El empresario Enrique José Ghisays aceptó cargos de la Fiscalía por el caso Odebrecht

A él y su hermano, Eduardo Ghisays, se les acusa de constituir una empresa para recibir los US$6,5 millones del soborno de la ruta del sol II.

Enrique José Ghisays Manzur aceptó los cargos imputados por la Fiscalía.

Enrique José Ghisays Manzur aceptó los cargos imputados por la Fiscalía.

MAURICIO LEóN

Economía
POR:
Portafolio
marzo 06 de 2017 - 07:22 p.m.
2017-03-06

Este lunes, la Fiscalía le imputó cargos al empresario Enrique José Ghisays Manzur por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares. Durante la audiencia, Enrique José Ghisays aceptó los cargos imputados por la Fiscalía.

Enrique José Ghisays y Eduardo Assad Ghisays, según la Fiscalía, eran los únicos accionistas de la sociedad panameña Lurion Trading Inc., empresa a la que Odebrecht giró el soborno de los US$ 6,5 millones de dólares a cambio de recibir la licitación de la Ruta del Sol II.

(Lea: Odebrecht pagó 'impuesto guerrillero' a las Farc)

Según la investigación, Lurion fue constituida para ese único efecto a comienzos del año 2010. "Este es el típico movimiento que se hace para hacer desaparecer el rastro de dineros y lavar dineros. Tanto así que se creó la empresa en Panamá y la cuenta en la banca de Andorra, ambas conocidas por ser paraísos fiscales", dijo el órgano de control.

(Además: ‘Colombia no verá un peso de la sanción a Odebrecht’)

Según el ente acusador, Luis Antonio Bueno, empleado de Odebrecht, se reunió con el exviceministro de Transporte Gabriel García -quien supuestamente le exigió el soborno de 6.5 millones de dólares a Odebrecht-. Después de que Odebrecht se queda con ese negocio, Bueno le pidió el nombre de una empresa para hacerle el pago del soborno que se había pactado.

Fue entonces cuando, según la Fiscalía, García Morales le dijo que el pago podía llegar a la firma Lurion Training Inc.

Así, Luis Eduardo Arocha, representante legal de Odebrecht, autorizó el pago. Según la Fiscalía "hay suficiente evidencia del pago de Bueno, autorizado por Luiz Mameri (también funcionario de Odebrecht) y viabilizado por Arocha para terminar en manos de García", dijo la fiscal durante la imputación.

Para el giro del dinero, la Fiscalía encontró que los hermanos Ghisays Manzur aceptaron participar a través de su firma. Entonces Bueno le dio instrucciones al exviceministro García sobre cómo debía hacerse la transacción.

En la audiencia, la fiscal del caso aseguró que José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana -socio de Odebrecht en el proyecto- "era la única persona que sabía de las reuniones entre Bueno y García Morales". Melo ya fue escuchado en interrogatorio por estos hechos el pasado 30 de enero.

Según la imputación, Enrique Ghisays debía viajar a Miami y en las oficinas de Ackerman Center los hermanos Ghisays y Tuchio (como le decían a Aroch) se reúnen y abrieron una cuenta de la empresa Lurion Tranding Panamá. Los titulares de esa cuenta fueron los hermanos Ghisays.

Entre las pruebas de la Fiscalía está que a esa cuenta entraron 6 consignaciones durante el 2010 y luego se hicieron tres retiros. La cuenta quedó con un saldo de 20.000 dólares.
"El dinero prometido a García Morales llegó a sus manos por terceros. Pero en este momento no se tiene soporte de en qué fueron invertidos 2.5 millones", dijo la Fiscalía.

Durante la imputación la Fiscal también señaló que "es evidente que Enrique Ghisays creó la empresa para tramitar el recibo de 6.5 millones de dólares. Además despilfarró el dinero haciendo imposible su recuperación".

Las fechas en las que se hicieron las transacciones, según la Fiscalía, fueron 11 de junio del 2010, cuando se hizo un primer retiro por 4 millones de dólares. Luego, el 20 de agosto del 2010, se hizo un segundo retiro por 1.5 millones de dólares. Después, el 28 de enero del 2011 se retiraron 850.000 dólares, y el 22 de diciembre del 2011 se hizo un retiro por 130.000 dólares.

Según las investigaciones, los hermanos Ghisays se quedaron con 700.000 dólares de la transacción por el trámite del soborno con su empresa.

JUSTICIA