Unos 30 millones de tarjetas bancarias se bloquean por problema informático en Alemania

Número equivale a casi la mitad de las distribuidas por entidades bancarias regionales alemanas; el inconveniente tiene que ver con el cambio de fecha a 2010, algo así como un Y2K a pequeña escala.

POR:
enero 05 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-05

La falla se debe a "un problema atrasado del año 2000", ya que ciertos chips electrónicos no reconocen el año 2010, explicó un comunicado de la federación del sector
DSGV.
   

Desde el primero de enero unos 20 millones de tarjetas bancarias Eurocheques (EC), sobre un total de 45 millones, y 3,5 millones de tarjetas de crédito -sobre 8
millones- emitidas por esos establecimientos no permiten retirar dinero en los
 distribuidores automáticos de Alemania y el extranjero, según el comunicado.
   

Los titulares de las tarjetas EC podrán volver a retirar dinero de los distribuidores próximamente, pero podría seguir habiendo "restricciones" para las tarjetas de crédito,
advirtió la federación DSGV.
   

También era difícil pagar con las tarjetas EC en muchos comercios. Se esperaba una vuelta a la normalidad hacia el lunes próximo.
   

En cuanto a las tarjetas de crédito, no funcionaban en el 40% de los comercios habilitados, precisó DSGV.
   

El problema provocaba también complicaciones de pago para los clientes alemanes en el exterior, teniendo en cuenta que muchos de ellos aún estaban de vacaciones.
   

En total, 93 tarjetas bancarias EC circulan en Alemania, según el comité central de crédito ZKA.
   

Este tipo de tarjetas, que permite solo débitos de una cuenta corriente sin quedar en descubierto, es el modo de pago más utilizado en Alemania, donde muchos
comercios rechazan las tarjetas de crédito.
   

Del lado de los bancos privados, una portavoz de Commerzbank indicó a la AFP que un "numéro restringido" de sus tarjetas se vieron afectadas y seguían funcionando
en "muchos" de sus distribuidores.
   

El primer banco minorista del país, Postbank, también fue víctima del problema pero no reveló su magnitud.
   

En cambio, Deutsche Bank, el número uno bancario en Alemania, no está concernido, aseguró a la AFP una de sus portavoces.
   

De todos modos, el problema informático del año 2010 en Alemania no representaría ninguna amenaza para la seguridad de los datos bancarios, señaló el comité
central ZKA el lunes, tal como aseguraron el martes las federaciones del sector DSGV y BdB.

Siga bajando para encontrar más contenido