En el 2010, Cartagena sumará 13.340 viviendas listas debido al crecimiento sostenible de lo corrido del año

Según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), a pesar de la disminución en el ritmo del sector constructor, tanto en nuevas obras como en ventas, la ciudad mantiene un desempleo estable.

POR:
noviembre 07 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-07

"Cerca de 83 por ciento de las viviendas ya están vendidas", dice un informe sectorial, en el que se destaca el buen desempeño de septiembre pasado, en el que se vendió 6 por ciento de la oferta disponible.

"Eso demuestra que Cartagena sostiene el ritmo de negocios sobre planos y que la construcción sigue su marcha, evitando -de esta forma- la acumulación de inventario", señala Camacol, que coincide con un reciente informe de la multinacional inmobiliaria Coldwell Banker, que ubica a Cartagena como una de las ciudades más económicas de América Latina, a pesar de que en el primer semestre de este año las áreas licenciadas en Bolívar y su capital presentaron un leve descenso.

De hecho, de 427.896 metros cuadrados entre enero y julio del 2007, se pasó a 399.198 durante el mismo periodo de este año.
El reporte mundial de Coldwell Banker -presentado el miércoles pasado- indica que Bogotá, Pereira y Cartagena son las ciudades más atractivas de Colombia para la inversión en finca raíz.

El informe -identificado como Índice Comparativo de Valor de Vivienda, Hpci (por sus siglas en inglés)- sugiere que el país mantiene precios muy bajos en relación con los del mercado mundial.

De hecho, identifica a Cartagena como una capital que atrae la
atención de los extranjeros, que consideran barato un precio promedio de 620 millones de pesos por vivienda en La Heroica.

El Índice, que surge de un análisis del valor de la vivienda en ciudades de más de 44 países, busca establecer un comparativo del precio e identificar las ciudades más costosas y las más asequibles en inmuebles residenciales, específicamente, en los estratos medio y alto.

Destaca, además, que este año el país ocupó el quinto lugar de los países menos costosos de todos los que integraron el estudio y el segundo en el listado de Suramérica, donde -precisamente- el índice de Cartagena resultó bajo comparado con ciudades como La Jolla (California), que tuvo el costo más alto en Estados Unidos con un promedio por casa de 1,8 millones de dólares (4.197 millones de pesos).

Sin embargo, Dubai fue identificada en el informe como la ciudad con finca raíz residencial más cara; registró un promedio de 2,4 millones de dólares, es decir, unos 6.500 millones de pesos, monto que -claro- comparado con lo que se maneja en Colombia es extremadamente alto.

De hecho, en lo que concierne al país, Bogotá y Pereira son mencionados en el informe con precios de 178.571 y 142.856 dólares, respectivamente, aproximadamente 427 millones y 341 millones de pesos.

El único país que registró un índice más bajo que el colombiano fue Ecuador, específicamente la ciudad de Quito, con un promedio de 96.750 dólares (225 millones de pesos).

De las cifras se puede deducir que los precios bajos de los países latinoamericanos, en general, aún son muy atractivos para el inversionista extranjero, pero altos para el comprador local promedio, por lo menos en el caso colombiano.

Esta tendencia da pie para poner sobre la mesa, una vez más, el proyecto de ley sobre segunda vivienda (estancado en estos momentos en el Congreso de la República), que quiere impulsar la compra de finca raíz entre pensionados extranjeros y colombianos residentes en el exterior, y que -según los analistas- consolidaría la vocación constructora de la que goza Cartagena actualmente.

gabflo@eltiempo.com.co 

Siga bajando para encontrar más contenido