57% de trabajadores y 59% de microempresas son informales, según informe del Consejo Privado de Competitividad

La informalidad laboral y empresarial es uno de los más pesados lastres que tiene Colombia para mejorar su competitividad e insertarse de manera exitosa en el mercado internacional.

POR:
noviembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-05

Según el presidente del CPC, Hernando José Gómez, que este miércoles presentó en Bogotá el segundo informe sobre el tema, las consecuencias de esa situación son muy negativas: la productividad promedio de la informalidad es apenas el 14 por ciento de la de una empresa o un empleo formal. Dicho de otra manera, siete trabajadores informales producen lo mismo que uno formal.

La idea de este segundo informe es que sirva de seguimiento y monitoreo a la competitividad colombiana, máxime que por la crisis financiera internacional es determinante que haya una economía que responda a esta nueva situación.

Por ello, y a pesar de que en el tema de la informalidad se ha avanzado en la identificación del fenómeno y en el diseño de una agenda de reformas y la ejecución de algunas de ellas, el CPC demanda que no solo se promueva la formalización laboral y empresarial, sino la creación de un ambiente propicio para el desenvolvimiento de quienes actúan en la formalidad, que son más productivos e innovadores.

En ese sentido, el informe propone reducir los costos atados a la nómina "como los controvertidos aportes parafiscales" y un régimen de transición para la microempresa en lo contable, lo tributario y lo laboral.

En innovación, que hoy se considera el motor del crecimiento económico de cualquier país, uno de los mayores retos identificados por el CPC es generar un vínculo con el capital de riesgo y facilitar que las ideas se concreten en empresas.

De acuerdo con Gómez, un dólar de capital de riesgo es 10 veces más poderoso para generar una patente (instrumento que protege una innovación) que el mismo dólar invertido en investigación y desarrollo. Es este campo, una de las propuestas es aumentar la capacidad de innovación en el sector privado, mediante el fortalecimiento de las alianzas entre universidades y empresas. 

Siga bajando para encontrar más contenido