Mostrar resultados, la clave para las entrevistas de trabajo

Productividad y desempeño son más importantes para las empresas que temas como motivación, personalidad y conocimiento. Claves para un buen desempeño.

Economía cambiante. Según Deloitte, la fuerza de trabajo corporativa está cambiando: incremento en la contratación de trabajadores independientes, el creciente rol de la robótica y las máquinas inteligentes.

Según firmas de selección de personal, apenas el 20 % de los colombianos son productores, es decir, dan resultados, presentan soluciones y no buscan reconocimiento, sino compromiso con la empresa.

123rf

Empleo
POR:
Portafolio
agosto 31 de 2016 - 11:37 a.m.
2016-08-31

A la hora de presentarse a una entrevista de trabajo, las personas están más acostumbradas a enfocar en temas relativos con la presentación personal, el comportamiento durante las pruebas y el lenguaje verbal y no verbal, pues estas están considerados dentro de la 'cátedra' clásica de una buena entrevista laboral.

No obstante, si bien estos temas son vitales a considerar a la hora de presentarse a una entrevista, la tendencia ha cambiado a la hora de contratar personal idóneo, ya que las empresas de selección de personal cada vez más están volcando sus enfoques hacia que los potenciales trabajadores muestren productividad desde el primer momento (Además: Es mejor no mentir en entrevistas de trabajo).

"Debemos encontrar una convergencia entre productividad, personalidad, motivación y conocimiento, pero priorizando la primera de estas, de modo que las personas puedan mostrar qué tan valiosas son para las empresas, en términos de calidad en sus proyectos desde que llegan a los procesos de selección", aseguró Jairo Pinilla Gutiérrez, gerente de Performia.

Esta última está enfocada en escoger el personal adecuado para cada una de las empresas de los diferentes sectores económicos, entre las que se predominan compañías del sector de la ingeniería, pero que para este tema no existe una discriminación de empresas (Lea también: Cinco preguntas difíciles durante la entrevista de trabajo).

Y es que las firmas de todo tipo buscan a diario encontrar personas que se adapten a las condiciones del mercado, por lo cual, aseguran, los resultados deben predominar a la hora de mostrarse como profesional, por encima de una buena vestimenta o de una actitud aparentemente perfecta.

De allí que, desde Performia, afirmen que en Colombia es necesario "cambiar ese chip tanto de los empresarios, como de los potenciales laborantes, en el sentido que se piensen más como productores, que como hacedores".

Lo anterior, se explica en que los productores son aquellas personas que demuestran lo valiosos que son a la hora de enfrentar situaciones complicadas en los trabajos y pueden ser casi que autosuficientes en el trabajo (no muestran problemas, sino soluciones), mientras que los hacedores, son aquellos que se conforman con lo que hacen y pasan desapercibidos en el cumplimiento de sus funciones.

El mercado local, según cifras de las empresas seleccionadoras de personal, presenta un promedio de 60 por ciento de colombianos que son de este último tipo, quienes mantienen los resultados de su vida laboral con apenas lo necesario. Mientras que apenas el 20 por ciento hacen parte de aquel "grupo vital para cada compañía".

La otra parte de la torta la completan trabajadores potencialmente peligrosos (con el 17,5 por ciento) y aquellos ya considerados como peligrosos (con el 2,5 por ciento). Con el primero, debe trabajarse, buscando a que lleguen a mejorar su rendimiento y personalidad; mientras que, el segundo, es netamente prescindible.

"La clave para las personas está en buscar aquello que les guste, algo en lo que se identifiquen y les apasione; es mejor esperar unos meses, que aplicar a cargos en que no producirán plenamente, ni estarán en condiciones de ser mejores productores", señala Pïnilla.

A la par, agrega, en Colombia existe todavía el imaginario de que las empresas deben evaluar futuro personal con base solo en la persona y su actitud, y no tanto en los resultados concretos que muestran a las empleadores, ideal que desmienten, en el sentido de que debe dársele valor a lo producidos por los trabajadores, para que se sientan bien en lo que hacen y puedan hacerlo a gusto (Además: ¿Entrevista de trabajo?, algunas cosas que debería evitar decir).

De allí que sea necesario también "cambiar el chip del trabajador, en el sentido de que estos entiendan que lo más importante a la hora de contratar tiene que ver más con los resultados obtenidos previamente, y no tanto en las referencias que den de la persona, ni de la actitud que presente a su contratante", concluyó el gerente de Performia.

Este tema, que ya se está discutiendo con compañías en todo el país y viene cambiando su forma de pensar al respecto, también se está aplicando en naciones de la región, con el fin de que empresas multinacionales también abran sus espacios a personal local capacitado en producción de trabajos con calidad.