Administradores con MBA, claves para las empresas

La formación de los dirigentes empresariales en Colombia es regular, aunque en los últimos
años ha mejorado. 

MBA
Empleo
POR:
Portafolio
abril 21 de 2017 - 06:56 p.m.
2017-04-21

Según la organización Statistics Brain, en el mundo hay unos 4.000 programas de MBA que gradúan, en promedio, 156.000 estudiantes cada año. De estos, el 57 % asiste a MBA de tiempo parcial, en los que el estudiante continúa trabajando mientras cursa el programa.

En los Estados Unidos, el 28% de los graduados de maestría obtuvo un título de MBA, creciendo 3% desde el 2012 (cuando fue de 25%) y comparado a tan solo el 11% en 1971 (el MBA fue creado en la década de los 30).

(Lea: Posgrados en educación, la clave para un futuro exitoso

La principal razón por la que continua el éxito del programa MBA es que es considerado uno de los caminos más predecibles hacia el éxito y la estabilidad financiera. Por ejemplo, en 2012, los empleados profesionales con MBA, con edades entre 35 y 44 años, tuvieron un salario en promedio 21% superior a aquellos que no lo tenían, diferencia que además ha venido creciendo, ya que en 2002 la diferencia salarial tan solo era del 8%.

Adicionalmente, la tasa de empleabilidad en los Estados Unidos para los graduados del MBA está constantemente subiendo. Por ejemplo, en el 2009 fue del 85%, en el 2012, se ubicó en 90% y en el 2013 logró el 92%.

(Lea: Posgrados: más que un lujo, una necesidad laboral)

No sorprende que un estudio del General Management Admission Council (GMAC) muestre que el 53% de los egresados de programas de MBA, a pesar de los importantes aumentos en el costo de los mismos, consideran que el retorno a la inversión fue superior a las expectativas. Y dicho estudio no incluyó a los graduados de las escuelas Top 20, en cuyo caso podemos predecir resultados aún mejores.

Según el US Census Bureau, en Estados Unidos, el 31% de las personas tiene pregrado, pero tan solo el 8% de los consultados tiene maestría. Además, el 25% de las personas con maestría tienen un MBA, por lo que el porcentaje de la población con MBA es cercano al 2%.

(Lea: MBA o Maestría tradicional, ¿por cuál de las dos decidirse?
QUÉ PASA EN COLOMBIA

En Colombia, la situación no es distinta, y la evolución y la importancia del programa de MBA sigue la misma trayectoria que en los Estados Unidos. Según el Observatorio Laboral para la Educación del Ministerio de Educación Nacional, entre el 2001 y 2015 se graduaron de pregrado un total de 1,8 millones de personas. De estas, 554.000 se graduaron de carreras como administración, economía, ingeniería industrial y afines.

En especializaciones, el número fue más bajo (644.000), lo que muestra que tan solo una pequeña parte de los graduados de pregrado se deciden a hacer una especialización, 30% de las cuales son hechas en disciplinas de la administración.

En maestrías la situación es aún más crítica, ya que el número de graduados durante el periodo de análisis fue de solo 87.000, con 19.000 enfocadas en el área de administración (alrededor del 50% son de MBA). Esto muestra que por cada 20 graduados de pregrado solo uno se gradúa de maestría (en EE. UU. esta relación es cercana a 1 de 4).

Esto evidencia un potencial muy importante para las maestrías en general y para las que se hacen en administración, en particular, y si bien el crecimiento en la última década ha sido muy importante, el futuro debe ser aún más prometedor. Y confirma que Colombia está bastante regular en la formación de sus dirigentes empresariales, aunque se espera que la situación cambie a medio plazo.

Si bien el crecimiento de la educación superior ha sido muy importante en el periodo de análisis, aquel para las maestrías ha sido increíble. Por ejemplo, el crecimiento promedio en los graduados de pregrado ha sido del 5%, llegando a duplicar el número de graduados al año. Sin embargo, el aumento de las maestrías fue del 14% anual, lo que multiplica por 7 los graduados anuales. Así mismo, el crecimiento de las maestrías en administración, incluyendo los MBA fue del 16%, multiplicando por 8 el número de graduados cada año.

ES HORA DE FORMAR MÁS A LOS EJECUTIVOS DEL PAÍS

Un estudio hecho en 2014 entre la Universidad Javeriana y Hays que analiza las características de los CEO de 5.600 medianas y grandes empresas en Colombia, muestra que la prevalencia del MBA entre los altos ejecutivos de las organizaciones es aún muy bajo. Solo el 21% de los CEO de las empresas encuestadas tiene un MBA, frente al 39% con especialización y tan solo el 17% con solo pregrado.

Este porcentaje es aún muy bajo si lo comparamos con el de la India, país en el que el 30% de los CEO de las grandes empresas tienen un MBA, o con los Estados Unidos, en el que el 29% cuenta con un título superior en administración (MBA).

Lo anterior confirma que en Colombia los dirigentes aún son poco formados, y nos permite decir que, si queremos ser competitivos como empresa y como país, tenemos que mejorar la formación de nuestros ejecutivos.

COMPETENCIAS DE LOS CEO

Una encuesta realizada por la Universidad Javeriana en 2013, con los CEO de 550 empresas medianas (entre 50 y 250 empleados) reveló que, si una empresa quiere mostrar resultados superiores a su competencia, tiene que implementar una estrategia de emprendimiento corporativo en la cual la firma debe estar constantemente buscando reinventarse.

Es clave cambiar su modelo de negocio, su estrategia y sus productos y servicios. Y muestra también que, para lograrlo, sus ejecutivos tienen que desarrollar una serie de habilidades cognitivas relacionadas con el descubrimiento y el reconocimiento de oportunidades) y competencias sociales, referente a su capacidad para convencer y motivar a aquellos que los rodean.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, el MBA de la Universidad Javeriana, en las modalidades profesional y ejecutiva, fue rediseñado para ofrecer a los estudiantes un currículo con metodologías centradas en la participación del estudiante, y una constante exposición a las mejores prácticas a nivel internacional.

Por último, académicos de la Universidad de Harvard (Dattar, Garvin & Cullen, 2011) dedicados a analizar el estado actual y el futuro de los programas de MBA, sugirieron modificar las asignaturas, no solo para hacerles frente a las críticas y a un descontento creciente sobre los MBA, y una falta de compromiso tanto de los egresados de los estudiantes, sino para prepararlos en carreras diferentes a las existentes en el pasado.
Propusieron un rebalanceo del rigor académico y la relevancia, dando mayor peso al desarrollo de habilidades gerenciales, actitudes y sentido de propósito, con ejercicios prácticos, procesos de reflexión y aprendizaje experiencial, ya que las competencias profesionales han sido claramente subestimadas por los gestores de los programas.
Recomendaron además, rediseñar el currículo buscando no solo mayor especialización y diferenciación real entre programas, aplicar nuevas técnicas y pedagogías y repensar el programa de tal manera que más que un grupo de asignaturas tenga un hilo conductor muy claro.

Roberto de la Vega Vallejo
Especial para Portafolio