107.425 sacos de café por un valor total de US$10,23 millones se adquirieron entre enero y marzo

El anuncio de que Colombia podría importar café ante la escasez del grano no sorprende ni alarma a los caficultores, pues desde hace cinco año estas compras son recurrentes.

POR:
mayo 28 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-28

De hecho, en las estadísticas, aparece el 2005 como un año de alto ingreso de café de otros países, llegando a los 450.000

Según las cifras que reposan en la Dian, en los tres primeros meses de este año ya se compró el 57,8 por ciento de todo lo que se compró en el 2008 y se hizo a países como Ecuador, España, Estados Unidos, Italia, Japón, Líbano, Perú y Venezuela.

Hay que señalar que los más importantes abastecedores son Perú y Ecuador.

Mientras que en todo el 2008 se compraron 185.696 sacos de grano por un valor de 20 millones de dólares, entre enero y marzo de este año ya se habían adquirido 107.425 sacos por un valor de 10,23 millones de dólares.

Justamente, el comité directivo de la Federación Nacional de Cafeteros, analizó el tema de las importaciones del grano y, se espera, que en ese sentido se pronuncie hoy el gerente de la Federacafé, Gabriel Silva Luján.

Según el dirigente Mario Gómez, las estimaciones de la Federación muestran que hasta abril el volumen de grano importado llegó a los 167.000 sacos y el cálculo es que al final del año puede llegar a los 500.000 sacos, aunque entre otros analistas del sector se manejan cifras más conservadoras que hablan de un máximo de 400.000 sacos.

Normalidad en el 2010

Hacia el 2010, las previsiones apuntan hacia una producción suficiente de café para atender la demanda nacional.

De esta manera, Mario Gómez advierte que no es del caso satanizar el hecho de que Colombia como país productor también sea importador, teniendo en cuenta que en las nuevas reglas de comercio esa es una práctica común dadas las condiciones del mercado.

Siga bajando para encontrar más contenido