Más de 200 colombianos compraron nacionalidad española

El ‘modus operandi’ se basaba en partidas de nacimiento de emigrantes españoles fallecidos.

Los señalados, presuntamente, lograban el amparo de nacionalidad y solicitaban la reagrupación de sus familiares en Colombia.

AFP

Los señalados, presuntamente, lograban el amparo de nacionalidad y solicitaban la reagrupación de sus familiares en Colombia.

Finanzas
POR:
octubre 09 de 2014 - 03:55 p.m.
2014-10-09

La Policía española informó este jueves a través de su cuenta en Twitter que les fue anulada la concesión de nacionalidad a 242 personas, tras comprobarse que habían pagado cerca de 5.000 euros, cada uno, para falsificar documentación familiar.

Los señalados, presuntamente, lograban el amparo de nacionalidad y entonces solicitaban la reagrupación de sus familiares en Colombia como ciudadanos comunitarios, informó la Policía en un comunicado.

Las autoridades lograron dar con la red con una operación que comenzó en el 2012, en Alicante, cuando agentes de la Brigada Provincial de Extranjería detectaron el uso de partidas literales de nacimiento de españoles ya fallecidos para hacerse pasar por familiares por ellos.
Primero, la organización conseguía esos certificados, luego utilizaba esos datos para hacerlos pasar como padres de sus clientes, quienes, al final, solicitaban la nacionalidad de ese país europeo por el parentesco.

Los delincuentes, según las autoridades, usaban documentos colombianos originales, -cédulas de identidad, partidas de nacimiento y partidas de bautismo-, para acreditar el vínculo familiar entre el ciudadano español fallecido y el colombiano emigrante.

“Una vez en posesión de dichos documentos, la organización inscribía a las personas interesadas en el Registro Civil del Consulado español de Cartagena, con la finalidad de recuperar la nacionalidad española”, explicó la Policía de ese país.

Pero ahí no terminaba la jugada ilícita. Una vez inscritos en el Registro Civil español, solicitaban el pasaporte, se establecían fraudulentamente y, además, solicitaban la reagrupación de otros ciudadanos colombianos de su familia, en calidad de familiares de ciudadanos comunitarios.

Los agentes de migración, a través de la Consejería española de Interior en Colombia, comprobaron que varios de los expedientes sobre los que habían recaído las sospechas iniciales presentaban toda una serie de irregularidades tales como una misma numeración en diferentes certificados, diferentes fechas de defunción para una misma persona o un elevado número de expedientes de solicitud de nacionalidad escritos por una misma persona.

Resultó especialmente llamativo el caso de un emigrante español que, tras el análisis de diferentes expedientes en los que se habían utilizado sus datos de filiación, se podía deducir que había tenido veinte hijos con nueve mujeres diferentes.

Tras la investigación, fue el Consulado de España en Cartagena el que ordenó la tramitación de la extinción de la nacionalidad a los ciudadanos colombianos investigados.

Hasta ahora, se han extinguido 242 nacionalidades a colombianos que la habían obtenido fraudulentamente, retirándoseles la documentación que les permitía residir en España, tanto a ellos como a sus familiares.

EL TIEMPO