El temor se instaló en Wall Street

Las nuevas amenazas de guerra comercial provocaron una nueva caída superior al 2%.

Wall Street

EFE

POR:
Portafolio
abril 06 de 2018 - 08:29 p.m.
2018-04-06

El importante incremento de la tensión en las relaciones entre Estados Unidos y China volvió a pesar ayer en Wall Street, lo que generó que los índices registraran, por segunda vez en la semana, caídas superiores al 2%, un comportamiento que pone de manifiesto la volatilidad que genera en los mercados la posibilidad de que se desate una guerra comercial.

(Lea: Wall Street cerró con pérdidas: Dow Jones bajó un 2,34%)

El problema es que tanto EE. UU. como China han dado los argumentos suficientes para que se genere esta incertidumbre. El pasado miércoles, el Gobierno de Donald Trump presentó la lista de los productos chinos que quedarían gravados con los aranceles y que afectarían un valor de US$50.000 millones, a lo que el país asiático contestó con una medida por el mismo valor y dirigida a varios de los ‘corazones’ económicos de Estados Unidos.

(Lea: China iría 'hasta el final' en guerra comercial con EE.UU.)

Ante eso, el jueves Trump amenazó con nuevos aranceles por valor de US$100.000 millones adicionales, a lo que ayer China contestó que aplicarán el ‘ojo por ojo’. “Si Estados Unidos ignora la oposición de China y de la comunidad internacional y persiste en sus medidas unilaterales y proteccionistas, China está dispuesta a ir hasta las últimas consecuencias, al precio que sea”, dijo el ministerio chino en un comunicado. “No queremos una guerra comercial, pero no nos da miedo librar una”.

Ante esto, Robert Gulotty, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Chicago, explica que “está claro que la administración Trump siente que puede durar más que China en un intercambio de aranceles. Lo que está en juego son los cientos de miles de millones de comercio bilateral, pero también los aranceles que se recaudan en respuesta al comercio desviado de China a los Estados Unidos. Países como Colombia ahora tendrán que lidiar con productos chinos de precios aún más bajos y se verán obligados a aumentar los aranceles ellos mismos”.

Con todo, las autoridades estadounidenses trataron ayer de rebajar la tensión al afirmar que están dispuestos a sentarse en una mesa de negociación.

En este sentido, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, resaltó que “estamos dispuestos a negociar. Estamos regularmente en comunicación con ellos”, señaló en una entrevista. “Por un lado, estamos absolutamente dispuestos a negociar y a no entrar en guerras comerciales, pero, por otro, el Presidente está perfectamente dispuesto a defender nuestros intereses”, añadió.

Pero ni estas declaraciones lograron apaciguar el temor en Wall Street. El índice Dow Jones presentó una caída al final de la jornada de 2,22% hasta cerrar en 23.926 puntos. Por su parte, el S&P500 finalizó el día con un descenso de 2,1%, mientras que el Nasdaq bajó un 2,28%.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido