Los tenderos, en alerta por el nuevo Código de Policía

Fenalco dice que la nueva norma no puede desconocer los permisos de los alcaldes locales.

En Colombia, la tienda de barrio y los formatos tradicionales siguen teniendo un lugar privilegiado en los hábitos de compra.

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

Economía
POR:
Portafolio
marzo 05 de 2017 - 09:48 p.m.
2017-03-05

Una interpretación equivocada del nuevo Código de Policía está afectando a las tiendas del país, especialmente en lo que tiene que ver con la venta de bebidas alcohólicas.
Así lo aseguró el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, al hacer un llamado a las autoridades para que las nuevas disposiciones se apliquen correctamente, y sin desconocer las bondades que tienen para mejorar la convivencia entre los colombianos.

Lea: (Estas son las multas impuestas por el nuevo Código de Policía).

En primer lugar, señaló que la venta de estos productos está permitida en la tienda de barrio y el Código no hizo cambio alguno en ese sentido.

Sin embargo, advierte, “les ha dado por confundir la propiedad privada con el espacio público y esa confusión, especialmente en la Costa Atlántica, se deriva de las mejoras que han hecho los locales comerciales sobre los antejardines de las casas”, dijo.

Estos espacios se han adecuado con mesas para atender, especialmente, la venta de cerveza. “Esto está permitido porque es parte de la propiedad privada y eso no puede ser vulnerado”, insistió el dirigente gremial al explicar que este sector está entre los más amonestados en este tiempo que lleva el Código con sanciones pedagógicas.

Lea: (Aseguradoras, pendientes de las reglas sobre póliza para perros de razas ‘peligrosas’).

El otro aspecto en el que llamó la atención el presidente de Fenalco es que los alcaldes tienen facultades, gracias al mismo Código, para que se comercialicen estos productos en sitios públicos determinados. Por ejemplo, en la ciudad amurallada de Cartagena esto se puede hacer.

Según Botero, las playas son otros sitios en donde está permitido el consumo y el expendio. Igual ocurre en Boyacá donde las tiendas son pequeñas y el consumo, especialmente de cerveza, es relevante. “Claro que el que no tenga autorización y no haga los trámites correspondientes ante la Alcaldía y venda en el espacio publico incumple”, comentó.

La otra preocupación, para Guillermo Botero, es que en el cumplimiento de esta nueva norma “quieren darle a las tiendas el mismo tratamiento de los bares y las discotecas. Hay una asimilación pero los tenderos están catalogados como sitios con un consumo de bajo impacto y por eso no aplica los requisitos de los otros establecimientos de comercio”.

Y otro punto para tener en cuenta, a su juicio, y es que no hay restricción para la venta de esta categoría de productos sin importar como se llame el lugar: tienda, ‘corrientazo’ o panadería.