11 empresas se quedaron con licitación de refrigerios

11 empresas se quedaron con licitación de refrigerios

POR:
mayo 01 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-01

La licitación de casi 200.000 millones de pesos para refrigerios de 500.000 estudiantes de colegios distritales por los próximos dos años fue adjudicada ayer en la madrugada.
En total, de las 16 empresas que licitaron 11 tendrán a su cargo los refrigerios de los estudiantes de 20 localidades de Bogotá.
De las 16 compañías que se presentaron a la cuestionada licitación (con reparos de la Contraloría, del abogado Jaime Lombana y del concejal Ómar Mejía, entre otros) cinco quedaron por fuera de la oferta final.
Dos de ellas porque no cumplieron con las condiciones de los pliegos y otras tres porque no precisaron su carta económica, entre ellas UT Bienestar (representada en la parte legal por el abogado Jaime Lombana).
Una de las incluidas en el proceso es Internacional de Negocios, cuestionada por el abogado Lombana debido a que, al parecer, entre sus propietarios figuran familiares del concejal Édgar Torrado, amigo cercano de Iván Moreno, hermano del alcalde Samuel Moreno.
Esta compañía atenderá el refrigerio de 48.941 estudiantes por un valor adjudicado de 21.982 millones de pesos.
Las otras compañías seleccionadas son Fabio Doblado Barreto (43.629 estudiantes por valor de 29.253 millones de pesos), Muro's Food S.A. (22.829 estudiantes por 10.216 millones de pesos), U.T. Pronutrirnos (46.370 estudiantes por 20.765 millones de pesos), U.T. Maná (25.534 estudiantes por 11.431 millones de pesos), U.T. Nutrir a Colombia (58.117 estudiantes por 26.098 millones de pesos), Nutrir infancia (59.100 estudiantes por 26.455 millones de pesoso), La Campiña (49.220 estudiantes por 22.041 millones de pesos), Refrilácteos (16.443 estudiantes por 7.363 millones de pesos), Nutririco (65.259 estudiantes por 29.253 millones de pesos) y Alicol (10.033 estudiantes por 4.498 millones de pesos).
Los cuestionamientos
La primera entidad en cuestionar esta licitación fue la Contraloría Distrital, el 23 de marzo pasado, cuando denunció presuntas irregularidades en el proceso.
Según el contralor, Miguel Ángel Moralesrussi, dicha licitación (que se adjudicaba el 25 de marzo) tenía "falencias" e "inconsistencias" que ponían en duda "la transparencia" del proceso.
El organismo dijo, además, que el proceso de licitación favorecía a varios de los los contratistas que ya venían suministran los refrigerios, pues el Hospital de Fontibón, encargado de dar el concepto sanitario, no especificó claramente su concepto a las empresas que no estaban contratadas en ese momento, hecho que las ponía en desventaja.
Según el contralor Moralesrussi, el Hospital "había entregado formularios distintos a las firmas sin mediar justificación adecuada".
En ese momento, la Secretaría de Educación del Distrito (SED) decidió aplazar la licitación.
Adicionalmente, el concejal Ómar Mejía dijo que era necesario revisar el porqué se concentraba en el Hospital de Fontibón todo el proceso del concepto técnico sanitario. "Es imposible que en un solo lugar recaiga toda esa responsabilidad", manifestó el concejal.
EL TIEMPO intentó comunicarse con el contralor Miguel Ángel Moralesrussi, el doctor Jaime Lombana y el concejal Édgar Torrado, pero ninguno contestó el teléfono. 

Siga bajando para encontrar más contenido