Trabajadores eventuales son presas fáciles

Las libertades mismas que las personas buscan al trabajar independientemente aumentan su vulnerabilidad.

Jefe malo
POR:
Portafolio
noviembre 17 de 2017 - 08:20 p.m.
2017-11-17

La mayoría de nosotros nunca seremos sometidos a la degradación que sufrieron las víctimas del productor cinematográfico y presunto acosador sexual en serie Harvey Weinstein.

(Lea: ¿Por qué las empresas deben aportar por la capacitación de su talento humano?)

Muchos de nosotros, sin embargo, en el futuro pudiéramos vernos obligados a llegar a un humillante acuerdo con un patrón autoritario por un trabajo. Esta distopía será cortesía de la “economía gig", o la economía de trabajadores eventuales.

(Lea: Gerentes ganan 25,6 veces el salario de los operadores)

Los actores son los trabajadores eventuales originales, propensos a ser sometidos, durante toda su carrera, a una sucesión de encuentros debilitantes de la autoestima a manos de directores y agentes de reparto. Tal y como lo describió recientemente la escritora y actriz Arabella Weir en gráfico detalle en el periódico The Guardian: "La vida de una actriz aspirante se puede resumir en tres palabras: por favor, escógeme".

Cada vez más, éste también es el caso de los trabajadores independientes. Los conductores de Uber se tragan sus quejas acerca de sus objetables pasajeros para asegurarse una elusiva calificación de cinco estrellas. A los fotógrafos, a los diseñadores y a los escritores se les persuade a que trabajen gratis a cambio de un falso premio o de la promesa de recibir "exposición".

Dios sabe que esto está muy lejos de los tipos de actos por los que se acusa al Sr. Weinstein. No quiero restarle valor a la angustia de las víctimas de agresión y abuso en el lugar de trabajo.

Pero no hay que ir mucho más allá de esos extremos casos para darse cuenta del autoritario patrocinio de los jefes de equipos de trabajo inescrupulosos y de los ‘guardianes del acceso’ en todas partes. Ellos enfrentarán, cada vez con más frecuencia, la tentación de usar su poder e impunidad para explotar a las personas que dependen de su favor, particularmente aquellos que han abandonado las reglas que gobiernan a los empleadores y a sus empleados de tiempo completo.

No es que tales reglas corporativas sean infalibles. Las dañinas acusaciones acerca de la cultura de Uber provinieron del interior, de la exingeniera Susan Fowler. El servicio de transporte privado parecía carecer de los protocolos básicos de personal que deberían haberla protegido a ella y a los otros miembros del personal del acoso.

Sin embargo, las mismas libertades que buscan las personas al trabajar por su cuenta aumentan la precariedad de su situación cuando intentan conseguir trabajos a destajo.

Los trabajadores independientes en su mayoría disfrutan de estas libertades, y más personas quieren experimentarlas. Una nueva encuesta, respaldada por el Freelancers Union (sindicato de trabajadores independientes) y Upwork, sugiere que los profesionales autónomos constituirán más de la mitad de la fuerza laboral estadounidense para el año 2027. Una proporción cada vez mayor de personas elige activamente esta alternativa, en lugar de verse forzada a incorporarse a ella.

Sara Horowitz — pionera fundadora del Freelancers Union, el cual aboga por los derechos y beneficios de los contratistas independientes — ha señalado que el derecho a salirse de una situación con jefes y clientes explotadores representa una valiosa ventaja. En particular, ella me dijo, "muchas mujeres y algunas personas de diferentes etnicidades dirían que una de las razones por las que les encanta trabajar independientemente es que, si alguien comienza a discriminar o a acosar, simplemente pueden decir 'me marcho de aquí'".

Stephane Kasriel, el director ejecutivo de Upwork, agregó que las plataformas de proyectos como la suya son "más transparentes que en el mercado laboral tradicional". Las calificaciones en línea funcionan en ambos sentidos, lo cual les permite a los profesionales independientes exponer a los clientes desagradables.

En la práctica, sin embargo, es fácil ver cómo una persona pudiera ser intimidada a darle señales a un cliente importante que indiquen "por favor, escógeme" para garantizar la continuidad del negocio.

Los trabajadores independientes se preocupan por la volatilidad de los ingresos, ya sean mensajeros de Deliveroo de escasos recursos o profesionales de alto nivel. Una encuesta de consultores independientes del Reino Unido el año pasado mostró que, en su mayoría, eran más felices que los consultores empleados por una compañía, excepto en lo que atañía a su seguridad financiera y a sus beneficios. Dos tercios de los trabajadores autónomos de tiempo completo estadounidenses recurren a sus ahorros al menos una vez al mes, conforme los costos, desde los de emergencias hasta los de alojamiento, los apremian.

Para evitar ser presa de empleadores abusivos, los trabajadores autónomos pueden seguir algunos sensatos principios. Ellos pueden trabajar para múltiples clientes. Pueden mejorar sus habilidades (como escribió la Sra. Weir, los actores son especialmente vulnerables porque "su principal ‘activo’ en el mercado es su ‘atractivo personal’ que es imposible de cuantificar").

Los legisladores también debieran ofrecer una mejor protección. La Sra. Horowitz señala como ejemplo la Freelance Isn’t Free Act (ley del trabajo independiente no es gratis) que entró en vigor en Nueva York este año, la cual garantiza el derecho a un contrato por escrito, al pago puntual y a la protección contra represalias.

Por último, los jefes y gerentes deben aprender a desarrollar una relación equilibrada con los profesionales independientes. Cuanto más difícil sea para las compañías predecir las habilidades que necesitan para responder a las demandas empresariales rápidamente cambiantes, menos sentido tendrá cultivar esas habilidades internamente. En cambio, declaró el Sr. Kasriel, las compañías recurrirán a redes adaptables de especialistas independientes. Él señaló que esto ya se ha hecho antes. Pero su ejemplo histórico es inquietantemente tópico: es la industria cinematográfica.

Siga bajando para encontrar más contenido