Ser mamá o profesional: ¿por qué elegir?

Son tan comunes las mujeres que renuncian a la maternidad como aquellas para quienes los hijos ‘matan’ sueños. Algunas son capaces con las dos tareas.

No se hacen expectativas. Una mujer que reúne varias cualidades de éxito, no idealiza a los demás, sólo deja que las cosas fluyan y si se tienen que dar, se darán.

Aquellas que renuncian a su maternidad en pro de su éxito profesional son tendencia actualmente. Se hacen llamar las ‘NoMo’ (No Mothers).

123rf

Empleo
POR:
ANA MARÍA GUTIÉRREZ
mayo 04 de 2016 - 07:22 p.m.
2016-05-04

Hace unas décadas, el tema no tenía discusión: una mujer realizada era quien se convertía en mamá. Hoy, la historia ha cambiado.

Tanto así que aquellas que renuncian a su maternidad en pro de su éxito profesional son tendencia actualmente. Se hacen llamar las ‘NoMo’ (No Mothers).

No son un mito urbano, ya hay estudios que han probado su existencia. En España, Ipsos realizó una encuesta que arrojó como resultado que cada vez más mujeres desean disponer de tiempo libre para disfrutar de su vida y, por ello, rechazan la maternidad, tal y como afirma el 45 % entre 15 y 24 años y el 32 % de las mayores de 35 años.

En Argentina, una investigación del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Argentina de la Empresa (Uade) también evidencia que la tendencia está cogiendo fuerza. En los resultados se señala que el 54 % de las mujeres profesionales entre 25 y 45 años no tendrían hijos en un futuro próximo. De ese grupo, un 40 % habría decidido nunca ser madre.

En Colombia, aunque no existen cifras concretas sobre el deseo de ser mamá, la más reciente Encuesta Nacional de Demografía y Salud (Ensin) vislumbra que aquí no es ajena esta realidad y es que, lejos de ser un fenómeno extraño, es una consecuencia de mayor acceso a la educación y mejor calidad de vida.

Según esta encuesta, la tasa de fecundidad pasó de 2,4 hijos en 2005 a 2,1 en el 2010, existiendo una diferencia de casi tres hijos entre las mujeres sin educación con aquellas que sí tuvieron acceso. Incluso, si ellas tuvieran el número de bebés que realmente desean la tasa sería de 1,6 niños por mujer.

De hecho, esta encuesta arroja cifras reveladoras sobre cuántas mujeres no querrían hijos: el 38 % entre 18 y 49 años se practicó la esterilización femenina.

Pero, una vez embarazadas o realizadas como mamás, las cifras son otras. Un estudio encomendado por P&G al Instituto Ipsos en diciembre del año pasado a mujeres de diferentes países latinoamericanos –incluido Colombia- revela que el 79 % dijo haber dejado de lado sueños personales para darle prioridad a sus hijos.

Y de este estudio hay otras cifras que descubren la importancia que ellas le dan a su rol de ama de casa. El 65 % dijo sentirse responsable de todas las tareas del hogar mientras el 76 % tradujo felicidad como ver a sus hijos lograr sus objetivos y darse cuento que sus deberes como madres fueron cumplidos.

Sin embargo, existen quienes creen posible ser mamá y profesional al mismo tiempo.

NI LO UNO NI LO OTRO: AMBAS COSAS

Es el caso de Nadeza Vera, creadora del emprendimiento de Súperprofe.co.
Para ella –quien tiene 36 semanas de embarazo de su primer bebé- no hay razones para abandonar su papel de empresaria y, mucho menos, su rol de mamá. Todo lo contrario.

“Tener un hijo impulsa tus sueños porque tienes otra razón para trabajar en pro de ellos, otro motivo para luchar”, explica.
Ella decidió no retirarse por un tiempo para criar a su hijo. De hecho, ni siquiera se piensa tomar los tres meses de licencia legales, solo estará fuera de la oficina un mes.

Vera no niega que manejar los dos roles no es tarea fácil y que hay que doblar esfuerzos para lograrlo. Reconoce que las jornadas se vuelven más pesadas y que una de sus preocupaciones es cómo va a lograr equilibrar sus tiempos.

“Antes de estar embarazada, yo le dedicaba todo mi tiempo a la empresa. Ahora sé que eso tiene que cambiar porque el bebé merece de igual forma mi atención”, apunta.

Incluso ella ya tiene identificado cómo lograr ser mamá y emprendedora al mismo tiempo. Para Vera, la clave del éxito en esta titánica labor radica en apoyarse en la familia y la pareja. “También hay guarderías, niñeras, enfermeras, incluso lugares gratuitos en los que puedes dejar a tu hijo. No hay excusas”, enfatiza, convencida de su decisión.

Cuando la cuestionan sobre aquellas mujeres que no se sienten capaces de interpretar los dos papeles, ella asegura que depende de lo que haga feliz a esa mujer: si uno de los roles no la satisface, no solo lo hará mal sino que afectará al otro.

¿Qué habilidades empresariales cree que le servirán como madre? “Ser mamá te exige estar más alerta, detallista y prever situaciones. Son cualidades que siempre deben estar presentes en tu cotidianeidad profesional”, responde.

Pero Vera también está segura que su rol como mamá la ayudará a enfrentar su rol como líder de un emprendimiento. Asegura que un bebé es como una empresa que en un inicio desconcierta y para la cual hay que tener un plan.

De hecho, ella ya siente que es y piensa diferente. “Te vuelves en mamá de todo el mundo, estás más pendiente de tu equipo de trabajo, se te despierta un instinto para entender a los demás. Te das cuenta que todas las personas están haciendo su mejor esfuerzo para hacer ambos roles, que todo lo que hagan está bien y que no lo puedes criticar”, añade.

'TIPS' PARA LOGRAR SER MAMÁ Y PROFESIONAL AL MISMO TIEMPO

- Hay que tener un plan para poder manejar los dos roles. No se puede dejar algo a la deriva.

- Es necesario apoyarse en la pareja y en la familia.

- Se deben controlar los horarios y priorizar un estilo de vida equilibrado.

- ¡Hay que ahorrar mucho! La etapa que se viene implica varios gastos.


- Y lo más importante... se debe conservar la calma. Se van a presentar un montón situaciones que no sabrá cómo manejar en un inicio y que le exigirán pensar con cabeza fría.

@GutierrezAnaMa