En el ‘boom’ de las acciones, la bolsa colombiana sigue rezagada

Aunque la valorización de 8% que acumula el índice Colcap este año es un tema positivo, la realidad es que está muy lejos de lo que se ha logrado en otros mercados.

La BVC diversifica el mercado.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
octubre 23 de 2017 - 10:45 p.m.
2017-10-23

En lo que va del 2017, la bolsa colombiana ha subido 8 por ciento, y todo apunta a que va a completar dos años consecutivos de valorizaciones. Por sí sola, esta es una buena noticia, pero al observar lo que ha pasado en los alrededores, el rezago es más que evidente.

(Lea: La historia de la transformación de la EEB: caso de éxito)

Acciones estadounidenses en máximos históricos y, para no ir más lejos, los mercados de otros países de América Latina también están recuperando aceleradamente lo que se perdió por la destorcida de las materias primas y las crisis políticas.

(Lea: ¿Satya Nadella puede restaurar la gloria de Microsoft?)

De hecho, mientras que el índice Colcap –que recoge el desempeño de las acciones colombianas más representativas– ha subido 8,04% en lo corrido del 2017 (en dólares el alza ha sido de 9,93%), información de Bloomberg muestra que 76 de los 96 principales indicadores bursátiles del mundo han subido más de 10%.

SE INCLINA LA BALANZA

Esta escalada de los últimos meses en los precios de las acciones a nivel global se produce después de un periodo en el cual muchos mercados tuvieron números rojos, bien sea por la debilidad de la economía, como por asuntos políticos que despertaron temor en los inversionistas.

Por eso, la recuperación para algunos empezó desde muy abajo. Es el caso de Brasil y Argentina, que tuvieron épocas políticas y económicas realmente difíciles, pero que ahora están en un proceso de cambio importante, incluso México que la pasó bastante mal después de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, explicó Mario Acosta, gerente de Estrategia & Investigaciones Económicas de Ultraserfinco.

Además, los tiempos del país difieren un poco de los de sus pares en la región. Felipe Campos, gerente de Estrategia e Investigaciones Económicas de Alianza Valores, dice que “mientras que Chile y Perú ya están tratando de tomar un segundo aire, Colombia está apenas tratando de encontrar el piso de la desaceleración”.

En esos temas coincide Camilo Silva, gerente de la firma de análisis independiente Valora Inversiones, quien añade que muchos inversionistas tenían expectativas muy elevadas frente a temas como el posconflicto, que en realidad es un proceso que toma tiempo.

Además, hay otros factores locales que de alguna manera están frenando la expansión del mercado.

Juan Camilo Dauder, director de análisis de acciones para Colombia en Credicorp Capital, explica que el país está en un proceso de transición en tres grandes frentes (macroeconómico, corporativo y político), frente a los cuales hay focos de incertidumbre a futuro.

Sobre el primero, señala que la economía apenas se está acomodando al choque recibido por la caída en los precios del petróleo, que generó un mayor déficit y un desequilibrio en la cuenta corriente, que fue cubierto en parte por una reforma tributaria.

“A futuro, la pregunta es si esa reforma va a perdurar, o si se necesitará otra. Además, hay que reemplazar la renta petrolera y cambiar los motores de la economía, cuyos temas que aún están pendientes de resolver”, señala.

Así mismo, considera que los inversionistas están a la expectativa de cómo se van a consolidar las estrategias de expansión que han tenido las empresas colombianas en los últimos años.

En cuanto al tema político, no es secreto que las elecciones presidenciales del año entrante, así como todo lo que abarca el posconflicto genera ruido entre los inversionistas.

LÍMITES DE MERCADO

Si bien el apetito por el mercado colombiano se mantiene, reflejado en el ánimo comprador que han tenido tanto los inversionistas extranjeros como los fondos de pensiones locales (que concentran más de la mitad de los volúmenes de acciones), la realidad es que el desempeño de sus portafolios ha estado impulsado más por lo que pasa en el exterior.

De hecho, los analistas consideran que Colombia es un país de ‘rebalanceos’, pues las grandes movidas del mercado se dan justamente cuando hay cambios en los índices bursátiles del exterior que contienen acciones colombianas, y que son replicados por fondos internacionales.

Pero además, el achicamiento del mercado accionario colombiano también está jugando fuertemente en contra. “Un inversionista busca estabilidad jurídica, reglas de juego claras, un entorno macro favorable, pero también mira el vehículo de inversión y la realidad es que han salido emisores y no se ve que haya compañías pensando en emitir capital”, indica Dauder.

Por otra parte, Mario Acosta, de Ultraserfinco, señala que, en términos generales, el potencial de valorización de las acciones es limitado, pues la mayoría ya está cerca o por encima del precio objetivo fijado por los expertos.

Por esa razón, no se esperan grandes cambios en lo que resta del año. Aunque el mercado no está exento de que haya temas puntuales de los emisores que puedan impulsar o frenar al Colcap, por lo pronto vienen un mes de noviembre que es históricamente lento, y un diciembre que le da un último empujón a las acciones cada año, pues tenerlas en los portafolios da beneficios tributarios.

Siga bajando para encontrar más contenido