Los 10 seguros más raros y costosos que se han vendido en la historia

Sonrisas, piernas y vellos del pecho son algunas de las excentricidades que han incluido en sus ventas las compañías aseguradoras.

POR:
enero 25 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-25

Las piernas del jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, están entre estos capítulos curiosos del campo de los seguros. El club de fútbol español no quiso correr riesgos en su inversión y tomó una póliza por 100 millones de euros (unos 162 millones de dólares) para proteger, las que son en este caso, una herramienta de trabajo.

Pero este no es el único episodio sonado en el mundo de los seguros. Una nota publicada en el sitio de internet Telegraph.co.uk señala que la compañía aseguradora Lloyd's de Londres, la quinta más importante de su ramo en el mundo, aseguró una lengua por 10 millones de libras esterlinas (16,2 millones de dólares aproximadamente, unos 32.000 millones de pesos colombianos).

No era cualquier lengua, sino la de Gennaro Pelliccia, el principal encargado de saborear el café de la fábrica italiana de este producto Costa Coffee. A muchos les pareció que esta póliza fue un ataque de nostalgia de la compañía, la cual nació en el café de Edward Lloyd (Inglaterra), sitio donde los propietarios de barcos podían reunirse con personas que pudieran asegurarlos.

Lloyd's también ha sido protagonista de otros ocho casos extraños en el ramo de los seguros. Estos son:

3. La sonrisa de América Ferrera , la estrella de la serie de televisión Ugly Betty, asegurada por Lloyd's por más de 13 millones de dólares.

4. El guitarrista de la banda de rock 'Rolling Stones', Keith Richards logró asegurar sus dedos con la compañía. La actriz y cantante Marlene Dietrich hizo lo mismo con sus piernas. Y un libro de historia agrega a la lista la cintura de Bette Davis, famosa actriz de Hollywood en los años 30 y 40 del siglo pasado.

5. ¿Asegurar los vellos del pecho? pues esta idea se le ocurrió a la misma compañía británica, siempre y cuando pueda afectar la imagen o carrera de la persona. Para cobrarla, el asegurado debe quedarse sin más del 85 por ciento del pelo de esa zona, situación que será corroborada por un experto.

6. Preocupado por algo que pudiera pasarle a su nariz, el productor holandés de vino Ilja Gort acudió a Lloyd's para comprar una póliza que cubriera esta parte del cuerpo, a la vez, su principal medio de vida. El costo del seguro fue de 5 millones de euros en 2008.

7. Brady White, el 'papá Noel' de la tienda neoyorquina Macy's decidió tomar un seguro para proteger su barba de cualquier imprevisto. Su imagen también suele ser contratada en Navidad por estrellas de farándula como Pamela Anderson y Rene Russo.

8. 100 millones de libras (más de 135 millones de dólares) fue el valor asegurado que tomó la empresa Alim por el SpaceShipOne, el avión que en junio de 2004 hizo el primer vuelo comercial en llegar al espacio.

Otros casos curiosos
Además de los anteriores casos, Lloyd's ha sido protagonista de otras historias inusuales como:

1. El caso de una compañía cinematográfica que sacó un seguro por un millón de dólares por la posibilidad de que su actriz central se enamorara y casara durante el periodo en el que durara su contrato. En la actualidad la aseguradora ofrece servicios a las empresas de cine en las que protege de una posible muerte de risa de un espectador en la sala.

2. Los pilotos 'top' de Fórmula 1 (la máxima categoría del automovilismo mundial) suelen obtener pólizas mayores a 50 millones de libras esterlinas (81 millones de dólares), mientras los menos conocidos están protegidos por pólizas de solo 500.000 libras (810.000 dólares).

3. Un hoyo en uno de golf es generalmente asegurado en Lloyd's por casi 65 mil dólares.

4. En 2004, la compañía expidió una póliza por más de 35 millones de dólares a un juego de joyas utilizada por una estrella de cine en una gala de los premios Oscar.

5. La actriz de la serie de televisión estadounidense de la década de los 70 y 80 del siglo pasado 'Los duques de Hazzard', Catherine Bach, dijo en una entrevista que había asegurado sus piernas por 1 millón de dólares, una suma exorbitante para la época.

Siga bajando para encontrar más contenido