Entidades tienen en los bancos más de $20 billones sin ejecutar

Solo en 2017, la cifra ascendió a casi $13 billones, los cuales están represados en cuentas y otros vehículos financieros, según la Auditoría.

Carlos Hernán Rodríguez, auditor general.

Carlos Hernán Rodríguez, auditor general.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 14 de 2018 - 11:19 p.m.
2018-08-14

Más de 1.500 kilómetros de vías, 10 hospitales, unos 25 colegios y más de 70 acueductos como el que hoy necesita Mocoa. Estos son los proyectos que se podrían haber hecho en las regiones si las entidades estatales no hubieran dejado guardados más de $22,2 billones en cuentas bancarias, recursos que fueron transferidos y, con corte al 31 de diciembre pasado, no se habían ejecutado.

La preocupante cifra fue revelada a Portafolio por Carlos Hernán Rodríguez, auditor general de la República, quien revisó la contabilidad de los entes públicos y encontró que solo el año pasado quedaron guardados $12,8 billones.

Entre estos, los sectores más afectados por la falta de ejecución de dineros públicos fueron transporte, salud, educación, agua potable y saneamiento básico, así como fortalecimiento institucional.

(Lea: En regiones, contratistas manejan $12,2 billones del dinero público). 

“Un 35% que no se ejecuta está en cuentas corrientes y algo más de 60% aparece en cuentas de ahorro. Lo que llama la atención es que el Estado no está para guardar esa plata de inversión allí, sino para ejecutarla; sobre todo porque esto lo que hace es perjudicar el desarrollo de los programas de cada entidad”, explicó el Auditor General.

Asimismo, el funcionario indicó que revisarán qué han hecho las contralorías regionales en cada uno de estos casos, aunque reiteró que acá la responsabilidad es de los alcaldes y gobernadores, que por omisión están evitando mejorar carreteras, hacer hospitales y colegios, construir acueductos y viviendas, por mencionar algunos ejemplos.

INEFICIENCIA 

De hecho, las partidas de recursos públicos que año a año se distribuyen a las regiones (ya sea por el Sistema General de Participaciones o por el rubro de inversión) son ‘peleados’ por las entidades, pero la falta de planificación de estas tiene una gran cantidad de dineros guardados en bancos, “en lugar de estar ejecutándose para ayudarle a las personas”, agregó Rodríguez.

Por esta razón, la Auditoría le entregó ayer mismo una copia de este informe a la Procuraduría y la Contraloría, de modo que se puedan determinar posibles hallazgos disciplinarios o fiscales, que habrían cometido los funcionarios responsables de las entidades territoriales.

Por el lado del sistema de control fiscal, el Auditor explicó que estas cifras dan cuenta de “los bajos niveles de eficiencia y eficacia administrativa en el manejo de los recursos asignados para atender las necesidades más apremiantes de la ciudadanía”.

A la par, le abrió la puerta a que en el país se discuta una reforma a este sistema, con el fin de que haya una mayor conexión entre la Contraloría General y las territoriales y, de paso, le permita al país recuperar más recursos de hallazgos fiscales.

Esa tarea requeriría una reforma profunda a todo el sistema, que debe ser aprobada por el Legislativo.

LOS QUE SE RAJARON

Antioquia, Meta, Cundinamarca, Casanare y Santander conforman el top de entidades departamentales con mayores saldos retenidos: entre los cinco registran $3 billones sin utilizar, dinero que –por ejemplo– serviría para pagar de nuevo toda la Ruta del Sol II, incluyendo el tramo Ocaña - Gamarra.

La Auditoría agregó que, de hecho, “durante los últimos tres años, los departamentos del país han mantenido importantes saldos de recursos financieros en el sistema bancario, privilegiando en cierta medida la especulación financiera frente a la atención de las necesidades básicas insatisfechas de la población”.

Por el lado de los municipios, los que más se rajaron fueron Medellín, Cali, Puerto Gaitán (Meta), Soacha (Cundinamarca) y Santa Marta, que en total contaban con excedentes de $1,8 billones, con corte al 31 de diciembre del año pasado. Ahora los entes serán llamados a control, de modo que se pueda establecer por qué los recursos no han sido utilizados.

‘ES NECESARIA UNA REFORMA’

La falta de planeación es uno de los factores que tendrían en jaque la ejecución de estos recursos, por lo cual el auditor, Carlos Hernán Rodríguez, propone una reforma de fondo.

“Hay varios puntos: que el periodo del Contralor no coincida con las elecciones del Ejecutivo, que la Contraloría General tenga más conexión con las regionales y que la Auditoría sirva para capacitar a las contralorías territoriales, además de tener un observatorio de estas materias”.

Lo anterior con el fin de que sirvan para tomar como base de políticas públicas en el país.

Sebastián Londoño Vélez
En Twitter: @SLondonoV

Siga bajando para encontrar más contenido