Uno de cada 10 niños entre 5 y 14 años trabaja en el país

Un estudio sobre trabajo infantil de la entidad revela que un 8,6% de los menores entre 5 y 14 años trabajan y lo mismo un 27,7% de 15 y 17 años.

POR:
agosto 23 de 2012 - 04:52 p.m.
2012-08-23

Para el total nacional, la tasa de trabajo infantil (TTI) fue de 13,0 por ciento, informó el Dane este jueves.

Las ciudades donde se presentó mayor incidencia del trabajo infantil fueron Montería (18,1 por ciento) y Bucaramanga, con el 14,4 por ciento, mientras que las ciudades con menor incidencia fueron Santa Marta (4,6 por ciento) y Sincelejo (5,6 por ciento). Pero hay otro agravante y es la informalidad en el empleo.

 

En el 2011, el Dane, junto con el Ministerio del Trabajo y el Icbf, realizó la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) con el fin de detectar la participación de los niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años en actividades económicas, y generar datos cuantitativos sobre sus otras actividades, incluidas las escolares, recreativas y los oficios del hogar.

INFORMALIDAD SE CONCENTRA EN JÓVENES

La informalidad laboral en Colombia, que cobija a siete de cada 10 ocupados, no respeta edades, pero se concentra en los jóvenes y en las personas mayores de 55 años.

Además, comprende a los trabajadores más pobres y con menor nivel de educación, en una especie círculo infernal del que muy difícilmente pueden escapar.

El consenso, ya de vieja data, es total: romper con las fuentes que alimentan la informalidad es el mayor reto para las autoridades, que puede reducir la desigualdad y mejorar la cobertura de la seguridad social, particularmente en pensiones, y las finanzas del sistema de salud.

“Uno de los principales problemas del mercado de trabajo colombiano es la informalidad laboral, entendida como aquellos ocupados sin afiliación a pensiones”, señaló el viceministro de Empleo y Pensiones, Mauricio Olivera.

La informalidad, agregó, el funcionario, está fuertemente relacionada con bajos niveles de calidad del empleo; esta es mayor a medida que se reduce la presencia de informalidad.

El Ministerio del Trabajo ha avanzado en el conocimiento más detallado de las características de los trabajadores informales con el fin de saber dónde deben concentrarse las políticas de formalización y calidad del empleo.

Así, todos los ocupados de 10 a 14 años de edad y el 96 por ciento de los que tienen entre 15 y 19 años son informales, situación en la que también aparecen el 76 por ciento de los trabajadores de 60 a 64 años y el 90 por ciento de los mayores de 65.

Igualmente, el 95 por ciento de los ocupados que no tienen ninguna educación y el 87 por ciento de los que solo cursaron primaria caen en esa condición de informalidad, en la que también se incluye el 34 por ciento de los que hicieron educación superior.

Casi la totalidad de los trabajadores que perciben los ingresos más bajos de todos los ocupados son informales, contra 31 por ciento de los que ganan más. La ley de formalización expedida en el 2010 busca estimular la creación de puestos de trabajo para los grupos de la población vulnerables, comentó Olivera.

El Viceministro dijo que 321.000 empresas, de las cuales, 233.000 son pequeñas, se han acogido a la ley y que se han generado 416.000 empleos formales para jóvenes y 60.000 para mujeres mayores de 40 años. Además, que para corregir eventuales fallas y diseñar medidas complementarias en favor de la formalización laboral, el Ministerio del Trabajo contratará una evaluación de impacto de la Ley que suministre información detallada de su funcionamiento.

JORGE AUGUSTO CORREA

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido