'En 2015 habrá producción récord de carbón': Minminas

La producción superaría el próximo año los 100 millones de toneladas, un 5% más que lo proyectado para este 2014.

Tomás González, ministro de Minas y Energía.

Archivo particular

Tomás González, ministro de Minas y Energía.

Finanzas
POR:
octubre 08 de 2014 - 08:23 p.m.
2014-10-08

La producción colombiana de carbón alcanzaría un récord de más de 100 millones de toneladas en el 2015, un 5 por ciento más que lo proyectado para este año, si las empresas del sector ejecutan las obras de infraestructura e inversiones necesarias, dijo el miércoles el ministro de Minas y Energía, Tomás González.

Colombia, el cuarto exportador mundial del mineral, aspira a lograr una producción de 95 millones de toneladas este año, por encima de las 85,5 millones de toneladas del 2013. "Si logramos hacer todas las inversiones y concretar todos los requerimientos para que se puedan hacer los desarrollos que se necesitan, yo creo que el próximo año podríamos estar por encima de las 100 millones de toneladas", sostuvo González en una entrevista con Reuters.

En el primer semestre la producción colombiana de carbón creció un 14 por ciento interanual a 47,3 millones de toneladas. El carbón es el segundo generador de divisas por exportaciones de Colombia, detrás del petróleo. De las actividades de explotación del mineral, el Gobierno recibe importantes recursos por impuestos y regalías.

El sector carbonífero de Colombia está dominado por grandes productores como Glencore Xstrata -a través de la local Prodeco-, por Drummond y por Cerrejón -propiedad de BHP Billiton , Anglo American PLC y Glencore Xstrata-.

SUBASTAS ÁREAS MINERAS

Por otra parte, González anunció que en el segundo semestre del próximo año Colombia realizará una subasta para adjudicar áreas para la exploración y producción de oro, plata, cobre, uranio, hierro, platino y coltán. El país concentra su producción minera en carbón, oro y níquel, principalmente, pero busca incrementarla con otros minerales.

Colombia ha vivido en los últimos años un auge en inversión extranjera destinada a los sectores petrolero y minero por unas mejores condiciones de seguridad obtenidas luego de una ofensiva militar apoyada por Estados Unidos, que obligó a la guerrilla a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas.

Desde el 2012 el Gobierno declaró 20,5 millones de hectáreas como zonas de reserva minera, con el propósito de obtener información técnica del área y ofrecerla en subasta a empresas con músculo financiero para invertir en proyectos de exploración y producción.

Pero el proceso se ha retrasado por dificultades en la recolección de información y en los estudios del subsuelo. "Viendo los recursos que hay en el subsuelo en términos mineros, creo que tenemos todas las condiciones para que el sector minero haga una contribución como la petrolera", aseguró González.

'PETRÓLEO SEGUIRÁ SIENDO MOTOR DE LA ECONOMÍA'

El sector petrolero, pese a una caída en su producción, continuará siendo un generador indispensable de recursos para la
economía de Colombia en los próximos años y uno de los más beneficiados por un eventual acuerdo de paz con la guerrilla, dijo el miércoles el ministro de Minas y Energía.

El cuarto productor latinoamericano está bombeando menos de los 1,04 millones de barriles diarios que se fijó como meta este año, como consecuencia de un incremento de los ataques de la guerrilla izquierdista a los oleoductos, demoras en las licencias ambientales y protestas sociales.

La reducción en la renta petrolera, que representa cerca de un 20 por ciento de los ingresos del Gobierno por regalías e impuestos, ha sido una de las causas por las que el Gobierno presentó una reforma tributaria para recaudar unos 26.000 millones de dólares entre el 2015 y el 2018.

"Colombia puede tener la tranquilidad que en los siguientes años el sector petrolero, el minero energético en su conjunto, va a estar aportando los recursos para el desarrollo", dijo en una entrevista con Reuters, Tomás González, quien asumió como ministro de Minas y Energía a mediados de agosto.

"Yo creo que decir que en este país se acabó el petróleo, que el petróleo va a dejar de seguir aportando es falso. Los números así lo muestran, las proyecciones de producción", agregó al admitir que el sector enfrenta los retos de aumentar la exploración, la producción y las reservas de 2.445 millones de barriles, que equivalen a 6,6 años de consumo.

González, un economista con amplia experiencia en el sector energético, dijo que Colombia tiene que ser cuidadosa en mantener la competitividad y en evitar aumentar excesivamente los impuestos a las empresas, en momentos en que se discute la reforma tributaria y algunos congresistas piden subir los impuestos y las regalías.

RIESGO DE ASFIXIA

La industria petrolera rechazó el proyecto de reforma y advirtió que puede desestimular la inversión en un sector que anualmente paga unos 15.000 millones de dólares al Gobierno.

"Este sector debe contribuir como los demás sectores de la economía en materia tributaria. Sin embargo, tenemos que ser muy cuidadosos de que ese aumento de carga no asfixie la inversión", dijo el ministro.

González sostuvo que Colombia es un país competitivo para las empresas extranjeras que ejecutarán 6.000 millones de dólares en los próximos años en actividades de exploración, aunque reconoció la necesidad de hacer ajustes en el segmento de búsqueda mar adentro para atraer más inversión.

El funcionario afirmó que Colombia puede incrementar su producción y alcanzar a futuro 1,1 millones de bpd con yacimientos no convencionales, depósitos costa afuera y mejoras en la recuperación de crudo en los campos tradicionales.

Añadió que una eventual caída mayor en los precios internacionales del crudo podría compensarse con un alza en la producción combinada de esas tres fuentes. González dijo que la posible firma de un acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contribuiría a incrementar la exploración y la producción, por un aumento de la inversión extranjera y de las actividades en áreas restringidas por los riegos de ataques.

"Uno de los grandes ganadores del proceso de paz, va a ser este sector, de eso no nos quepa la menor duda, porque va a haber menos presión en los temas de seguridad y eso nos va a hacer más competitivos como destino de inversión", explicó.

El funcionario anunció que el Gobierno no renunciará a la técnica de estimulación hidráulica o "fracking" para la exploración de yacimientos no convencionales, en los que podrían estar la mitad de las reservas de gas del país a futuro y una cuarta parte de las de crudo. Aclaró que la legislación que regule esa actividad debe ser lo suficientemente fuerte como para evitar daños ambientales.

Reuters