De la mano de la desaceleración de los últimos dos años ha aumentado el desempleo juvenil

Después de una significativa recuperación en el empleo en los menores de 28 años entre 2009 y 2015, en 2016 y 2017 se ha incrementado la desocupación en este rango de edad y se mantiene en dos dígitos.

Tasa de desempleo juvenil  sigue bajando en el país

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 22 de 2017 - 10:53 a.m.
2017-12-22

De acuerdo con el más reciente informe de mercado laboral enfocado en el desempleo juvenil, publicado por Fedesarrollo y la Asociación de Gestión Humana (Acrip) Bogotá y Cundinamarca, el desempleo juvenil es uno de los temas que necesariamente tiene que estar dentro de la agenda del país, más en momentos en los que aceleran el paso las campañas con mira a las elecciones de presidencia y el congreso del 2018.

(Lea: Siguen llegando venezolanos al país: ¿ahora es más difícil encontrar trabajo?)

El análisis consignado en el informe evidencia como, de manera contraria la tendencia mundial de reducción de la tasa de participación global, en Colombia ha aumentado el número de personas que entra al mercado laboral y la mano de obra joven ha tenido un crecimiento igualmente sostenido.

(Lea: Por tercer año consecutivo, desempleo en América Latina subió)

Se destaca la reducción en la desocupación juvenil desde los niveles de 20,1% en 2009 hasta 12,2% en 2015. Esta disminución coincide con momentos favorables para el crecimiento económico, principalmente basado en la actividad mineroenergética y en los ingresos producidos por el petróleo, que mantenían impulsada a la economía en general.

Precisamente como consecuencia de la descolgada en los precios del crudo, en 2016 y lo corrido de 2017 se ha visto un duro golpe en la economía nacional, que se ha traducido en el aumento del desempleo juvenil, que llegó a niveles de 15,9% en 2016 y de 16,5% entre enero septiembre de este año, respectivamente.

Destacan Fedesarrollo y Acrip Bogotá Cundinamarca que en ambos periodos se adelantaron iniciativa gubernamentales para la promoción de la contratación de menores de 28 años, que por lo general tienen problemas para conseguir trabajo, principalmente, por falta de experiencia. En este contexto se dieron políticas como la ley 1780, conocida como la Ley Projoven, que dio beneficios tributarios a las empresas pequeñas que contrataran jóvenes, entre otros beneficios.

Sin embargo, desde el campo académico se llamó la atención al hecho de que el desempleo en los jóvenes se mantiene alto, con cifras de dos dígitos y con amplia diferencia con la tasa de desempleo nacional, que para octubre fue de 8,6%.

Siga bajando para encontrar más contenido