Acoso explica por qué las mujeres ganan menos

Los puestos de trabajo de alta remuneración también suelen presentar mayor riesgo de acoso, revela un estudio.

acoso laboral

Al cambiar de empleo por acoso, las mujeres tienden a desmejorar sus condiciones.

123rf

POR:
Bloomberg
enero 08 de 2018 - 12:36 p.m.
2018-01-08

Las mujeres estadounidenses no ganan tanto como los hombres, un fenómeno persistente que no puede explicarse por las disparidades en la educación, las oportunidades o la crianza de los hijos. Pero un creciente conjunto de investigaciones apunta a una nueva y convincente causa: las mujeres ganan menos debido al acoso sexual que enfrentan en el trabajo.

(Lea: En el mundo de los negocios es donde más se presenta acoso sexual

La brecha salarial de género se ha mantenido por debajo del 80% durante casi dos décadas.

La mayor parte de la discrepancia se debe a que los hombres trabajan en empleos mejor remunerados y en campos más lucrativos, y la mayoría de las políticas para remediar esta situación se han centrado en incentivar a las mujeres a perseguir esas mismas oportunidades mejor remuneradas.

(Lea: Derechos laborales más allá de las fronteras: lucha contra la esclavitud moderna

Estos meses de revelaciones sobre acoso sexual y abuso a mujeres en todas las industrias arrojaron nueva luz sobre por qué las mujeres no se "inclinan" hacia empleos mejor remunerados con más frecuencia, pues los puestos de trabajo de alta remuneración también suelen presentar mayores riesgos de acoso sexual, según Joni Hersch, economista de la Universidad de Vanderbilt.

(Lea: Acoso en el trabajo, necesarios ajustes a la legislación laboral

Además, las mujeres que sufren acoso sexual en el trabajo tienen seis veces y media más probabilidades de abandonar sus trabajos en comparación con las mujeres que no lo sufren, según investigaciones realizadas por Amy Blackstone, Christopher Uggen y Heather McLaughlin.

En uno de los únicos estudios que analiza los efectos del acoso sexual a lo largo del tiempo, los sociólogos preguntaron a aproximadamente 1.000 hombres y mujeres si habían experimentado contacto físico no deseado, bromas ofensivas y otros comportamientos que podrían considerarse acoso laboral.

Entre las mujeres encuestadas que dijeron haber experimentado esas conductas, el 80% dijo que dejaron sus trabajos en el plazo de dos años. Cuando dejan sus trabajos, dijo Blackstone, no tienden a cambiar por algo mejor y llegan a campos o puestos menos lucrativos, un impacto económico negativo que persiste durante el resto de sus años laborales.

Siga bajando para encontrar más contenido