Exceso de químicos aumenta niveles de toxicidad en frutas en el Meta

El hecho está ocurriendo en la región del Ariari, en donde encontraron que el maracuyá y otras especies tiene algunos residuos tóxicos.

Cultivo de maracuyá

Portafolio.co

Cultivo de maracuyá

POR:
Portafolio
abril 07 de 2017 - 11:18 a.m.
2017-04-07

El uso indiscriminado de los agroquímicos por parte de los cultivadores de maracuyá del Meta para erradicar las plagas y enfermedades de sus cultivos, está causando serios problemas en el fruto que se cosecha en la región del Ariari.

Un estudio de Corpoíca estableció que el 93 por ciento de los agricultores no saben cómo manejar las plagas, no hacen monitoreo, no tienen tecnología y usan agroquímicos con una frecuencia de dos veces a la semana que pasa los límites de la normalidad.

Lea: (Frutas nacionales llegan a 12 países más). 

“Los cultivadores de maracuyá utilizan más de 25 ingredientes activos y algunos son altamente tóxicos y eso tiene serias consecuencias sobre el medio ambiente, las aguas, los suelos y la fruta que consumimos”, dijo Guillermo León, investigador Phd de Corpoíca.

Inclusive, sostuvo el investigador, se encontró que el maracuyá que está saliendo de los cultivos tiene algunos residuos tóxicos, razón por la cual Corpoíca inició desde el 2013 un trabajo de manejo integrado de plagas para atenuar el impacto del control químico y darle un respiro y una alternativa diferente de manejo sostenible al cultivo.

Lea: (Frutas y textiles tienen un mayor potencial en mercado francés). 

“Ya tenemos un programa de manejo integrado que adelantamos en el Ariari y está en etapa de validación y ajuste, pero lo que sí es claro es que el programa tiene varios puntos y lo que se puede ver es que en comparación con las parcelas del productor y las parcelas demostrativas de Corpoíca, logramos producir maracuyá con cero residuos tóxicos”, dijo León.

El programa tiene varios aspectos para el control. El principal es aumentar el monitoreo de las plagas y aplicar unos extractos vegetales para los trips (insectos pequeños) que es la principal plaga del maracuyá, en lugar del uso de insecticidas. Corpoíca también recomienda aplicar unos extractos vegetales que son ajo,ají y cebolla o hacer un control biológico que consiste en liberar uno insectos que son depredadores pero benéficos y que se llaman crisophas.

Lea: (Desperdicio de verduras y frutas subió 16% en 30 años). 

Igualmente, se puede hacer monitoreo para la mosca del botón floral que sirve para saber cómo están y para ello hay que hacer recolección de esos botones florales y colocarlos dentro de una bolsa y ponerlos al sol para que se muera todo lo que hay ahí dentro y así disminuir las poblaciones de la plaga.

META, EL SEGUNDO PRODUCTOR DEL FRUTO EN EL PAÍS

Con una productividad de 22.000 toneladas por año el departamento del Meta es el segundo productor de maracuyá en el país después del Huila y aporta el 22 por ciento de toda la producción nacional. Esas toneladas salen de una siembra que incluye cerca de 1.200 hectáreas.

Tras apreciar que es una producción considerable de maracuyá, Corpoíca con el CIAT tomaron la decisión de hacer un diagnóstico fitosanitario para saber cuáles son los problemas que aquejan al cultivo y cómo los agricultores están solucionando los problemas.

Pero el diagnóstico los llevó más allá del maracuyá. También les permitió concluir que en la región del Ariari no solamente ese cultivo está sufriendo por el uso indiscriminado de los agroquímicos y que además están los cultivos de papaya, guayaba y cacao.

Para mitigar esa problemática el experto de Corpoíca pidió una férrea voluntad política de los entes territoriales, de los congresistas y del Estado para que se fortalezca la investigación, la ciencia y la tecnología aplicadas al campo y para que no sean las multinacionales que comercializan los agroquímicos, las encargadas de darles al agricultor la asistencia técnica ofreciéndoles sus productos.

Por tal razón es que ahora se está haciendo transferencia de tecnología para explicarles a los agricultores el método y los resultados obtenidos que son de un impacto positivo.
La idea es que los agricultores se pasen a hacer este tipo de control y manejo integrado de las plagas y produzcan una fruta limpia y óptima incluso para pensar en exportar.
“El agricultor tienen una aversión al riesgo y lo más fácil para él es fumigar con insecticidas y agroquímicos.

Es un sistema de producción que debe cambiar y se necesita voluntad política y un cambio cultural del agricultor, así como la estructuración de una asistencia técnica y presencia institucional del ICA, Corpoíca, Asohofrucol, dijo el especialista de Corpoíca.

“Estamos en la fase de consolidación de la tecnología y ya trabajamos con 250 familias para enseñarles sobre el manejo integrado de plagas y en cuanto a costos les mostramos que el agricultor tradicional gasta 400.000 pesos mensuales en el control fitosanitario y con el programa de manejo integral del cultivo se gasta 150.000 pesos”,agregó.

Por: Rubén Darío Romero Castro
@RubnDaroRomeroC

Siga bajando para encontrar más contenido