Cómo los 10 grandes ‘capos’ de la historia crearon sus fortunas

Evasión de impuestos, lavado de activos, tráfico de drogas y contrabando son parte de las ‘jugadas e

POR:
diciembre 20 de 2010 - 09:49 p.m.
2010-12-20

Películas como ‘Casino’, ‘El padrino’ y ‘Scarface’ fueron rodadas con base en la inspiración de productores y directores sobre el tema de la mafia, y dieron a conocer detalles de la vida de estos capos y de cómo llegaron a la cima de este negocio.

 10. Vincent ‘El Mentón’ Gigante

 Este reconocido mafioso falleció en el año 2005, y era uno de los últimos miembros de la antigua mafia de Nueva York, aunque no se sabe cuánto dinero llegó a tener.
Fue célebre por vagar por las calles de su ciudad con una levantadora como atuendo y aspecto de mendigo para que la justicia no lo identificara.

 9. Albert Anastasia

 De origen italiano, Anastasia emigró a Estados Unidos en 1919. Fue conocido por dirigir durante años una organización criminal al servicio de la Cosa Nostra denominada ‘Murder Inc.’ (algo así como Asesinato Inc.), integrada por asesinos a sueldo. En 1951 Anastasia ordenó el asesinato de Vincent Mangano, jefe de la familia Mangano, y tras llevarlo a cabo Anastasia asumió el cargo del fallecido dentro de esa familia. Fue asesinado a balazos el 25 de octubre de 1957 en la barbería del Hotel Park Sheraton. 

 8. Joseph ‘Capomafia’ Bonanno

 Nació en 1905 en Castellammare del Golfo, en el norte de Sicilia, Italia. Llegó ilegalmente a Estados Unidos a los 19 años y asumió en 1931 el control del clan de los Maranzano.
En los años 50 y 60, prosperó invirtiendo en actividades legítimas: granjas, fábricas de quesos y operaciones inmobiliarias en Nueva York y Arizona. Tenía dos debilidades: la pasión por las piedras preciosas (rubíes y zafiros) y los cigarros más costosos. Murió en el 2002 de vejez en su propia cama.

 7. Dutch Schultz

 Arthur Flegenheimer, más tarde conocido como Dutch Schultz, nació en el distrito del Bronx, Nueva York, en 1902. Cuando era un adolescente, inventó distintas estafas para impresionar a su jefe y mentor, Marcel Poffo. A la edad de 17 años, pasó temporadas en la isla de Blackwell (ahora conocida como la Isla Roosevelt) para dedicarse al crimen.
Con la ley seca en todo su apogeo en la década de los 20, conocida como ‘La Prohibición’, se dio cuenta de que el dinero ‘pulpo’ estaba en el contrabando.

 6. John Gotti

 Era vanidoso, egocéntrico, audaz, jugador y mujeriego. Fue una de las figuras más legendarias de la mafia de Nueva York, al punto que lo llegaron a comparar con Al Capone. Comprando jurados y amenazando gente, logró salir inocente de tres juicios por extorsión y asesinato. El personaje de la película ‘El Padrino’, Michael Corleone, presuntamente fue inspirado en John Gotti.

 5. Meyer Lansky

 Junto a Charles ‘Lucky’ Luciano fue uno de los principales referentes del crimen organizado judío-estadounidense durante el siglo XX. Fue el creador de la mayor parte del sistema financiero de lavado de dinero de la Mafia.
Hacia 1936, había establecido redes de juego en Florida, Nueva Orleáns y Cuba. Junto a Bugsy Siegel convenció a los jefes de las familias sicilianas para que invirtieran en la incipiente ciudad del juego de Las Vegas, principalmente en el hotel casino Flamingo.
Durante la Segunda Guerra Mundial, Lansky fue clave en la Operación Underworld de la Oficina de Inteligencia Naval en la cual el gobierno de EE. UU. reclutó a criminales para buscar infiltrados nazis y saboteadores. 

 4. Frank Costello

 Fue un mafioso ítalo-americano que ascendió a los puestos más altos del mundo del crimen, y llegó a controlar un vasto imperio del juego a lo largo y ancho de Estados Unidos. Tuvo una influencia política como ningún otro jefe de la ‘Cosa Nostra’.
Frank se convirtió en miembro de una banda que controlaba el juego, la extorsión, el robo y los narcóticos en Manhattan y el Bronx, en Nueva York. Sus asociados incluían a conocidos mafiosos como Michael Coppola, Joseph Catania Jr. y Stefano LaSalle. Costello llegó a ser conocido por su inteligencia y fortaleza.

 3. Carlo Gambino

 Nació en Caccamo, un pueblo siciliano cercano de Palermo. Con su familia emparentada a la mafia local, en 1921 el joven Gambino escapó a Estados Unidos tras la represión desatada contra la mafia italiana por el dictador Benito Mussolini.
Pese a sus actividades delictivas, durante su vida solo permaneció 22 meses en prisión (1938-39) y vivió hasta la edad de 74 años, cuando falleció debido a un ataque cardiaco.
Carlo Gambino es reconocido como el inspirador del personaje Vito Corleone, de la novela ‘El Padrino’.

 2. Charlie ‘Lucky’ Luciano

 Se le considera el padre del crimen organizado tal como se conoce hoy en día. Fue el cerebro del gran auge del tráfico de heroína en la posguerra mundial. Oficialmente está considerado como el primer ‘Don’ de la moderna familia Genovese.
Con 14 años de edad fue detenido por primera vez por robo, tras lo cual pasó sus primeros meses en una correccional. En 1915 ya tenía su propia banda en East Harlem, Nueva York. A los 18 años fue sentenciado a seis meses por vender heroína y morfina. A la salida del reformatorio comenzó su carrera criminal en la banda ‘Five points gang’, con Frank Costello.

Eran tales sus conexiones que importaba directamente whisky de Escocia y Canadá, y ron del Caribe. También controlaba el negocio del juego.
Gracias a esta banda conoció a Al Capone. Comenzó su propio negocio de prostitución con Joe Adonis como socio a principios de 1920, y en 1925 ya controlaba la mayoría de las prostitutas con sede en Manhattan.

 1. Al Capone

 Hijo de emigrantes italianos, se trasladó a Nueva York cuando aún era niño. A raíz de que se proclamara la Ley Seca, Al Capone se asoció con su jefe para dedicarse al contrabando de alcohol, de quien se independizó más adelante. Esta actividad ilegal sería la base de su fortuna. Su poder cada vez mayor le llevó a enfrentarse con otras bandas que se dedicaban al mismo negocio. Esta situación desembocó en una guerra entre bandas que acabó con la baja de 135 personas a manos de otros gángsteres. 

Sólo en 1931 las autoridades lo pudieron detener bajo el cargo de evasión impuestos. Estuvo en la cárcel durante ocho años, y desde allí continuó dirigiendo su banda.
A mediados de los años 1930, estando en Alcatraz, era una de las personas más famosas que integraron la cárcel, con un cuerpo privilegiado y conocedor de técnicas de lucha, ya que había sido luchador callejero en sus inicios, por lo que nadie se atrevía a enfrentarse con él. Su historia se retrató con bastante realismo en la película ‘Los intocables’, en la que Al Capone fue personificado por el actor Robert de Niro.

 

Siga bajando para encontrar más contenido