‘Los 10 TLC deben hacernos competitivos’

El ministro Sergio Díaz-Granados dice que los acuerdos son un avance en la política comercial y agrega que se podrían firmar más, como en México, Chile y Perú.

‘Los 10 TLC deben hacernos competitivos’

Archivo Portafolio.co

‘Los 10 TLC deben hacernos competitivos’

POR:
septiembre 13 de 2013 - 03:35 a.m.
2013-09-13

Contar hoy con 10 acuerdos comerciales vigentes, si bien se traduce en un avance de la política comercial, también indica que aun persiste un rezago en las relaciones comerciales del país, al comparar lo que otras economías de la región han alcanzado: 13 acuerdos en México, 15 en Perú y 25 en Chile.

A partir de estos resultados, y teniendo en cuenta lo que el libre comercio ha significado para impulsar las exportaciones con valor agregado, el ministro de Comercio, industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, reiteró que “no vamos a retroceder en la política de comercio exterior, por el contrario, haremos realidad las oportunidades que se nos presenten”.

Sin desconocer el legítimo derecho de los agricultores colombianos por reclamar apoyo para resolver los cuellos de botella que afectan el desarrollo del campo colombiano, el Ministro insistió en que “los TLC no son los causantes del problema agrario. Es un tema estructural que viene de décadas atrás”.

Lo anterior lo sustenta en que en el 2012 la participación de las importaciones agropecuarias y agroindustriales representaron el 1,7 por ciento del PIB, similar a la participación de comienzos de la década del 2000 (1,6%), cuando muchos acuerdos aún no se habían suscrito.

Un ejemplo de la incidencia de las compras externas en el desempeño del agro colombiano, según Díaz-Granados, se observó en lo ocurrido en el 2012 con la papa, uno de los productos más representativos de la canasta familiar colombiana.

Mientras que en ese año se produjeron 3 millones de toneladas, el consumo alcanzó 3.071.904 toneladas. Ese faltante se suplió con las importaciones de 19.841 toneladas, las cuales apenas representaron 0,7 por ciento del consumo nacional.

En términos generales, Díaz-Granados defendió la forma como se han negociado los acuerdos en los que también se han pactado reglas claras para el agro, sector para el que el Gobierno ha insistido en brindarle una estabilidad jurídica y ha diseñado instrumentos para hacerlo más competitivo, vía el Programa de Transformación Competitiva.

“Hemos negociado cada acuerdo con análisis de diversos sectores y mediante una discusión profunda sobre sus implicaciones, positivas y negativas. Lo importante es el balance de bienestar que le queda a la economía colombiana, y por eso hay que perseverar en esa dirección, eso le va a generar al país más prosperidad”, aseveró.

El Programa de Transformación Productiva se convirtió en el instrumento que más ha facilitado el aprovechamiento de los acuerdos comerciales. En el 2012, con exportaciones de bienes que llegaron a 7.683 millones de dólares, la meta se cumplió en 109 por ciento.

Por ejemplo, en la dinámica exportadora de los sectores PTP, en actividades asociadas al agro, se destacó el aumento promedio anual en las ventas de carne bovina (280,4 %) y de palma de aceite (44%).

También el Ministro hizo referencia a cómo los sectores que ingresaron al programa entre el 2009 y el 2010 registraron crecimientos de dos dígitos. Es el caso de la camaronicultura (14 %) y de la confitería y la chocolatería (11,8%).

Nuevos instrumentos

Precisamente, para comenzar a resolver esos temas coyunturales que le restan dinamismo al campo colombiano, próximamente, el Gobierno pondrá en marcha el Centro para el Aprovechamiento de los Acuerdos Comerciales, que enfocará su gestión en cinco frentes de acción que serán la clave para cumplir con el objetivo que se fijó al crear esa instancia: coordinar múltiples acciones, con otras entidades estatales, para que los empresarios le saquen el máximo beneficio a los acuerdos comerciales.

Esos cinco ejes de acción del centro se concentrarán en trabajar en temas sanitarios para garantizar la admisibilidad de los productos, en diseñar estrategias para resolver barreras en temas de calidad, en hacer ágil la facilitación del comercio, en fortalecer la capacidad institucional y en alcanzar una mayor interlocución entre públicos y privados. Otro instrumento de apoyo para el sector productivo serán los Centros Integrados de Servicios, y el primero ya funciona Armenia.

LOS ACUERDOS CON EE. UU. Y LA UNIÓN EUROPEA SON UN RETO

Para el Ministro Díaz-Granados no es cierto que los Acuerdos vigentes con Estados Unidos y la Unión Europea sean causantes de la problemática que hoy enfrenta el agro colombiano.

En cuanto al Acuerdo de Promoción Comercial con Estados Unidos son evidentes las oportunidades para productos como frutas, hortalizas y hierbas aromáticas, para los cuales se acordó un mecanismo que agiliza el proceso de aprobación sanitaria y fitosanitaria. “El reto para Colombia radica en fortalecer las instituciones sanitarias y consolidar el sistema de trazabilidad para certificar la calidad de nuestros productos”, sostuvo el Monistro. Con relación al Acuerdo Comercial con la Unión Europea, que también ha sido objeto de críticas, recordó que este apenas se puso en aplicación provisional el pasado primero de agosto, por lo cual no se puede hablar de efectos negativos en tan poco tiempo.

Siga bajando para encontrar más contenido