Las temporales mueven medio millón de empleos

El año pasado estas empresas que facturan cerca de $ 9 billones, tuvieron
un 3,14 % más de movimiento frente al 2014, según revela un estudio.

La producción industrial fue el mayor motor del empleo temporal en el 2015.

La producción industrial fue el mayor motor del empleo temporal en el 2015.

Archivo particular

Empleo
POR:
Portafolio
marzo 13 de 2016 - 07:11 p.m.
2016-03-13

Las firmas que se encargan de ‘enganchar’ empleados temporales para ponerlos al servicio de otras empresas estuvieron de capa caída en el 2014, pero el año pasado volvieron a la senda del crecimiento.

Así lo evidencia el último estudio del Observatorio del Mercado Laboral, que depende de la Asociación Colombiana de Empresas de Servicios Temporales (Acoset).

De acuerdo con el informe, a través de este canal en el 2015 consiguieron puesto 513 mil personas, lo cual significa un aumento del 3,14% con relación a los 497.400 del 2014.

En el 2013 las firmas del sector habían manejado 546.100 plazas y en el 2012, cuando tuvo el pico más alto de la década, 595.590.

El decaimiento en los años precedentes, según el presidente de Acoset, Miguel Pérez García, se había debido a la coyuntura electoral, pues durante ella se congela la contratación estatal y se genera zozobra en el sector privado. “El otro factor fue la disminución paulatina de las exportaciones a Venezuela”, añade Pérez. Luego, anota, la recuperación tuvo que ver con los esfuerzos de los empresarios por sustituir ese mercado llevando sus productos a Estados Unidos, Centroamérica, el Caribe y Europa.

También de acuerdo con el informe, el sector que más empleo temporal generó en el 2015 fue la industria manufacturera, que empleó a 133.400 personas a través de las temporales.

Le siguieron comercio, con 102.600 puestos, y servicios, con casi 82.100.

Por meses, los mejores picos están entre octubre y diciembre, ya que las empresas aumentan la producción con destino a la temporada navideña y luego suelen necesitar reforzar con vendedores; así mismo, se incrementan los requerimientos para actividades recreativas y de servicios hoteleros. En febrero el motor del empleo temporal es el inicio de clases.

OPORTUNIDADES DE CRECER

El presidente de Acoset explica que el auge actual se da porque en épocas tan fluctuantes a los empresarios les queda más fácil acudir a trabajadores por término fijo, con el fin de no incurrir en costos por indemnizaciones y liquidaciones, si acaso las condiciones empeoran.

En ese mismo sentido, Pérez ve en los servicios de su gremio una opción para la formalización laboral en el campo, donde las necesidades de fuerza de trabajo varían por temporadas. “Por ejemplo, esto sería mejor para el dueño de una finca, en vez de estar parado con un megáfono en la plaza del pueblo durante la cosecha cafetera rogando que aparezca quien recoja el grano antes de que se pierda”.

En la coyuntura del posconflicto aprecia igualmente una oportunidad y un desafío que deben afrontar con los desmovilizados que saldrán en busca de una opción laboral.

Por las empresas de temporales se mueve el 5,8 por ciento del empleo formal del país.

Su facturación se acerca a los 9 billones de pesos y los contratos que tramitan alcanzan a 1 millón 50 mil, pues el promedio es de dos por persona al año.

Se trata de un sector con bastante concentración. De las 615 empresas aprobadas por el Ministerio de Trabajo, solo 50 manejan la mitad de los ingresos totales.

Curiosamente, Atlántico es el segundo departamento con más sedes de esta clase de compañías, con 75, frente al primero, que es Cundinamarca. Pérez lo explica en el auge industrial que está viviendo Barranquilla hace unos cinco años, debido a lo cual las empresas que se asientan necesitan soporte para las exportaciones e importaciones a través del puerto.

En Antioquia hay 43 firmas y en Bolívar 32.

EL GREMIO BUSCA ACOPLARSE A LAS NUEVAS NECESIDADES

El Presidente Acoset opina que mientras más se normatiza su actividad económica adquiere más respaldo institucional y mayor vigor. Defiende que la flexibilización laboral es indispensable para el avance de la producción industrial en el país y para evitar abusos a través de la informalidad y de figuras que considera ilegales por no reconocer los derechos de los trabajadores, como el contrato sindical y el ‘outsourcing’.

Añade que uno de los retos del gremio es atender las nuevas necesidades del mercado laboral surgidas con los avances tecnológicos y la globalización. Ve una posibilidad interesante en el envío de trabajadores por temporadas a recoger cosechas en Europa.