En 14 municipios del Cauca se regulariza servicio de energía

Con acuerdos entre la sociedad civil con representantes de la Compañía Energética de Occidente (OCE), se logró normalizar el suministro en gran parte del departamento.

Energía

La CEO ha realizado inversiones anuales, por $40.000 millones para recuperar las redes.

Guillermo González / ETCE

POR:
Portafolio
febrero 06 de 2018 - 09:30 p.m.
2018-02-06

En los últimos dos años se logró legalizar la mayoría de las conexiones de redes eléctricas y de paso normalizar el servicio de energía en 14 municipios del departamento del Cauca, que padecen serios problemas de orden público.

(Lea: Advierten riesgo en finanzas públicas si Gas Natural retoma control de Electricaribe)

La regularización fue gracias a los acuerdos que suscribieron las autoridades civiles, líderes comunitarios y resguardos indígenas con representantes de la Compañía Energética de Occidente (CEO), filial de la empresa Promigas.

(Lea: Subasta de energía renovable sería mínimo de 1 gigavatio)

La situación que afecta la prestación del servicio de energía eléctrica en ese departamento se concentra en las zonas rurales de los municipios de Miranda, Corinto, Caloto, Toribío, Jambaló, Argelia, Patía, Almaguer, Santander, Bolívar, Buenos Aires, Inzá y La Vega.

La razón principal son las conexiones irregulares por la presencia de cultivos ilícitos (marihuana y cocaína) y de la minería ilegal, que requieren un alto consumo de energía para sus operaciones.

A lo largo de 2016 y 2017 se firmaron acuerdos con representantes de la sociedad civil en el citado número de cabeceras municipales, logrando que las interrupciones del servicio por mes se redujeran de 1.767 en el momento de la firma, a 224 en diciembre de 2017, una cifra ocho veces menor, equivalente a una reducción del 87%.

El ingeniero Omar Serrano, gerente general de la compañía distribuidora, reconoció la importancia que ha tenido el proceso de relacionamiento adelantado por su empresa como estrategia para mejorar la penetración y cobertura del servicio.

Aseguró que “la comunidad ha reconocido que las conexiones ilegales saturan la capacidad de transporte de la red, superando los límites de seguridad del sistema y provocando interrupciones del servicio en horas de mayor consumo, afectando fundamentalmente a las familias que cumplen su obligación con la empresa”.

EL PROBLEMA SIGUE

Sin embargo, Serrano también admitió que en algunos municipios se han presentado inconvenientes en el marco del desarrollo de los acuerdos, pero enfatizó que se ha logrado una mejora notable en el servicio de energía y en los circuitos donde se han desarrollado las labores operativas, luego de firmados los referidos acuerdos.

Registros de CEO indican que de los 367.258 clientes a los que se les suministra el servicio de energía eléctrica en la actualidad en el departamento del Cauca, cerca de 278.000 tienen una conexión regularizada, mientras que poco más de 89.000 puntos la posee de forma irregular o fraudulenta. Uno de los casos que llama la atención es el denominado circuito La Vega, localizado en un sector 100% rural que recorre 77 veredas de los municipios de La Sierra, Sucre y La Vega.

Según CEO, desde el segundo semestre del 2015 se ha generado un acelerado crecimiento en las pérdidas de energía por aumento en las conexiones ilegales en este municipio.

La demanda actual del circuito es de 353.505 kilovatios hora mes (kWh/mes) y las pérdidas llegan a los 281.350 kWh/mes.

“Se ha perdido el 63% de la energía eléctrica en los últimos 12 meses con la cual podría cubrirse el consumo mensual promedio de 468 escuelas (600 kWh por cada establecimiento”, explicó Serrano.

El gerente general agregó que la proliferación de conexiones ilegales deteriora los activos de la empresa, lo que genera grandes riesgos eléctricos por sobrecarga.

“Esto lleva a los cortes en el suministro en las horas de mayor consumo, principalmente al iniciar la noche, cuyo tiempo promedio ha venido aumentando debido al incremento de la demanda en un 32% en el 2016 y 20% en el 2017”, señaló Serrano.

Y agregó que “lo anterior perjudica a los hogares que hacen parte de la comunidad y que sí pagan puntualmente su factura, en especial los niños que requieren energía para llevar a cabo sus deberes escolares”.

Técnicos de CEO han inspeccionado un 33% del sector en mención (circuito La Vega), donde se ha encontrado alrededor de 200 usuarios ilegales, de los cuales ya se han legalizado 162.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS

Antes de los acuerdos, las pérdidas económicas por las conexiones fraudulentas y robo de energía en los 14 municipios mencionados llegaba en el segmento de mercados en desarrollo a los 103 gigavatios/hora/año, lo que corresponde a $23.000 millones de pesos.

Esto equivale a cinco veces el mercado de Popayán o cinco veces el mercado de en el sector industrial del norte del Cauca”, precisó el gerente general.

Asimismo, el tiempo total de interrupciones en el suministro de energía eléctrica, entre 2011 y 2016 fue de 1.692 horas que afectaron a 44.303 usuarios del servicio. Y las repercusiones económicas fueron superiores a los $19.000 millones por concepto de deudas y un 72,8% en pérdidas.

Cabe recordar que antes del 2010, la distribución de energía en el Cauca a cargo de Cedelca, tercerizó la operación con CEO, la cual ha realizado inversiones anuales, por $40.000 millones para recuperar las redes e incrementar la cobertura en las regiones norte, centro y sur, especialmente en la zona rural.

En los últimos ocho años se ha incrementado la base de clientes de la citada empresa distribuidora de energía en  108.417 usuarios, que representan un crecimiento del 42% para la base de su operación en el departamento del Cauca.


alfsua@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido