‘El desempleo juvenil se combate con educación’

El rector de la Universidad de la Sabana, Obdulio Velásquez, habla sobre la importancia de los programas sociales para incentivar el conocimiento.

Obdulio Velásquez, rector de la U. Sabana.

Obdulio Velásquez, rector de la U. Sabana.

César Melgarejo

POR:
Portafolio
abril 25 de 2017 - 07:55 p.m.
2017-04-25

Con el 29% de la torta del Presupuesto General de la Nación de este año la educación es la protagonista, seguida de la defensa y la Policía. Y esa es, precisamente, la respuesta para combatir la desigualdad social y económica del país.

Así lo afirmó Obdulio Velásquez, rector de la Universidad de la Sabana, quien lleva alrededor de 11 años al frente de una de las instituciones de educación superior más jóvenes y reconocidas del país.

De hecho, recientemente la universidad recibió la renovación de su acreditación institucional por ocho años más, por parte del Ministerio de Educación.

¿Qué representa para ustedes esta acreditación?

En Colombia existe un sistema de alta acreditación académica que va dirigido a programas o a instituciones, otorgado por parte del Ministerio de Educación. Nosotros recibimos el segundo. En este momento hay cerca de 47 instituciones de educación superior con acreditación de alta calidad de un total de casi 300. La Sabana fue acreditada primero en el 2006 por cuatro años, luego en el 2010 por 6 años y ahora se renovó por otros ocho años. Eso indica que la educación superior en el país está mejorando en calidad.

¿En ese sentido, se vuelve una universidad difícil de alcanzar?

Es una universidad policlasista, eso quiere decir que el 48% de los estudiantes son de estratos 1, 2 y 3, los cuales solo 2% pertenece al programa Ser pilo paga. También invertimos 12.000 millones de pesos en becas. Y nuestros graduados, que son cerca de 48.000, se ubican casi siempre en el Observatorio Laboral como los egresados que mejores salarios tienen a nivel nacional.

¿Cómo ha sido el proceso de adaptación de los estudiantes del programa Ser Pilo Paga?

Excelente desempeño de los muchachos. Hay algunos que tienen dificultades académicas y de adaptación, situación que se repite con aquellos que vienen de otras ciudades, por ejemplo, e invertimos 2.000 millones de pesos adicionales a los estudiantes de ese programa para que se haga un acompañamiento que consiste en transporte, alimentación, asesoría académica y hasta ropa.

¿No ha habido problemas de convivencia?

Como dije, casi la mitad de los estudiantes son de estratos 1, 2 y 3, por lo que esos problemas no se ven.

¿Cuál es la tasa de deserción de esos estudiantes?

La tasa de deserción nacional está alrededor del 12% anual y la de nuestra universidad está cerca del 5% y estos estudiantes tienen una mucho menor. Ha habido casos de alumnos que se cambian de universidad, por ejemplo, pero no de deserción.

¿Qué responde ante las personas que critican el programa de Ser Pilo Paga como una iniciativa que solo beneficia a las universidades privadas?

El programa es muy valioso porque le están diciendo a 40.000 estudiantes colombianos, los más inteligentes de las familias con menos recursos que van a tener gratis su educación y así mejorarán su calidad de vida. Por otro lado, todos esos estudiantes tienen la libertad de escoger la universidad. Atacar al programa por lo que lo están atacando es una falacia. De hecho, siempre he estado de acuerdo con que se invierta más dinero en las universidades públicas. Lo que me preocupa es que le recorten el presupuesto a la investigación para invertirlo en carreteras.

¿Se refiere al dinero del Fondo de Ciencia y Tecnología, que será invertido en vías terciarias?

Yo digo que ese dinero tiene que ir destinado a educación, así ya no sea destinado a ciencia y tecnología. Pero no le quiten esa plata a la educación y se lo lleven a carreteras. Y los 500.000 millones de Ser Pilo Paga es muy poquito al lado de esos 1,6 billones de ese fondo que puede ser destinados a las universidades públicas.

Pero otros discuten que le están pasando casi el 40% de los recursos de alimentación escolar a Ser Pilo Paga...

El presupuesto del Ministerio de Educación hoy es de más de 30 billones, y hace 10 años era de 20 billones. Son argumentos sensibles para mover una actitud negativa en torno al programa. En ese sentido, no es lógico que le quiten ese dinero de la alimentación de los niños, los 30 billones deben alcanzar para todo.

Colombia es el país con la mayor cantidad de Ninis (ni estudian ni trabajan) en Latinoamérica, ¿cómo combatir ese desempleo juvenil?

Ese es un problema global y las brechas de desempleo juvenil se rompen con educación, porque a mayor educación, mayores oportunidades de empleo. El problema para muchos jóvenes es que además de que no tienen experiencia, no tienen educación. En el caso de los estudiantes de la Sabana, tenemos más del 90% de los egresados trabajando o estudiando.


María Camila González
marola@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido