54 gremios agrícolas de Estados Unidos enviaron una carta al Congreso respaldando el TLC con Colombia

Sumado a esto, para avanzar en el trámite del TLC, el país norteamericano presentaría a Colombia una lista de reformas, informó el representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk.

POR:
marzo 03 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-03

El anuncio fue hecho durante una audiencia este miércoles en el Senado, además, Kirk informó que la lista sería entregada en los próximos días.

Así mismo, el Representante Comercial reiteró que la intención de la administración de Obama es sacarlo adelante pero volvió a subrayar que la violencia contra el sindicalismo sigue siendo un obstáculo que debe ser resuelto antes de enviarlo al Congreso para su consideración.

Según Kirk, en los próximos meses se le enviaría un texto concreto a Colombia que incluiría normas y leyes laborales que deben ser aprobadas o reformadas. Sin entrar en detalles, habló de medidas en el campo de los derechos laborales y de encausamiento y castigo para los responsables de la violencia.

"No queremos seguir corriendo la meta. Queremos entregarle a Colombia un paquete con el que podamos trabajar", dijo Kirk

En su testimonio ante el Congreso, el representante comercial dejó claro que no han tirado la toalla", con tratados pendientes - Colombia, Panamá y Corea del Sur- y que hay un "diálogo permanente" con Colombia para tratar de avanzar.

Según Kirk, los acuerdos, si se negocian e implementan de manera correcta, serán beneficiosos para el país. Reconoció, a su vez, preocupación por los tratados que Colombia y otros vienen firmado con competidores como Canadá o la Unión Europea, pero adviritó que había que tener en cuenta al trabajador estadounidense y los empleos que se han perdido por la firma de tratados como estos.

Pese a ello Kirk recibió fuertes críticas de legisladores republicanos. "Ellos siguen firmando tratados y nosotros nos estamos quedando al margen", lo increpó el senador Chuck Grassley.

Para Pat Roberts, de Kansas, el TLC con Colombia es muy importante por que además contiene elementos que convienen a la "seguridad nacional" de E.U.

Sus declaraciones coincidieron con una gira "exploratoria" que inició hoy en Washington el vice ministro de Comercio de Colombia, Gabriel Duque, y que buscaría determinar si la administración de Barack Obama está dispuesta, como dice, a sacar adelante el TLC con el país.

Además de visitar a algunos congresistas de los Comités de Fianzas en el Senado, y Vías y Arbitrios en la Cámara, Duque se entrevistó con Miriam Sapiro, segundo a abordo en la Oficina del Representante Comercial de E.U (USTR).

La visita comenzó a moverse desde de enero cuando el presidente Barack Obama, en su discurso sobre el Estado de la Unión, dio prioridad al comercio e insinuó que los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Corea del Sur estaban dentro de los planes.

Esta semana, la administración dio a conocer su agenda comercial 2010 en la que reitera el interés de avanzar, pero regresa a lo que ha sido el principal obstáculo para el TLC, que está en el congelador desde noviembre de 2006: la violencia contra el sindicalismo.

Si bien las perspectivas de un TLC revivieron con las palabras de Obama, "la agenda comercial 2010" cayó como un baldado de agua fría.

Por un lado E.U, sostiene que "ha comenzado a trabajar con Colombia" para resolver los obstáculos. Pero lo cierto es que "ese trabajo" se viene dando desde el verano del año pasado sin que se haya traducido en algo concreto, Entre otras, por que rápidamente quedó claro que el TLC no tenía chance en 2009 dada la profunda oposición demócrata.

Colombia, además, sigue pidiendo que E.U. le aclaré cuáles son las expectativas en el tema sindical -metas por cumplir, cambios que piden- para poder trabajar sobre algo concreto. Peor aún, la "agenda 2010" abrió una nueva ventana al indicar que también pretende revisar el código laboral del país.

Si bien el anuncio de Kirk sobre un paquete con requisitos es positivo, no despeja el panorama.  Primero por que habrá que evaluar los cambios y si Colombia está dispuesta a aceptarlos. Segundo por que así se esté de acuerdo con todo, tomará tiempo aprobarlos.

Tercero, y quizá lo más importante, es que nada de ello garantiza el avance del TLC pues está amarrado al contexto político de E.U. En la coyuntura actual pocos creen que el TLC tenga el menor chance de ser aprobado este año, más cuando hay elecciones legislativas en diciembre y el comercio suele ser un tema explosivo que no se toca cuando están en juego curules.

Y no son pocos los que creen que Obama revivió el tema sola para complacer a la comunidad empresarial de E.U. -que quiere el TLC-, y dar "contentillo" a Colombia pero conciente que este año tampoco será.

En el escenario más optimista tratarían de aprobar Panamá, que es menos controvertido y dejarían Colombia y Corea del Sur para 2011.

Siga bajando para encontrar más contenido