2010, año de los máximos en acciones en Colombia

El índice general de la BVC superó los 12.000 puntos y la mayoría de los títulos está en sus precios más altos. La situación se repite en otros países de la región.

POR:
marzo 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-26

Si el 2009 marcó la recuperación de los índices accionarios en Colombia y en la región después del mal rato que pasaron los mercados por culpa de la crisis financiera, lo que ha caracterizado al 2010 no es sólo la consolidación de la tendencia, sino la llegada a máximos históricos.

Recientemente, el índice general de la Bolsa de Colombia superó un nivel que para muchos era difícil de imaginar en poco tiempo: los 12.000 puntos. La misma situación se vive en Chile, donde el índice IPSA también anda por los máximos históricos a pesar del terremoto. El viernes terminó en 3.749 puntos, 120 menos que el tope alcanzado a mediados de febrero.

En México el indicador de acciones IPC tuvo su mayor valor esta semana y el viernes cerró en 33.147 unidades, al igual que el Merval de Argentina

Y muy cerca de su más alto valor está Bovespa de Brasil y el Igbvl de Lima en Perú. Con estos resultados, todas las bolsas de la región recuperaron mucho más de lo que habían perdido en la crisis.

El analista de acciones de Profesionales de Bolsa, Daniel Muñoz, explica que la razón principal es la confianza. Como se recuerda, con el estallido de la crisis a finales del 2008 se desató una gran ola de incertidumbre y por ello los inversionistas decidieron salir de los activos de riesgo, entre ellos las acciones en América Latina.

"Hoy, ya que se ha despejado el panorama vemos una reversión de ese proceso: están retomando las posiciones", señala. A esto, Daniel Velandia, jefe de Investigaciones Económicas de Ultrabursátiles, añade que "se han visto significativos excesos de liquidez alrededor del mundo dados por tasas de interés históricamente bajas, lo que ha incentivado una mayor toma de riesgos por parte de inversionistas".

Así mismo, considera que la teoría del desacople se cumplió, teniendo en cuenta que los desarrollados entraron en recesión en recesión a finales de 2007 y comienzos de 2008, mientras que los emergentes sólo lo hicieron al final de ese año. "De igual manera, las economías emergentes en muchos casos como Brasil, salen de la recesión primero que los países industrializados".

La moda: emergentes

Y es que mientras los países desarrollados siguen teniendo tropiezos en su recuperación, los emergentes están de moda. "Brasil es uno de los mercados más recomendados por analistas y de alto interés para inversionistas debido a su gran dinamismo, a tal punto que la agrupan con otras economías con muy buenas perspectivas (BRIC: Brasil, Rusia, India y China)", señala Mauricio Restrepo, analista de Bolsa y Renta.

Además, son países que se han visto beneficiados de la recuperación vía demanda de los bienes básicos, pues las firmas relacionadas con estos productos tienen peso en los índices. Otro elemento a tener en cuenta son los indicadores de vulnerabilidad de las economías.

Por ejemplo, en países como Colombia, México y Brasil, la deuda externa de corto plazo como proporción del PIB está en niveles cercanos al 2 por ciento, mientras que en Europa se ven casos de obligaciones superiores al 100 por ciento del PIB. "Esto hace atractivo a Latinoamérica en relación con otras regiones como Estados Unidos, Europa y Oriente Medio", señala Velandia.

A juicio de Restrepo, en Colombia se conjugaron una serie de factores. "El dinamismo se explica por el comportamiento de la región, las bajas tasas de interés y nuevamente por la alta demanda de acciones por parte de los fondos de pensiones", dice.

Muñoz de Profesionales de Bolsa asegura que hay una alta correlación del mercado colombiano con los de otros países y por ello "es probable que los máximos de las acciones estén más relacionados con la situación del mercado en general, que con situaciones puntuales de las compañías".

El riesgo viene de afuera

Para el mercado colombiano y en general en América Latina existen muchos elementos favorables. Sin embargo, a juicio de los analistas la mayor parte de las preocupaciones vienen del frente externo. Por ejemplo la situación en algunas economías europeas que puede afectar la confianza e imponer más obstáculos en la recuperación de los desarrollados.

También tiene incidencia el aumento en las tasas de interés y puntualmente para Colombia está Venezuela, cuyos efectos aún no terminan pues hay muchas empresas que derivan parte de sus ingresos de ese mercado.

Siga bajando para encontrar más contenido