El 36% de los colombianos confía en el sector empresarial

Estudio de YanHaas muestra que este resultado se debe, en parte, porque se desconoce su aporte. ¿Qué instituciones cuentan con mayor confianza en el páis?

No obstante, las empresas inspiran más confianza que los políticos del Congreso (11,9 por ciento le dan su voto de confianza); l

Shutterstock

No obstante, las empresas inspiran más confianza que los políticos del Congreso (11,9 por ciento le dan su voto de confianza); l

Finanzas
POR:
noviembre 23 de 2014 - 06:06 p.m.
2014-11-23

Siete de cada diez colombianos perciben que el sector privado no está aportando grandes beneficios al país, según el estudio ‘Mood of the Country’, que acaba de concluir la firma YanHaas.

La investigación evidencia que la confianza de la gente en las empresas es baja y se ubica en 36 por ciento, la más baja entre los países vecinos, y 4 puntos por debajo de la del año anterior.

No obstante, las empresas inspiran más confianza que los políticos del Congreso (11,9 por ciento le dan su voto de confianza); los ministros (12,1 por ciento), y los sindicatos (21,4 por ciento).

Las conclusiones surgen de 1.249 encuestas aplicadas en las principales ciudades del país, a personas de los estratos 2, 3, 4, 5 y 6, tomando como punto de partida una medición anual que realiza la firma Edelman en otros 25 países.

Los datos del estudio global permiten ver los altos niveles de confianza en sus empresas que tienen los ciudadanos en otras naciones. “Mientras el sondeo colombiano concluye que solo el 36 por ciento de los colombianos confía en el sector privado local, en la medición de Edelman, México logra un 73 por ciento; Brasil, 70 por ciento, y Argentina, 58 por ciento”, expresa Oswaldo Acevedo, director del estudio de YanHaas.

Para Bruce Mac Master, presidente de la Andi y del Consejo Gremial Nacional, “el sector empresarial se ha estigmatizado. Hay un error conceptual en torno al mismo. Se cree que es el que se enriquece, que aumenta sus ventas y sus utilidades, y no se reconoce el papel que juega en la dinámica del país”.

Según el estudio, en agosto de este año, el 75,2 por ciento de los colombianos dijo confiar en el Sena; 73,3 por ciento, en la Cruz Roja; 55,7 por ciento, en el Ejército, y 52 por ciento, en el Bienestar Familiar.

En temas claves para Colombia, como la reducción de la pobreza, las instituciones que se llevan los aplausos son del sector social: Sena, ICBF y cajas de compensación familiar. “En este punto, el aporte de la empresa privada fue ubicado en el séptimo puesto, de acuerdo con la percepción de los colombianos”, dice Acevedo.

Mac Master subraya que “entidades como el Sena y el ICBF, por ejemplo, son financiadas por las empresas, a través de impuestos como el Cree. Para el impulso al desarrollo, lo que ha habido en el país son alianzas público-privadas. En realidad, la empresa privada es el motor para el funcionamiento de la sociedad”.

Por ciudades, la percepción de los colombianos varía. Así, en Bucaramanga es donde mejor calificadas están las empresas del sector privado (44 por ciento). Por el contrario, la nota más baja la pusieron los cucuteños, pues solo el 28 por ciento confían en ellas.

De acuerdo con el estudio, en agosto de este año cae la confianza para todas las instituciones que hicieron parte de la medición, lo que, según Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, “evidencia que a la empresa privada, en comparación con las demás instituciones, le va bien. La confianza en el Presidente en agosto de este año es de 24,5 por ciento. Además, cuando se observa la desagregación de la confianza, según los sectores, gran parte está por encima del índice de confianza general para el sector privado”.

Lo cierto es que, según Bruce Mac Master, teniendo en cuenta que el sector privado en muchos casos reemplaza las funciones del Estado, pues “es el que produce bienes, empleo, paga impuestos para que el Gobierno invierta en sectores sociales”, se requiere “que el Estado mismo fomente el ‘nacionalismo’ por el sector empresarial colombiano”.

Sugiere que “si para los proyectos de infraestructura 4G, por ejemplo, se requieren 33.000 kilómetros de pintura para señalizar las vías, que sean contratados con empresas colombianos para crear un círculo virtuoso que genere demanda y aumente el ingreso de más colombianos a la clase media. Así lo hicieron en México, Brasil y Argentina”.

EL TIEMPO