El puerto de Barrancabermeja estará listo en enero del 2017

A partir del próximo año, este terminal portuario tendrá capacidad de movilizar alrededor de 80.000 barriles/día de hidrocarburos. 

Puerto de Barrancabermeja

La longitud de este terminal portuario es de 1,2 kilómetros.

Archivo particular

Economía
POR:
Portafolio
octubre 12 de 2016 - 09:18 p.m.
2016-10-12

Con el objetivo de lograr la disminución de los costos logísticos se planeó la construcción del puerto de Barrancabermeja, que en enero del próximo año entraría en operación su capacidad máxima.

“El puerto fue concebido como el más moderno de Colombia, con el propósito de acercar los mercados locales con el mundo, facilitar el intercambio y contribuir con el aumento de la competitividad del país, sobretodo en un momento donde promover las exportaciones es fundamental en esta coyuntura en la que impactó la falta de ingresos del petróleo y el efecto de la devaluación”, dijo Alejandro Costa, presidente de Impala, la empresa que tiene a cargo la concesión de la terminal portuario.

Desde hace más de un año una parte de este puerto se puso en operación con el 20 % de su capacidad, y a partir de enero del próximo año ya se estará utilizando en el 100 %, después de completar las respectivas obras faltantes.

De acuerdo con Costa, ahora las obras llevan un avance físico del 95 % y “hoy tenemos una oferta de servicios centrada y estructurada donde el puerto de Barrancabermeja está operando como una terminal de carga internacional, pues la mercancía entra al país por la costa Caribe y se nacionaliza en Barrancabermeja o se despacha y se exporta desde allí”.

Al iniciar su funcionamiento, tenía capacidad de mover 12.000 barriles diarios de hidrocarburos, y a partir de enero de 2017 el puerto podrá mover 80.000 barriles al día. En septiembre se movilizaron 20.000 barriles diarios.

El empresario confirmó que en lo que lleva de operación la primer parte del puerto, se ha evidenciado el beneficio con el que se creó tanto para los hidrocarburos como para la carga seca entre contenedores y graneles.

“Lo más importante ha sido que en los últimos meses, ya tenemos las navieras que representan el 80% de la carga de comercio exterior del país debidamente acreditadas para operar y vender los fletes marítimos hasta Barrancabermeja, y ya nos conectamos con Barranquilla y Cartagena dos veces por semana”, destacó Costa.

El hecho de llegar dos veces a la semana a Cartagena y Barranquilla, significa una ganancia en eficiencia y logística, pues según el Presidente de Impala “ya hay un ciclo regular de manejo de carga de tal manera que no irrumpe el comercio real de los tiempos sino que pueden programar su logística de manera continua”; mientras que antes “eran operaciones puntuales y hacíamos viajes de prueba, pero ya los clientes pueden confiar de que hay un servicio permanente de conectividad dos veces a la semana entre Barranquilla y Barrancabermeja y entre Cartagena y Barrancabermeja tanto para exportación como importación”.

ASÍ ES LA MOVILIZACIÓN 

El empresario le explicó a Portafolio que Impala actualmente tiene el 50 % de la cadena logística y lo desarrollan gracias a las alianzas que tienen tanto con los camioneros colombianos como con las navieras internacionales que arriban al país.

“Hoy generamos más de 5.000 viajes de camiones mensuales a Barrancabermeja y para esto contratamos a los transportadores actuales en Colombia”, agregó Costa.
Impala ofrece a sus clientes servicios que incluyen recoger la mercancía en el lugar en que se origina, transportarla al puerto fluvial, ubicado en el río Magdalena, y ahí hacer el respectivo embalaje de la misma para contenedor o almancenamiento respectivo hasta despacharla al país de destino.

La clave de su trabajo está en los servicios de logística prestados adicionales al transporte tanto en río como en mar.

“Ya hay más de 20 agentes de carga en Barrancabermeja, somos aliados de las principales navieras del país y tenemos los permisos y autorizaciones de comercio exterior, antinarcóticos y la presencia de las diferentes autoridades del sector (...) cualquier valor agregado de inspección se hace en el puerto de Impala”, agregó Alejandro Costa.

La parte final de la cadena logística en la que participa Impala es mover la carga por el río Magdalenta desde Barrancabermeja hasta Cartagena y Barranquilla o viceversa.
Costa afirmó que esto también lo hace la empresa con su naviera fluvial, pues el último servicio, que ya es poner la carga en otros países o traerla, lo hacen con los aliados que son las firmas marítimas internacionales, entre ellas Maerks y Hamburg Sud.

Uno de los valores agregados de este puerto, según sus directivas, es que los clientes pueden contratar que su carga llegue hasta Barrancabermeja desde cualquier parte del mundo.

“Al cliente se le vende el servicio logístico en el puerto, y ya él decide si contrata el transporte terrestre con Impala o con otra empresa”, precisó Costa.

GANANCIA EN EFICIENCIA 

Una de las ganancias en eficiencia que propone este puerto tiene que ver con la reducción en el tiempo del 40 % para cargar y descargar, para lo cual se utiliza un tipo de tecnología especial.

Así mismo, Costa dijo que “tenemos muelle de atraque disponible para cada tipo de carga” y que tiene una longitud de 1,2 kilómetros.

En cuanto a la tarifa de los costos, Costa dijo que lo que tiene que ver con fletes es igual a los otros puertos, la diferencia está en el costo total logístico, ya que como lo ofrece la empresa le permite un ahorro a quienes le contratan que oscila entre un 15% y 30 %, dependiendo del tipo de cliente, carga y del origen y destino de la misma.

Actualmente, en el puerto de Barrancabermeja se generan 600 empleos directos y se estima son alrededor de 1.800 los indirectos. Y en la etapa de construcción se cuenta con más de 1.500 contratistas.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com