Próximas elecciones presidenciales, factor de riesgo para las acciones colombianas

Para el banco de inversión Morgan Stanley será vital determinar si habrá un cambio de rumbo en las políticas y reformas económicas.

La apuesta de Morgan Stanley va en contravía de la visión de la del resto de los bancos.

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
octubre 10 de 2017 - 03:39 p.m.
2017-10-10

El principal riesgo para las acciones colombianas durante los próximos 12 meses es la elección presidencial que tendrá lugar en mayo de 2018. Así lo considera el equipo de analistas del banco de inversión estadounidense Morgan Stanley.

(Lea: Comprar casa, un proyecto de vida para hacer en pareja)

De acuerdo con un informe conocido por Valora Inversiones, para los analistas es alto el nivel de incertidumbre en cuanto a lo que puede ser el resultado de las votaciones, a ocho meses de que se adelanten los comicios, por lo que para los inversionistas no es claro aún si hay posibilidades de que con el resultado del proceso electoral se modifiquen o se mantengan las condiciones de política económica.

(Lea: FMI redujo proyección de crecimiento para Colombia este año)

En su informe, el equipo de Morgan Stanley dice que “Colombia ha enfrentado problemas fiscales y estructurales desde la caída en el precio del crudo en 2014. El país sigue teniendo uno de los déficits por cuenta corriente más amplios de la región, aunque ha habido algún progreso material en el ajuste externo”. A esto se suma que la inflación ha permanecido mucho tiempo por encima y en la parte alta del rango meta del banco central colombiano y que el tan esperado desarrollo de la infraestructura ha sido lento.

Los analistas del gigante financiero estadounidense señalan que un crecimiento económico menor al esperado podría tener un efecto negativo en los ingresos fiscales, por lo que para mantener bajo control el déficit la nación se vería obligada a reducir el gasto público, uno de los agentes dinamizadores de la economía.

En este orden de ideas, para la entidad toma mucha importancia el desarrollo de las futuras elecciones, pues allí se determinará si se plantea un nuevo régimen que dará lugar a las reformas fiscales y estructurales necesarias para estimular el crecimiento económico y la estabilidad macroeconómica, o si por el contrario, se viene para Colombia un giro en su dirección de política económica.

En cuanto a sus perspectivas frente al comportamiento del dólar, Morgan Stanley ve una tasa de cambio que oscile entre 2.850 y 2.900 pesos al terminar 2017, en medio de un escenario internacional de mercados emergentes más débiles que lo acostumbrado.

Siga bajando para encontrar más contenido