23 años después de la catástrofe de Armero aún se mantiene en la memoria

La fundación Armando Armero ha recuperado historias de la 'ciudad blanca', pero no han recibido ningún apoyo por parte de la Gobernación del Tolima.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

Hoy, mientras ruge el Machín, Colombia entera recuerda la tragedia en la que el Nevado del Ruíz borró por completo la población de Armero y apagó la vida de más de 25 mil almas.

El 13 de noviembre de 1985, el periodista armerita Francisco González se enteró de la tragedia cuando estaba en Bogotá. Alarmado, se movilizó hasta su ciudad sumergida en toneladas de lodo para buscar a su familia, pero a pesar de sus esfuerzos jamás pudo encontrar a su padre y su hermano.

23 años después del golpe más duro de su vida, el escritor no olvida y además trabaja para que el recuerdo de Armero se quede grabado en la memoria del mundo entero.

Desde hace 10 años, González está empeñado en recuperar el archivo fotográfico y oral de 'la ciudad blanca'. Hoy, tiene 500 fotografías que relatan la vida del pueblo antes de la catástrofe.
La política, los deportes, los personajes, las fiestas, los paseos y la cotidanidad del municipio renacen a través de imágenes en blanco y negro, que en los últimos años se han tomado la necrópolis en forma de pancartas, para que los visitantes pueden recrear los espacios y lugares de la Armero ausente.

"Con las uñas", como él mismo dice, Francisco ha instalado más de 25 vallas a lo largo del territorio armerita y ha logrado llevar exposiciones, en conmemoración a las víctimas de la catástrofe más grande en la historia colombiana, a lugares como en centro comercial El Retiro, la Casa del Tolima y la galería Valenzuela y Klenner de Bogotá.

Hasta ahora no ha recibido ninguna ayuda por parte de la gobernación del Tolima, pero ha encontrado eco y aportes de familias bogotanas y empresas privadas.

Pero el sueño de inmortalizar a Armero hasta ahora comienza. Su ilusión, es hacer del camposanto parte de una gran ruta cultural del Tolima y un centro de interpretación de la memoria y tragedia de Armero, con énfasis en la prevención de desastres y que jalone desarrollo los damnificados de una ciudad que renace del lodo y la tierra. 

Siga bajando para encontrar más contenido