‘En la consulta popular minera tomamos una mala decisión’

El alcalde de Cajamarca afirma que cerca de 600 habitantes de la región están cesantes debido al cierre de la operación en la mina La Colosa.

Pedro Pablo Marín Cruz, alcalde de Cajamarca.

Pedro Pablo Marín Cruz, alcalde de Cajamarca.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
junio 15 de 2017 - 11:02 p.m.
2017-06-15

Los vacíos en información llevaron a que Cajamarca tomara una desafortunada decisión, afirma a Portafolio el alcalde de este municipio del Tolima, Pedro Pablo Marín, quien no oculta su preocupación ante el cierre del proyecto minero La Colosa, que dejó cesantes a cerca de 600 personas del lugar.

El burgomaestre señaló que a los extrabajadores de la mina, cuya concesión es de AngloGold Ashanti, se suman también empleados de comercios, quienes se beneficiaban del complejo minero, por el buen nivel de consumo.

Reitera que los promotores del NO en la consulta popular no han aparecido para ofrecer alternativas que generen ingresos, y mucho menos el Gobierno Nacional, el cual ha brillado por su ausencia. Advierte que aquellos municipios del país que consideran la posibilidad de adelantar una consulta popular lo piensen dos veces, ya que sus consecuencias pueden ser económicas.

¿La comunidad de Cajamarca pudo haber tomado una mala decisión por estar desinformada?

Sí. La mayoría de habitantes que viven de alguna actividad económica se vieron afectados. Por el desempleo, se está presentando una desaceleración. Los proyectos de infraestructura del municipio están prácticamente paralizados.

¿En vivienda, malla vial y servicios públicos?

En este momento, el material de arrastre del río, como la gravilla, el triturado y la arena, ya no se puede explotar, y toca traerlos de otras localidades, lo que incrementa aún más los costos. Si se tenía el proyecto para mejorar o construir 50 unidades de vivienda, esto se ve reducido en el presupuesto para el número de beneficiados por el incremento en los costos.

¿El resultado de la consulta desató la crisis económica del municipio?

La desinformación a la comunidad fue total. Se hizo énfasis con respecto a si se quería, o no, un proyecto de minería. Nunca se habló de una empresa específicamente. Pero los que promovieron el NO, no tuvieron en cuenta que existían pequeños areneros, mineros artesanales, y otras actividades que dependían del proyecto de La Colosa.

¿Al promover el NO, ofrecieron alternativas para evitar la desaceleración?

Personas inescrupulosas buscan a Cajamarca solo en elecciones. Pero ahora que la economía del municipio está fracturada no aparecen. Menos sus argumentos con los que afirmaban que se estaban articulando ONG para ofrecer programas alternativos y recursos para proteger al medioambiente. Hoy ya no están. Se desaparecieron por arte de magia.

¿Qué sucedió con los promotores del NO en la consulta popular?

Me pregunto dónde estará Julio Roberto Vargas. ¿Estará buscando alternativas en otros municipios? Le metió politiquería a este tema. ¿Tendrá aspiraciones políticas? Esto es lo que la comunidad no sabe o no entiende. Nos dejaron un problema en el municipio. Y el Gobierno Nacional se olvidó de Cajamarca.

¿La salida del proyecto La Colosa afectará las arcas del municipio?

Se afectó la economía general del municipio. Siguen llegando las regalías. También los recursos del Gobierno Nacional. Ahora estamos con un programa para cobrar los impuestos que se le deben a Cajamarca. Aquí buscamos una fuente de financiación para desarrollar algunos proyectos prioritarios, como el mejoramiento del acueducto.
También se adecuarán vías de acceso a los corregimientos y se habilitarán algunas de la cabecera.

¿El desempleo cómo está agravando la problemática social?

La salida de AngloGold está perjudicando la economía del municipio. El proyecto generaba entre 500 y 600 empleos, directos e indirectos, y hoy estas personas no perciben un salario. No solo los habitantes que estaban vinculados directamente están sin empleo, también, personas que laboraban en otros comercios han sido despedidas porque los dueños de los establecimientos no pueden asumir los sueldos, debido a que las ventas se han reducido drásticamente. Los habitantes han perdido su poder adquisitivo.

¿Qué demandan ustedes del Gobierno Nacional?

Que ayude al municipio a estructurar una política agraria para mejorar los ingresos de los campesinos. De la zona salen alimentos para diferentes zonas del país.

Con el cierre de La Colosa, ¿cómo perdió el municipio estabilidad económica?

En Cajamarca ya se había creado una cultura en torno a la minería. Los habitantes dejaron la actividad agrícola. La estabilidad que generaba un salario creó una dinámica económica en el municipio.

El proyecto La Colosa propiciaba unas condiciones laborales con garantías en salud y pensión. Las personas no quieren regresar al campo porque no es rentable. ¡Que esto sea el termómetro para otras regiones!

¿Qué le diría usted a esos municipios del país que están con la intención de realizar consultas populares para avalar proyectos mineros y petroleros?

Un proyecto minero o petrolero genera estabilidad económica. Más, con la creación de empleo directo e indirecto. Hay que revisar el tema. No solo se ve afectada la economía de un municipio, también la de toda la región. Se debe informar muy bien antes de tomar la decisión. Analizar con detalle cómo se formulará la pregunta. La desinformación ambiental puede afectar la economía de un municipio. Y establecer con posterioridad qué puede pasar si no se avala un proyecto minero o petrolero. Hay que mostrarle la realidad a una comunidad.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido