Tasa de usura mensual impulsaría la economía

Los gremios señalan que mientras se siga calculando trimestralmente este parámetro, no se sentirán las reducciones en tasa del Banco de la República.

Banco de la república

Los analistas esperan que a lo largo de año se bajen 50 puntos básicos más y que haya una pausa hasta el 2018.

aRCHIVO PORTAFOLIO.CO 

Economía
POR:
Portafolio
julio 25 de 2017 - 09:20 p.m.
2017-07-25

Una nueva junta del Banco de la República se llevará a cabo mañana, jueves, en el centro de Bogotá. La expectativa del Gobierno es que se reduzcan nuevamente las tasas de interés para así darle a la economía del país un nuevo impulso que permita garantizar un crecimiento de, al menos, 2%, luego de revisar la meta que se había señalado en el Marco Fiscal de Mediano Plazo.

(Lea: Bancolombia redujo 150 puntos la tasa de interés para la financiación de vivienda

Los empresarios locales por su parte, si bien tienen confianza en que la junta directiva del Emisor continuará con la senda bajista en los tipos de intervención, es cada vez menos optimista de cara a la eficacia de estas medidas de política monetaria sobre el desempeño del producto.

(Lea: Banco de la República aún no bajaría las tasas: persisten presiones inflacionarias

“La expectativa es que este jueves se siga reduciendo la tasa de interés. La inflación ya está dentro del rango meta del Banco de la República, pero la economía sigue deprimida, la única salida es seguir bajando las tasas a ver si un día se trasladan esos recortes al consumo y así se reactiva la economía, porque tenemos el comercio en negativo al igual que la industria”, explicó Guillermo Botero, presidente de Fenalco.

(Lea: ¿Hay exceso con la baja de las tasas de interés a nivel mundial?

El presidente de Analdex, Javier Díaz, es más cauteloso en cuanto a lo que pueda suceder en la reunión de política monetaria de este 27 de julio, “el Banco Central ha venido dando el mensaje de que se comienza a reducir el margen para continuar con los recortes en la tasa de intervención, sin embargo esperamos que en la reunión del jueves, el recorte sea de 25 puntos básicos, y de cara a las próximas reuniones tendrán que ir evaluando el comportamiento que esté teniendo la inflación, que al menos por ahora, está dentro del objetivo que tiene el Banco de la República”.

No obstante, tanto Botero como Díaz, concuerdan en que la reactivación de la dinámica económica no será un aspecto que se logre únicamente con la reducción de la tasa repo del Emisor.

Díaz asegura que para conseguir que el desempeño del PIB esté más cercano al potencial de la economía, se debe “continuar con esfuerzos en la parte fiscal reduciendo las presiones, y además el Gobierno debe hacer su contribución con la reducción del gasto. El desempeño de la economía en el primer trimestre nos hizo cambiar nuestras estimaciones y revisamos a la baja (al 1,8%) la proyección de crecimiento para este 2017”.

Las razones, explica Díaz, para haber rebajado las expectativas sobre el PIB, obedecen a la debilidad que presentaron las ventas y el apetito extranjero por los productos nacionales, por lo cual “estamos muy pendientes de la información que arroje el segundo trimestre, aunque la gente en general se sigue quejando y sintiendo que la de manda externa continúa muy débil”, indicó el Presidente de Analdex.

Para Botero, la explicación de la poca efectividad que han presentado las reducciones en la tasa del Emisor sobre la economía están ligadas a que “mientras se siga calculando la tasa de usura como se viene calculando no vamos a tener el efecto que necesitamos, porque hasta el 31 de septiembre seguiremos con una tasa del 32,97%. Ya hemos repetido varias veces que la tasa de usura debería ser calculada cada mes”, puntualizó Botero en un crítica que ha hecho en diversas oportunidades.

Añade que “en este junta podrían bajar hasta 100 puntos básicos de una sola y el efecto no se va a ver mientras sigamos teniendo un cálculo de la usura de manera trimestral.
No podemos seguir diciendo que el ajuste de la economía se da porque los precios del petróleo cayeron mucho, ni tampoco podemos seguir sacando pecho diciendo que estamos creciendo mejor que otros países de la región como Brasil; es hora de tomar las medias necesarias para que se reactive la dinámica local”, concluyó el dirigente gremial.
la inflación viene haciendo su aporte

El dato de inflación que entregó el Dane en junio arrojó por primera vez tras 15 meses una cifra dentro del rango meta establecido por el Banco de la República (2% a 4%). Según la entidad estadística nacional, los precios durante los últimos 12 meses han registrado un incremento del 3,99%.

No obstante, los analistas económicos coinciden en que los precios volverán a salir de este rango establecido por el Emisor, el principal factor que los lleva a pensar que esto sucederá es que durante la segunda mitad del año anterior se produjo una fuerte corrección de los precios luego de haber superado el fenómeno de ‘El Niño’ que impacto el costo de los alimentos durante la primera etapa del año anterior.

Incluso en las cuentas del Gobierno se contempla que la inflación culmine el año ligeramente por encima del límite superior del objetivo inflacionario, según el marco fiscal, podría estar alrededor del 4,1%, sin embargo, se espera que vuelva a ubicarse dentro del rango constitucional en la primera mitad del 2018.

AÚN HAY GRUPOS POR FUERA DE LA META

Si bien el promedio de inflación está dentro del rango del Emisor, todavía hay seis, de los nuevo grupos, que durante los últimos 12 meses han presentado un incremento en sus precios superior al promedio nacional. De acuerdo con la información del Dane, educación (7,48%), salud (7,38%), comunicaciones (7,18%), otros gastos (6,89%), vivienda (4,63%), y transporte (4,44%) siguen estando por fuera del rango, aunque el peso de los alimentos permite que el indicador general de inflación se ubique por debajo del 4%.

Incluso las inflaciones básicas están por fuera de la meta. El IPC sin alimentos registró en los últimos 12 meses un aumento del 5,12%, el de los productos transables se incrementó en 4,41%, los no transables, crecieron 5,21%, mientras que los regulados subieron 6,01%.

Así las cosas, la reunión de este jueves en el Banco de la República plantea de entrada más dudas que certezas, la inflación aún no está del todo controlada, pero los empresarios piden a gritos mayores estímulos para poder consolidar el crecimiento del 2% que espera el Gobierno. Lo cierto es que mientras esto sucede, entidades internacionales como el FMI revisan a la baja sus metas para Colombia, aunque destacan que la desaceleración que atraviesa se está realizando de manera ordenada.