El plan económico del Gobierno para este 2017 | Economía | Portafolio

‘Hacia adelante soplarán vientos más favorables’: Minhacienda 

El funcionario cree que con la paz el fenómeno en el que los departamentos más ricos crecen a tasas más altas, se reversaría.

Mauricio Cárdenas

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
enero 22 de 2017 - 06:00 p.m.
2017-01-22

La afirmación del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, de que lo duro para la economía colombiana ya pasó, genera confianza en un país que atraviesa por la desaceleración de su sector productivo y que está expuesto a choques externos tan complejos como los registrados en 2016. Mantiene vivo el optimismo a pesar de que la lista de desafíos es aún extensa.

¿Se quedó corto el apretón del 2016?

El Gobierno ha ajustado su tamaño a la realidad de los ingresos, para cumplir con la regla fiscal, que implica sostenibilidad de las finanzas públicas. La directriz presidencial determinó la congelación de nómina, al tiempo que se ordenó el recorte de gastos generales y de prestación de servicios de 15% para todos los sectores. Disminuimos la inversión pública en $13 billones, sin afectar los programas sociales prioritarios del Gobierno.

¿Se cumplieron las metas del año pasado?

El 2016 fue un año de transición. La economía se ajustó más rápido de lo que se esperaba, lo cual fue una buena noticia, pues es un claro indicio de que lo peor ya pasó y que hacia adelante soplarán vientos más favorables. Los pronósticos apuntan a que la economía habría cerrado el año con un crecimiento de 2%, lo cual es un buen dato si se tienen en cuenta los fuertes choque externos que recibimos. El favorable desempeño ha estado asociado al dinamismo de sectores como la industria, la construcción y el sistema financiero.

El déficit de cuenta corriente se ha corregido y la inflación converge hacia el rango meta. Creo que cumplimos las metas trazadas en 2016.

¿Cuál es la proyección sobre el dólar para 2017?

La proyección que tenemos de tasa de cambio para este año mantiene una senda relativamente estable frente a los niveles actuales, cercanos a los 3.000 pesos/dólar.
Nuestro pronóstico responde a dos factores importantes que se contraponen. En primer lugar, la política monetaria alcista de la FED generará un fortalecimiento del dólar. Sin embargo, este efecto será mitigado por el alza del precio del petróleo.

¿Cuál es el pronóstico de crecimiento del PIB para 2017?

Pronosticamos un 2,5%. Esta previsión se fundamenta en la mejora en la confianza de los empresarios, el descenso de la inflación y la eventual baja de las tasas de interés.

El mayor dinamismo de nuestros principales socios comerciales, la persistencia de una tasa de cambio competitiva, y la adaptación de nuevos sectores a la coyuntura económica, impulsarán la demanda externa de sectores como el turismo, la industria (sin refinación) y la agricultura. La minería tocó fondo en 2016, por lo que en 2017 su contribución negativa será significativamente más baja. Además, no debemos olvidar que los programas de vivienda y las 4G le imprimirán más dinámica a la economía este año.

¿Espera algo del dividendo de la paz?

No cabe duda de que la implementación del acuerdo de paz, que inicia con fuerza este año, traerá réditos económicos importantes. En el Ministerio de Hacienda hemos realizado ejercicios que, cuando se concluyan, serán divulgados. Por el momento puedo afirmar que el dividendo de paz tiene al menos dos aristas.

Por un lado, la desaparición de las Farc como grupo armado al margen de la ley estimula la actividad productiva, pues disminuye la destrucción de capital físico y humano, aumenta la confianza, mitiga el desvío de recursos hacia actividades improductivas y diluye factores que impiden la cohesión social.

Por otro lado, como su nombre lo indica, el acuerdo de paz trae consigo compromisos del Gobierno que necesariamente se ven materializados en inversiones.

Indiscutiblemente estas inversiones para la Paz acarrearán beneficios económicos.
Tal vez el principal dividendo es que va a desencadenar un proceso de convergencia entre regiones. Los resultados preliminares sugieren que con la paz el fenómeno histórico de divergencia regional, en el que los departamentos más ricos crecen a tasas más altas, se reversaría.

¿La reforma tributaria generará los ingresos que se requieren?

La reforma estructural garantiza que se alcancen los recursos necesarios para despejar el panorama fiscal en el mediano plazo. Para el 2017 esperamos recaudar 6,1 billones de pesos adicionales (0,7% del PIB), suficiente para cerrar el año con un déficit de 3,3 % del PIB. Estos recursos irán en aumento hasta representar 3,1 % del PIB en el año 2022, año a partir del cual el déficit se ubicaría en 1% del PIB.

Ya entró la plata de la venta de Isagén. ¿Qué proyectos de infraestructura se van a financiar con ese dinero?

Recibimos $6,49 billones, de los cuales 10 % fueron asignados al Fondo de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet), como lo ordena la Ley 549 de 1999.

Los restantes $5,83 billones, de acuerdo con lo dispuesto en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, se destinan a la financiación de los proyectos de infraestructura, a través de la colocación de los recursos en el Fondo Nacional para el Desarrollo de la Infraestructura (Fondes) administrado por la Financiera de Desarrollo Nacional.

A la fecha, de los proyectos de infraestructura de cuarta generación, cuatro han sido financiados con recursos otorgados por la FDN, la Perimetral del Oriente, Magdalena 2, Conexión Norte y la vía Neiva-Mocoa-Santana. Se encuentran en estudio de 17 proyectos por $4,6 billones.

¿Cómo quedaron sus relaciones con el Congreso después del trámite de la reforma tributaria?

Las relaciones con el Congreso siempre han sido las mejores y el compromiso de sus integrantes con una política fiscal sostenible es para destacar. El Gobierno ha encontrado en el Congreso de la República un aliado en el cumplimiento de la Regla Fiscal, la cual es la carta de navegación del mediano plazo de la política fiscal del país.

¿Quedó satisfecho con lo aprobado en materia tributaria?

El Gobierno le prometió al pueblo colombiano velar por su bienestar por encima de todo. Las duras decisiones que hemos tenido que tomar en materia económica responden a esa promesa. No haber hecho nada hubiera perjudicado de forma importante la capacidad de la economía de mantener empleos y generar nuevos puestos de calidad.

¿Será candidato presidencial?

Estoy concentrado en ser el mejor Ministro de Hacienda para los colombianos. Nada más que eso.

Siga bajando para encontrar más contenido