El desafío de ser jefe por primera vez

Puede ser irresponsable aceptar el reto sin tener competencias que van más allá de los resultados valorables.

Al ascender una persona no debe cambiar su personalidad, sino asumir con criterio nuevas responsabilidades. <TB>

Al ascender una persona no debe cambiar su personalidad, sino asumir con criterio nuevas responsabilidades.

Archivo particular

Empleo
POR:
Javier Borda Díaz
junio 10 de 2016 - 07:36 p.m.
2016-06-10

Es posible que una empresa falle al ascender a una persona. Si bien es muy probable que no lo haga de mala fe, podría hacerle daño a la carrera del trabajador si lo convierte en jefe primerizo sin verificar que tenga las capacidades de responder al cargo designado.

La falla en esta situación también puede correr por parte del empleado. Si él sabe que no es el tiempo adecuado para tomar un nuevo puesto o simplemente no se siente capacitado, es preferible que lo advierta antes de caerse sobre la marcha.

“Uno de los principales problemas con los que se enfrenta un jefe primerizo es la inseguridad y los temores propios que implica asumir nuevas responsabilidades, administrar recursos económicos, tecnológicos y humanos, siendo los últimos los que más incomodidad producen por falta de experiencia y un desarrollo previo en materia de formación”, dijo al respecto Miguel Alfonso Terlizzi, director general de HuCap, empresa que trabaja en inteligencia de capital humano.

Es vital que tanto las empresas como los trabajadores tengan claro si quieren o para qué quieren ser jefes, y si la motivación para serlo está alineada con las expectativas y necesidades de la organización.

“Es común que muchas compañías promuevan a una persona que logra un muy buen desempeño en su trabajo sin asegurarse de que la persona sepa, pueda y quiera ser promovida”, agregó Terlizzi al portal elempleo.com.

“Es el típico caso de buenos vendedores promovidos a jefes por los logros obtenidos, y al poco tiempo descubren que dicho vendedor en realidad no tiene las competencias desarrolladas o adecuadas para ser jefe, y la empresa termina perdiendo a un muy buen vendedor y jefe primerizo, generando un impacto desfavorable para las futuras promociones internas”, agregó.

Sea jefe por primera vez o un líder ya experimentado, lo que debe saber una persona que dirige equipos de trabajo es que la verdadera cabeza de un grupo saca lo mejor de todos, los guía a cumplir los objetivos, sabe comunicar y se preocupa por el buen clima laboral.

Javier Borda Díaz
Contenido@elempleo.com