No deje que el despecho afecte su trabajo

Según como usted asimile una desilusión amorosa, asimismo se hará más o menos productivo.

Workaholic

Procure no trasmitir compasión o creer que debe ser el centro de atención en su trabajo debido a su despecho.

123rf

POR:
Portafolio
septiembre 22 de 2017 - 06:32 p.m.
2017-09-22

Terminar la relación sentimental de pareja puede dejar en la personas sensaciones de frustración, impotencia, melancolía y otras emociones que podrían entorpecer el razonamiento y la capacidad de concentración para las funciones laborales.

“Una persona despechada rinde menos en el trabajo. No obstante, algunas cosas pueden funcionar para olvidarse rápidamente del mal trago vivido y continuar el camino de la vida con optimismo”, expresa María Mercedes Peña, directora técnica de REN Consultores.

Peña agrega que mejorando el clima laboral y la cultura organizacional se favorece la restitución de la vida cotidiana.

¿Quiere un nuevo trabajo? Registre aquí su hoja de vida

“Muchas veces el compartir con los compañeros de trabajo y con el jefe puede generar una mayor comprensión sobre el estado de ánimo y debe ser tratado como un duelo. El apoyo del equipo es fundamental en la superación de esta etapa”, afirma.

Sin embargo, Marcela Ochoa, psicóloga de la Universidad Javeriana, dice que nunca se deben llevar los problemas de la casa a la oficina. Pero como es imposible dejar el corazón de lado, lo mejor es tratar de hablar lo menos posible del tema con los compañeros para no generar lástima o reacciones negativas frente al grupo. No significa necesariamente callar, sino ser prudente. Piense en otras cosas que distraigan su mente y corazón.

Para destacar su hoja de vida, compre elempleo VIP

“Si una persona logra involucrarse con el trabajo, puede ser más productiva que lo que es normalmente, porque para alejarse del problema puede depositar su concentración en sus labores”, analiza Ochoa.

EL APUNTE
Consejos, sabios consejos


Su sufre de desamor, Guillermo González, coach ontológico, recomienda que evalúe si aprendió algo de esta pérdida, es decir, que trate de ver el lado bueno de la situación. Si es muy grave, busque ayuda con un profesional. Lo importante es que no disminuya su rendimiento laboral.

Conózcase bien: identifique cómo reacciona su cuerpo ante situaciones adversas, así sabrá cómo actuar y si afecta su trabajo o no.

No se guarde emociones:
expresar las emociones quita la carga dramática y le permite al cuerpo descansar.

El rol del jefe: “quizás con su jefe puede lograr una relación de empatía, donde él se ponga en su lugar y entienda la situación que está pasando y comience a apoyarlo”, apunta González.

Pablo Alejandro Alzate

Siga bajando para encontrar más contenido