2010, añorado por muchos por ser el de la recuperación, también será un periodo de precios al alza

Con el récord histórico de 2% en la inflación de 2009, más por el aumento en la oferta de alimentos y por el menor consumo que trajo la recesión, este año la canasta familiar encarecerá.

POR:
enero 13 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-13

Y lo hará porque las causas de la caída del año pasado desaparecerán. En primer lugar, la economía tendrá un mejor desempeño (el gobierno espera que el PIB crezca 2,5 por ciento), que se traducirá en un incremento en la demanda de bienes y servicios, que necesariamente genera presiones alcistas.

La Asociación Nacional de Industriales (Andi) confía en que el crecimiento supere el 3 por ciento, aunque otros piensan que la economía no llegará a esos niveles.

En segundo término, la oferta de alimentos será inferior porque, para no trabajar a pérdida, muchos agricultores sembrarán menos o buscarán mercados alternativos para vender sus productos.

A ello se suma el impacto del fenómeno de 'El Niño', que si bien muchos esperan que se prolongue hasta marzo, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) ha dicho que se extendería hasta abril, retrasando la primera temporada de lluvias.

Hay quienes temen que los efectos del verano tengan consecuencias en el sector eléctrico, no sólo por un aumento en los precios, sino por eventuales racionamientos.

El año pasado, según el Dane, la energía subió un 7,7 por ciento y los industriales ya tomaron medidas al respecto, porque desde la última semana de diciembre la Andi pidió a todos sus afiliados mayores esfuerzos de ahorro voluntario.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, asegura que ante los precios que recibieron los productores el año pasado muchos están analizando si se quedan quietos, porque no pueden seguir cultivando a pérdida.

De igual forma, la SAC estima que la inflación podría bordear el 4 por ciento al final del año y en ello coinciden las proyecciones del banco BBVA Colombia.

Luis Carlos Villegas, presidente de la Andi, espera que la inflación se mantenga en el corredor fijado por el Emisor (2 a 4 por ciento), aunque explica que en todo el mundo el costo de los alimentos está subiendo.

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, considera que el Gobierno debe estar atento a que los incrementos de los servicios regulados estén en la senda de los bajos porcentajes, en línea con la baja inflación, entre ellos los colegios y los servicios públicos.

Emisor ya no la tendrá fácil

Economistas como Mauricio Reina, investigador asociado de Fedesarrollo, creen que contrario a lo que sucedió hace un año, el Banco de la República tendrá un dilema, porque si los precios comienzan a subir, lo más seguro es que no exista espacio para una baja adicional en las tasas de interés.

Pero a mediados de marzo se conocerán los datos del crecimiento económico de 2009, que puede ser de 0 por ciento. Eso, sumado a los datos de desempleo de enero y febrero, que seguramente irán al alza, generará presiones para que el Banco de la República baje las tasas o que por lo menos no las suba.

Siga bajando para encontrar más contenido