Colombianos solo han reportado US$ 10.000 millones que tienen en Panamá

Esta cifra corresponde al 50 % de lo notificado ante la Dian. Ha sido poca la acogida que ha tenido la declaración de activos no registrados. 

Dólares

En 16,5% aumentó el número de personas naturales y jurídicas que se normalizó en 2016.

Archivo Portafolio

Finanzas
POR:
Portafolio
junio 12 de 2016 - 07:00 p.m.
2016-06-12

No está mal que el país tenga hoy activos adicionales declarados por $7 billones que hace apenas año y medio no tributaban, los cuales han generado ingresos al Estado por $754.000 millones, entre 2015 y lo que va del 2016, por concepto del impuesto de normalización creado en el 2014.

Sin embargo, la cifra dista mucho de la expectativa generada con los cálculos oficiales y de analistas, quienes consideran, bajo un sinnúmero de supuestos, que los colombianos tienen activos sin declarar, solo en el exterior, por cercano a US$30.000 millones.

Esto significa que ha habido una baja acogida a la opción establecida a través del impuesto complementario de normalización tributaria, que permite que las personas naturales y jurídicas colombianas declaren los activos no reportados que tengan en el país o afuera, al igual que los pasivos inexistentes.

Hoy, el 60% de lo declarado en los 17 meses que van del proceso de normalización, son activos guardados fuera del territorio nacional, y el 40% corresponde a recursos ubicados en el país.

Las cifras demuestran que los resultados del plan de normalización se quedaron cortos, pues se esperaba que el escándalo de los ‘Panamá Papers’ incentivara a más personas naturales y jurídicas a reportar los activos no declarados.

El Gobierno de Panamá calcula que en ese país hay unos US$20.000 millones, de los cuales, fuentes de la Dian sostienen que apenas el 50% de estos dineros han sido declarados, es decir, que en la nación vecina habría US$10.000 millones sin reportar a las autoridades colombianas. De la misma manera, otras cifras, consideradas especulativas, hablan de que los nacionales tendrían en todo el mundo unos US$30.000 millones, lo que hace ver aún más pequeña la cifra del balance de activos declarados durante la vigencia del impuesto a la riqueza y de normalización tributaria, que se extenderá hasta el año entrante.

Resultado en billones de pesos.

Resultado en billones de pesos.

Archivo particular

Cálculos más alarmantes señalan que las personas jurídicas colombianas tendrían fuera del país el equivalente a 2,7 veces el PIB, e indican que el patrimonio escondido está subvaluado, pues el economista Thomas Piketty, habla de entre cuatro y seis veces el PIB.

RESULTADO DE 2016

El pasado 24 de mayo se cumplió el primer plazo para declarar y hacer el pago del impuesto a la riqueza. El balance deja un incremento del 12,12% con respecto al total declarado en 2015. El monto pasó de $3,3 billones a $3,7 billones. Eso significa que a estos recursos hay que sumarles los que se reporten en lo que resta del presente año.

De los 93 mil declarantes, 3.019 normalizaron activos omitidos o pasivos inexistentes, correspondientes a 282 entes jurídicos y 2.737 personas naturales, que reportaron $2,9 billones de activos que tienen en el exterior; $465 mil millones omitidos en el país; $26.253 millones de pasivos afuera y $272.306 millones en el país. Este año el número de contribuyentes que normalizó su situación tributaria se incrementó en 18,5% en comparación con el año pasado. Los declarantes pasaron de 2.547 a 3.019. Coincidió en las dos vigencias que el mayor porcentaje de normalizados fueron personas naturales (90,7%) mientras que el restante 9,3% fue de personas jurídicas. Los activos omitidos y los pasivos inexistentes declarados en el exterior durante el 2016 corresponden al 80% del total del valor reportado, mientras que el otro 20% fue por declaración de bienes en el país.

Entre 2015 y 2016 se han acogido a la Ley 5.156 contribuyentes. Se destaca que de los implicados hay 48 personas jurídicas y 362 naturales que realizaron declaración de activos durante los dos años, es decir, una parte el año pasado y la restante durante este.

RIQUEZA SUPERÓ LA META


La meta de declaraciones recibidas por concepto del impuesto a la riqueza se alcanzó en 103%. Las autoridades esperaban que se presentaran 90.624 casos, pero la cifra superó las 93.000 declaraciones.

El patrimonio bruto declarado asciende a $2.128,8 billones, mientras que el patrimonio líquido asciende a $1.005,8 billones. La base gravable del impuesto a la riqueza reportada en 2106 fue de $ 579,9 billones y sobre esta se liquidó un impuesto por valor de $ 4,4 billones, siendo la tarifa promedio 0,77%. El recaudo de la primera cuota de este impuesto (50%) ascendió a $ 2,6 billones.

El total de impuesto a la riqueza y su complementario de normalización tributaria ascendió a cerca de $4,9 billones, que debían traducirse en un recaudo de $2,45 billones, es decir que el resultado final dejó un cumplimiento de la meta de mayo del 105,2%.

El 62,8% de lo recaudado por estos dos conceptos son declarantes en Bogotá. Le siguieron: Medellín, con el 18% del recaudo, unos $900 mil millones; Cali, con $25 mil millones; Barranquilla, con $194 mil millones; Cartagena, $109 mil millones; Bucaramanga, $87 mil millones; Montería, $37 mil millones; Manizales, $36 mil millones; Pereira, $31 mil millones; Palmira, $27 mil millones; Popayán, $22 mil millones y Cúcuta con $17 mil millones.

LA NORMA

Una de las herramientas para controlar la evasión tributaria incorporada en la Reforma Tributaria o Ley 1739 de 2014, es el Impuesto Complementario de Normalización Tributaria.

Este impuesto se paga sobre la adición tanto de activos omitidos como pasivos inexistentes, que son figuras utilizadas para mostrar resultados diferentes a los realmente logrados, aminorar las bases gravables y pagar menores impuestos.

Al impuesto se le otorgó vigencia por los años 2015, 2016 y 2017, al tiempo que su pago se declarará y se realizará dentro de la declaración del impuesto a la riqueza.

Los activos y pasivos sometidos a este impuesto que se graven en un período no lo estarán en los subsiguientes. En otras palabras, paga la tarifa establecida por una sola vez, correspondiendo la base gravable al valor patrimonial de los activos omitidos y/o pasivos irreales.

Las tarifas aplicables para este impuesto son: año gravable 2015 (10%); año 2016 (11.5%) y en 2017 el 13%.