En 2016 estará segunda línea de energía en Buenaventura

Con la nueva ruta para el puerto en el Pacífico, se blinda el sistema en esa parte del país, señala Óscar Iván Zuluaga, presidente de Epsa. Demanda de energía crecerá entre 35 y 60 por ciento.

La Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, proyecta que a más tardar en 2016 esté lista una segunda línea a Buenaventura.

Archivo Portafolio.co

La Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, proyecta que a más tardar en 2016 esté lista una segunda línea a Buenaventura.

POR:
enero 06 de 2014 - 10:53 p.m.
2014-01-06

La Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, proyecta que, a más tardar en el 2016, esté lista una segunda línea a Buenaventura.

Con el proyecto de expansión del puerto de Buenaventura, y el esperado crecimiento que esta obra traerá al comercio y a la industria de esta zona, se prevé que en el 2017 la demanda de energía en esta ciudad del Pacífico aumente entre 35 y 60 por ciento.

De acuerdo con el gerente de la Empresa de Energía del Pacífico, Epsa, Óscar Iván Zuluaga Serna, a más tardar a mediados del 2016 estará lista una obra que no solamente garantizará que la demanda de energía de Buenaventura pueda ser satisfecha, sino que también blindará la confiabilidad del sistema eléctrico en casos de atentados terroristas.

“Estamos trabajando en los procesos de consulta previa para obtener licencia ambiental y poder iniciar la construcción de la doble línea, que llamamos Calima - Buenaventura.

Si seguimos al ritmo que llevamos en este momento, esperamos tenerla terminada en el segundo semestre del año 2015. .

Esto le dará mucha más seguridad al suministro de energía de Buenaventura”, señaló Zuluaga Serna.

Actualmente, la línea que lleva la energía a la zona portuaria tiene una capacidad instalada de 80 megavatios, y con la nueva obra esta potencia se duplicará. La inversión para esta obra asciende a los 48 mil millones de pesos, incluyendo una subestación eléctrica.

“Nos va a permitir que si en alguna desafortunada circunstancia nos derriban o se cae alguna torre de una de las líneas, automáticamente entraría la energía por la otra línea; ese ha sido uno de los motivadores de esta obra, para darle seguridad y respaldo de suministro de energía a Buenavenura”, aseguró el ejecutivo.

En este momento, la obra está en etapa de consulta previa. Para obtener la licencia ambiental deben primero consultar con 16 comunidades afrodescendientes e indígenas, un proceso que a principios de este año tuvo bastantes dificultades, pero que en este momento avanza.

“Con algunas de ellas (las comunidades) ha habido dificultades porque falta el nombramiento de los representantes legales, o la certificación por parte del Ministerio del Interior, y también, en algunos casos, ha habido falta de recursos del Ministerio para atender de manera oportuna los trámites que demandan esas consultas”, sostuvo Zuluaga Serna.

En cuanto se termine el proceso de las consultas, la empresa deberá solicitar la licencia ambiental e iniciar la obra, que en dos años estará en funcionamiento.

Premio a la innovación

Otro de los proyectos para garantizar la seguridad de las redes eléctricas, ante la posibilidad de actos terroristas, mereció el premio Ámbar 2013 a la investigación y el desarrollo del sector eléctrico colombiano, que entregó la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica, Asocodis, el Consejo Nacional de Operación, CNO, y el Comité Asesor de Comercialización, CAC.

El proyecto con el que Epsa ganó este galardón se llama ‘péndulo deslizante’ y es un sistema que quita la energía de una torre antes de que esta caiga, bien sea en un atentado o por un accidente metereológico. Esto evita que haya incendios en las zonas aledañas a las torres y reduce los impactos de estos eventos.

“Estamos en una zona muy compleja y toda la infraestructura eléctrica ha sido impactada en los últimos años por la guerrilla, por eso toma mucha importancia esta iniciativa”, señaló el gerente de Epsa.

El proyecto fue patentado en Colombia.

Siga bajando para encontrar más contenido