Solo 20 días le quedan al Tratado de Libre Comercio (TLC) en Congreso de Estados Unidos

Ese es el tiempo que sesionará el órgano legislativo de ese país, luego del retorno del receso, que será en la segunda semana de septiembre.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Después cerrará sus actividades para entrar en la recta  final de las elecciones presidenciales y legislativas de este cuatro de noviembre próximo.

Esta semana el Congreso estadounidense, que aún debe ratificarlo, entra en receso por más de un mes sin que se hayan superado los obstáculos que tienen frenado al acuerdo desde abril, cuando el presidente George W. Bush lo sometió a consideración legislativa. Aunque sobre el papel todavía existen alternativas, al TLC entre Estados Unidos y Colombia se le está agotando el tiempo y rápido.

Dada la abultada agenda aún pendiente en el Congreso (solo han aprobado 4 de los 19 proyectos de presupuesto que deben considerar cada año) pocos creen que habrá tiempo para considerar un TLC y menos en la víspera de las elecciones cuando los temas comerciales suelen pasar a un segundo plano.

Especialmente este año, dado la retórica anti libre comercio que caracterizó las elecciones primarias al interior del partido demócrata.

La única esperanza, y a eso le apuestan los gobiernos de ambos países, es que el Tratado se apruebe en sesiones extraordinarias, si es que estas se convocan tras las elecciones del 4 de noviembre. El problema es que, a estas alturas, todo indica que no habrá sesiones extraordinarias. Aunque eso puede cambiar y depende de los resultados electorales, los demócratas, que controlan el legislativo, no han expresado interés en extender las sesiones legislativas.

Golpe reciente

El último golpe a las esperanzas del TLC se dio la semana pasada cuando la Comisión de Finanzas del Senado tuvo que archivar un proyecto del que dependen los chances del acuerdo con Colombia.

Ese proyecto, o TAA por su sigla en inglés, buscaba extender la asistencia a los trabajadores de E.U. que pierden sus empleos como consecuencia del libre comercio. Los demócratas habían insistido en que el TAA debía ser aprobado antes de siquiera considerar el TLC con Colombia.

Tras meses de negociación, los senadores llegaron a un acuerdo sobre los términos del TAA pero este se cayó en el último momento pues los republicanos insistían en incluir el TLC con Colombia dentro de este mismo proyecto.

"He dicho todo el año que el TAA es mi prioridad número uno y que debe ser renovado y expandido antes que el Congreso actúe frente a otros tratados de Libre Comercio. Creo que el TLC con Colombia debe ser considerado, y debe pasar, pero por sus propios méritos y a su tiempo. No creo que pueda pasar hasta que concluyamos el TAA", dijo el presidente del Comité. Max Baucus al anunciar la postergación del trámite hasta después del receso.

Los republicanos, y por eso insistían en pegarlo al TAA, creen que al TLC con Colombia lo están dejando sucumbir.

De hecho, en una carta reciente, el republicano de más alto rango en la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara, Jim McCrery, advirtió que el tratado morirá definitivamente si no es aprobado este año. 

"Si este Congreso cierra sesiones sin un voto en la Cámara y el Senado, el Acuerdo quedará realmente muerto. El año entrante no es una opción", dijo McCrery ante la posibilidad -que también se ventila- de dejar su ratificación para el 2009.

Según McCrery, el TLC con Colombia fue negociado por el presidente Bush bajo la autoridad de 'vía rápida', que impide que sea modificado durante su trámite en el legislativo.

No obstante, según el legislador, el tratado quedaría "desprotegido" de modificaciones si se pasa para el 2009 pues las reglas de 'vía rápida' solo permiten presentarlo uno sola vez. Algo que ya sucedió en abril pasado.

Si se presenta nuevamente, afirma McCrery, llegaría sin 'vía rápida' pues el mecanismo expiró en el 2006 y los demócratas no lo han renovado.

Siga bajando para encontrar más contenido