Negociadores del mínimo 'calientan motores'. Así arrancan

El Lunes 7 empieza la concertación en la que trabajadores, empresarios y Gobierno se sentarán a negociar el ajuste del salario mínimo.

Empleo
POR:
Portafolio
febrero 10 de 2016 - 01:38 p.m.
2016-02-10

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) ya puso sus cartas sobre la mesa: propone un incremento del 12 %.

No obstante, otros sectores insisten en un alza más prudente. Gobierno aspira a que sea una decisión concertada.

El próximo lunes 7 de diciembre iniciará oficialmente la negociación para fijar el salario mínimo, que regirá en Colombia a partir del primero de enero de 2016.

Ese día, mientras millones de colombianos celebran el día de las Velitas, gremios y sindicatos destaparán sus cartas y dejarán ver sus propuestas, en medio de un ambiente dividido, donde el Gobierno será el mediador.

Los más optimistas apuntan a que el salario mínimo aumente entre un 10 y un 12 por ciento, mientras que desde varios frentes se hace un llamado a un alza más prudente, con el fin de que esto no afecte la productividad de las empresas.

Este año, según todos los pronósticos, la inflación se ubicaría por encima del 6%, lo que indica que sobre ese porcentaje empezarán las negociaciones del incremento salarial.

Para la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), a pesar de que la economía ha perdido crecimiento, las ganancias de las empresas se mantienen y están en condiciones de hacer un incremento del 12 por ciento.

“Nosotros estamos planteando una propuesta de incremento salarial de 12 por ciento, primero porque la inflación va a bordear un 6 por ciento; segundo, porque creemos que la productividad debe ser de 2 por ciento y, además, estamos planteando un 4 por ciento para recuperar la pérdida del valor adquisitivo de los trabajadores”, le dijo a Portafolio.co Francisco Maltes, miembro del Comité de la CUT.

De acuerdo con Maltes, el mismo Gobierno ha planteado que hay que tener en cuenta la pérdida del poder adquisitivo.

Por su parte, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, manifestó recientemente que las altas tasas de desempleo e informalidad, sumado al impacto por el fenómeno de El Niño, que podría afectar a mediano plazo el control de la inflación, deben ser situaciones a observar en medio de la negociación, con el fin de que se haga un alza prudente, ya que estas razones están afectando la economía.

Según varios expertos en materia salarial, el aumento exagerado del salario mínimo pone en riesgo el empleo en el país, razón por la cual se debe analizar muy bien su incremento.

Para los expertos, lo más prudente, teniendo en cuenta el ritmo actual de la economía, es mantener el salario mínimo equilibrado con el dato de la inflación para no permitir que crezca tanto en términos reales como ha sucedido desde hace varios años.

CONFÍAN EN LA CONCERTACIÓN

Mientras gremios y sindicatos defienden sus propuestas, de cara a la negociación, el ministro del Trabajo, Lucho Garzón, confía que el decreto que establezca el salario mínimo el próximo año sea concertado.

“Formalmente no hemos planteado la discusión pero ya estoy en acercamientos y estoy diciendo que no podemos quedarnos en el mínimo del mínimo. Es una discusión que me parece es pertinente porque opinan todos los colombianos, por los efectos que tiene en todo, desde multas, peajes y hasta los pensionados”, aseguró el jefe de la cartera laboral.

Además, Garzón ha sostenido que el tema de este debate ya se abrió y también “las discusiones dentro y fuera del gobierno y con los diferentes actores, los empresarios y los sindicatos”, concluyó el ministro.

Javier Acosta
Portafolio.co