciliación fiscal está compuesta por dos elementos: control de detalle y reporte de conciliación fiscal.

El primero, es una herramienta de control implementada de forma autónoma por el contribuyente, y en ella se incluyen las diferencias que surjan entre los sistemas de reconocimiento y medición de la aplicación de los marcos técnicos normativos contables y las disposiciones del Estatuto Tributario, detallando además, las partidas conciliadas a que hace referencia el artículo 2º del mismo Decreto 1998 de 2017.

En cuanto al reporte de conciliación fiscal, alude al informe consolidado de los saldos contables y fiscales en donde se relacionan y explican las diferencias que se presenten entre la aplicación de los marcos técnicos normativos contables y las disposiciones del Estatuto Tributario.

Todos los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios que estén obligados a llevar contabilidad, o aquellos que de manera voluntaria decidan llevarla, están en la obligación de presentar el reporte de conciliación fiscal.

Por el contrario, no estarán obligados los contribuyentes que en el año gravable objeto de conciliación hayan tenido ingresos brutos fiscales inferiores a 45.000 Unidades de Valor Tributario (UVT).

El formato para el reporte de la conciliación fiscal, será definido por la Dian al menos con dos meses de anticipación al último día del año gravable anterior al cual corresponda.
Para el año que termina, esta decisión deberá ser informada por la Dian a más tardar el próximo 29 de diciembre, mientras que las especificaciones técnicas, plazos y condiciones de presentación, serán prescritos antes del 31 de marzo de 2018.

El no cumplimiento de la obligación formal de presentar la conciliación fiscal señalada en el decreto 1998 del presente año es considerada una irregularidad en la contabilidad y da lugar a las sanciones previstas en el artículo 655 del Estatuto Tributario.

Siga bajando para encontrar más contenido