El optimismo de la Ocde es aún mayor que el del Gobierno

La entidad reveló que pese al débil 1,1% en el primer trimestre, se espera que el PIB concluya el 2017 con una expansión del 2,2%.

Álvaro Pereira, director de Estudios de Economía de Países de la Ocde y Christine Maisonneuve economista de la Ocde.

Álvaro Pereira, director de Estudios de Economía de Países de la Ocde y Christine Maisonneuve economista de la Ocde.

CEET / Rodrigo Sepúlveda

POR:
Portafolio
mayo 25 de 2017 - 09:54 p.m.
2017-05-25

A pesar del débil crecimiento que registró la economía colombiana en los primeros tres meses del año, apenas aumentó 1,1%, la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), mantiene su optimismo sobre el desempeño de esta, e incluso, es más positiva que el propio Gobierno.

(Lea: Ocde espera que Colombia crezca 2,2% en 2017

De acuerdo con Álvaro Pereira, director de Estudios de Economía de Países de la Ocde, “en el 2016 el PIB se expandió un 2%; pensar que lo haga al 2,2% este año no es un gran cambio, y de todas formas sigue siendo un buen crecimiento teniendo en cuenta los choques a los que debió enfrentarse la actividad económica del país”.

(Lea: “Colombia debe incrementar sus esfuerzos en educación”, recomienda la Ocde

En el informe, la Ocde destacó que “el crecimiento ha estado entre los más fuertes de la región, reflejando la tasa de cambio flexible y meta de inflación de la gestión monetaria, y las disposiciones de la regla fiscal. Los efectos de la caída de los precios mundiales para commodities fueron asumidos con un aumento del déficit fiscal limitado y una fuerte depreciación de la tasa de cambio”.

(Lea: Los beneficios que obtendrá Colombia por ingresar a la Ocde

Además, Pereira resaltó que “los programas de crecimiento y bienestar para los grupos más vulnerables han reducido la pobreza de forma sustancial. Los menores impuestos y contribuciones sobre los salarios permitieron acceder a una mayor cantidad de personas a trabajos formales de mejor calidad, aumentando así, tanto la productividad como la inclusión”.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, indicó “que la Ocde, destaque el trabajo realizado por las autoridades económicas nacionales en el manejo de una situación internacional compleja y adversa, motiva a seguir enfocando los esfuerzos para que la economía colombiana siga su curso hacia el crecimiento”.

No obstante, no todo fueron halagos de parte de la Ocde, además de reconocer lo que se ha hecho bien, planteó una serie de tareas en las que el país debe trabajar, entre ellas, manifestó que “se necesitan más recursos para que los programas sociales focalizados alcancen resultados más sólidos. Se requiere una reforma integral del sistema de pensiones para ampliar la cobertura y aliviar la pobreza de la vejez”. Y aunque elogió la reducción de la informalidad laboral, indicó que esta aún es muy elevada en el país, y planteó una alternativa que podría contribuir a corregir más dicha tasa, “una reducción adicional de los costes laborales no salariales podría aumentar el empleo formal”.

El informe destacó también que Colombia es el segundo país que más ha progresado en los resultados de las Pruebas Pisa, sin embargo, la posición que ocupa aún está lejos de lo que se espera, y es superado por pares de la región como Argentina y Brasil, aunque está mejor ubicado que México.

Lo cierto es que la Ocde ve con buenos ojos el futuro de la economía nacional. Confía en que tanto la inversión como las exportaciones seguirán mejorando, y con ello, el déficit de la cuenta corriente, que reconoce, ha sido uno de los grandes aciertos del Gobierno, incluso, ha sido el soporte para que los ajustes en otras materias puedan darse.

Concluye el informe que aunque los primeros pasos se han dado de cara a mejorar los indicadores del país, este se debe seguir reformando y avanzando constantemente, y por ello, reiteró que es necesario que los ciudadanos comiencen a dar el debate sobre la reforma pensional, porque al igual que la tributaria aprobada en diciembre, esta es clave para el devenir de la Nación, y aunque internamente no se ha planteado la posibilidad de que dichos cambios en el sistema incluyan el aumento de la edad de jubilación o el número de semanas requeridas para ello, la Ocde no descarta que dicha medida sea necesaria.

Siga bajando para encontrar más contenido