Con el fin del paro, vuelve la calma y caen precios de los alimentos

Al normalizarse el transporte de carga, la oferta de productos agropecuarios mejoró en todas las centrales de abastos del país.

Corabastos

Hubo zonas, como en la costa Atlántica, donde la sobreoferta fue evidente.

Archivo

Economía
POR:
Portafolio
julio 25 de 2016 - 09:33 p.m.
2016-07-25

“Total normalidad”, en la oferta de alimentos reportó la Central de Abastos de Bogotá (Corabastos), tras haberse levantado el paro de camioneros que duró 45 días.

Así, de un promedio diario de entre 350 y 450 vehículos, este lunes entraron a la Central 370 camiones; en cuestión de volúmenes, de un promedio de 4.000 toneladas, ingresaron 3.822, lo que evidencia la normalidad en la operación de la principal central de abastos del país.

Un vocero de los comerciantes indicó que se reguló el abastecimiento de productos. El pasado fin de semana se observó un aumento en el ingreso de carga en más de un 25 por ciento, mientras que se espera el ingreso de productos procedentes de Buenaventura.

El sector de hortalizas de hoja (acelga, alcachofa, apio, brócoli, coliflor, espinaca, lechuga y rábano) fue el de mayor ingreso, pues llegaron 43 vehículos de la Sabana de Bogotá.

Por su parte, el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) informó que las principales centrales mayoristas del país registraron un mayor abastecimiento de varios productos, lo que ocasionó una disminución en los precios.

Incluso, hubo zonas, como en la costa Atlántica, donde la sobreoferta fue evidente. En la Central Mayorista de Cartagena, Bazurto, algunas hortalizas bajaron de precio hasta 144 por ciento, mientras que en Santa Marta la merma fue de hasta el 43 por ciento.

Pese a que la llamada ‘tabla de fletes’ siempre ha sido una exigencia de los camioneros, estos cobros bajaron para el transporte de alimentos hacia Manizales, donde las hortalizas cayeron 35 por ciento, destacó el informe de Sipsa entregado a Portafolio.

Los reportes agregaron bajas de precios en los mercados de Sincelejo, Villavicencio y Valledupar.

En general, el grupo de las frutas tuvo un comportamiento similar en todo el país, mientras que el producto ‘estrella’ de la jornada fue la mandarina, que bajó hasta en 40 por ciento en las plazas de Valledupar, Montería, Cartagena.

Por último, el principal producto de la canasta familiar de los colombianos, la papa, bajó de precio, casi que derrumbándose, hasta en un 50 por ciento en los mercados de Cali (Cavasa), así como en todos los mercados de las ciudades de la costa Atlántica.

Por último, la papa criolla, que ha estado cara este año, cayó también en todos los mercados del país.