El acoso laboral sigue creciendo en Colombia

En el primer semestre del 2018 se reportaron 1.406 casos. Bogotá ocupa el primer puesto en denuncias de este tipo de casos. 

El porcentaje de personas que piden algún tipo de ayuda cuando sufren de acoso sexual en el trabajo es bajo, ya que solamente el

El año pasado las mujeres interpusieron 108 denuncias por esta conducta, contra 82 de los hombres.

Archivo particular. 

POR:
Portafolio
agosto 26 de 2018 - 01:19 p.m.
2018-08-26

El acoso laboral parece no dar tregua en el país. Según cifras del Ministerio de Trabajo en el primer semestre del 2018 se reportaron 1.406 casos, de los cuales se calcula que menos del 10% han tenido alguna retribución a favor del demandante.

Adicional a esto, según un informe de la Universidad Libre sobre el tema, las cifras de acoso laboral en el país podrían incrementarse hasta en un 50%. “Este flagelo se volvió paisaje en Colombia. Solo el año pasado se presentaron 2.005 episodios relacionados con esta conducta, lo que indica que si la problemática mantiene esta tendencia, las cifras de acoso laboral podrían incrementarse”, señaló la institución.

(Lea: Colombianos no denuncian el acoso laboral)

Frente a esto, la universidad señala que uno de los principales problemas es que las personas víctimas de este flagelo no denuncian. “El 70 por ciento de la gente no denuncia por miedo a perder su trabajo y por ignorancia, puesto que siete de cada diez empleados desconoce la Ley 1010 de 2006”, dijo Rocío Niño, profesora de la Facultad de Derecho de esta institución.

Este tipo de conductas presentó un comportamiento preocupante en los primeros seis meses del año en las ciudades de Bogotá – que ocupa el primer puesto con 972 casos -, Valle (109 denuncias), Bolívar (61), Antioquia (48), Atlántico (31), Tolima y Risaralda (26) y Caldas 25.

(Lea: Acoso explica por qué las mujeres ganan menos

“Otros departamentos como Casanare, Magdalena, Huila, Norte de Santander, Quindío y Meta tuvieron indicadores de entre 12 y 24 reportes”, mencionó Niño.

Si se comparan estas cifras con las presentadas en el primer semestre de 2017, los datos son alarmantes y muestran un panorama preocupante frente al acoso laboral en el país, ya que mientas el año pasado el Mintrabajo recibió 803 denuncias, a junio de este año ya se registran 1.406.

(Lea: Acoso en el trabajo, necesarios ajustes a la legislación laboral

Solo en la capital del país el incremento ha sido de casi el 45%, ya que se pasó de 492 casos en 2017 a 972 en 2018.

Junto con esto, el estudio reveló que el acoso laboral tiene como principales víctimas a las mujeres. El año pasado las mujeres interpusieron 108 denuncias por esta conducta, contra 82 de los hombres.

“Como dato curioso, Atlántico, Caldas, Magdalena, Norte de Santander, Quindío, Tolima y valle, fueron los únicos departamentos en los que se registraron más casos de acoso laboral en los hombres que en las mujeres”, destacó Niño.

¿CÓMO SE PUEDE DETECTAR EL ACOSO LABORAL?

De acuerdo con la Universidad Libre, existen doce acciones o comportamientos comunes del acoso laboral que se pueden detectar a tiempo y tomar acciones para contrarrestarlo.

Entre ellas están: la agresión física, las ofensas e injurias por raza, género, origen familiar, estatus social y preferencia política o sexual, comentarios hostiles y humillantes de descalificación profesional, amenazas injustificadas de despido hechas en público, descalificación humillante de propuestas u opiniones y burlas sobre la apariencia física.

Según Niño, estas conductas se pueden presentar de un jefe hacía un subalterno, de un empleado hacia su superior o entre compañeros. “No tiene distinción de clases, niveles o cargos. Desde el presidente de la compañía hasta la persona que sirve los tintos puede ser víctima de esta situación”.

También agregó que dentro de esta conducta se incluye también el acoso sexual, que en ciertas circunstancias puede trascender el ámbito penal. “La ley ordena a todas las empresas tener un comité de convivencia interno, confidencial, conciliatorio y efectivo que evalúe las denuncias de este tipo”, afirmó la docente.

Ante esto, explicó que dependiendo la gravedad del caso, el acosador deberá ser alejado de la víctima y, mientras esta esté protegida, se deberá adelantar una investigación interna, la cual puede tardar hasta seis meses y derivar en el despido del agresor.

“Si la persona acosada no encuentra garantías en el comité de convivencia de su empresa, también podrá acudir a un Inspector del Ministerio de Trabajo, a la Procuraduría (si es empleado público), para interponer la queja o denuncia o iniciar demanda ante el Juez Laboral”.

Debe recordar que existen conductas que no se pueden considerar acoso laboral como las exigencias del jefe para que un trabajador sea más productivo, cumplidor y responsable, así como cuando hay un cambio en el plan de trabajo o si se le pide que haga horas extras con causa o motivo justo.

Siga bajando para encontrar más contenido