¿Es la reversión una crisis o una oportunidad?

Existe una gran oportunidad de llegar a una conciliación entre las partes para que los operadores paguen la multa haciendo las inversiones necesarias.

Telefónica y Claro pueden mejorar la banda ancha fija del país teniendo como punta de lanza la TFO.

Telefónica y Claro pueden mejorar la banda ancha fija del país teniendo como punta de lanza la TFO.

123rf

POR:
Portafolio
agosto 02 de 2017 - 02:27 p.m.
2017-08-02

Todos los que han escrito acerca del ya famoso fallo de la reversión que obligaría a Claro y a Movistar a pagar casi 5 billones de pesos por no haber revertido a favor de la nación los bienes, equipos y espectro de la primera concesión dada a los antiguos operadores, de quienes ellos heredaron las actividades que hoy mantienen, hablan de lo inoportuno del fallo y del mal para la Inversión Extranjera Directa (IED). Comparto lo que propone el Editorial de Portafolio del viernes 27 de julio (http://bit.ly/2f0ua7G), pidiendo la búsqueda de salidas imaginativas para esa situación.

(Lea: Comcel y Telefónica pagarían $4,7 billones a la Nación

El artículo que más extrañeza me causó fue el del blog #Blogabunderías (http://bit.ly/2tWjQ7k), en el cual afirman que “En dicho acuerdo se fijó que esas empresas, al término del contrato, debían revertir a la nación no solo el espectro sino la infraestructura (antenas, radiobases, torres, equipos, cables, etc.) que se hubiesen instalado para ofrecer el servicio en concesión del espectro. Hasta aquí, todo normal. Y aquí viene el lío, en 1997, es decir a seis años antes de la renegociación de los contratos de concesión del espectro, el Gobierno, con afugias económicas, les proponen a las entonces empresas Bellsouth, Comcel, Occel y Celcaribe (¿las recuerdan?) que adelanten la negociación de 2004 y paguen por adelantado el valor de su concesión. El negocio se hace, pero se acuerda eliminar la reversión de la infraestructura. La del espectro se mantuvo, por ser un bien natural de todos los colombianos. En 1998 se sella el acuerdo, sin reversión de infraestructura, mediante la Ley 422 (sí, una ley de le República) entre las partes. Y a falta de una, son dos: en la Ley 1341 de 2009, la Ley de Telecomunicaciones, se habla de las concesiones de espectro para los operadores móviles sin reversión”.

(Lea: Superindustria sancionó a Telefónica y Comcel por abuso de posición de dominio; deberán pagar $923 millones

Ese acuerdo hasta donde sé no existe y sí se dio fue tras de bambalinas, lo cual nos da pie para afirmar que el fallo es justo. El contrato decía que había que revertir al final de la concesión. Punto Final. Ojalá el ministro de la época de aprobación de la Ley 422, José Fernando Bautista, nos cuente detalles de esa negociación secreta porque pública no fue. He consultado a algunos líderes gremiales y empresariales de ese momento y dicen desconocer ese acuerdo. Ahora bien, el Gobierno pudo haber objetado la Ley y no lo hizo. ¿Había un acuerdo cómo lo dice #Blogabunderías?

Mi título habla de una crisis o una oportunidad. No vine a ‘macartizar’ ni a escarbar sobre la leche derramada. Digo que hay una oportunidad porque el Estado debe cerrar filas para proteger las futuras inversiones de América Móvil y Telefónica en el país. El año pasado fue negativo para los operadores de telecomunicaciones en Colombia. La desaceleración económica que está viviendo el país los ha golpeado muy fuerte con la gran devaluación que se ha dado. Sin embargo, todos los grandes operadores del país (Claro y Movistar son el 80 por ciento del mercado) vienen haciendo y tienen planes de grandes inversiones. El fallo llega ad portas de la subasta de la banda de 700 Mhz considerada la ‘joya de la corona’, y en donde el MinTic espera recibir el suficiente recurso para apalancar financieramente la banda ancha fija ya que la resolución de la CRC, subiendo el techo de la banda ancha en Colombia de reciente aparición, obliga a todos, operadores y al Estado a moverse, rápidamente, a hacer las inversiones necesarias para poder cumplirle al país en el 2019.

Pues bien, ahí hay una gran oportunidad de llegar a una conciliación entre las partes para que los operadores paguen dicha multa haciendo las inversiones necesarias para que el mínimo de la banda ancha en Colombia sea 25 Mbps en 2019 como ya lo exige la mencionada resolución de la CRC. Y no es que no se pueda con el tendido de cobre como salió alguien a decir. Telefónica y América Móvil tienen ya explotación de tecnologías como ADSL2+ y VDSL que permiten anchos de banda superiores a los 10 Mbps y van por el cobre. Y no está de más recordar que en la Troncal de Fibra Óptica (TFO), operada y administrada por TV Azteca, tiene una participación el Estado y que Telefónica y Claro pueden mejorar la banda ancha fija del país teniendo como punta de lanza la TFO.
Algunos dirán que esa conciliación ya no cabe. Yo digo que sí por el bien de la muy alta IED de los grandes operadores de telecomunicaciones en el país. Otros dirán que es consolidar el duopolio. Yo digo que no porque, forzosamente, tienen que utilizar la TFO.

Nicola Stornelli
Analista e Investigador de las TIC

Siga bajando para encontrar más contenido