Unos 80.000 transportadores de carga acogieron llamado a paro de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC)

No se transportaron unas 20.000 toneladas de las 30.000 que se mueven diariamente por el país, en protesta porque las empresas de transporte no respetan la tabla de fletes que estableció el Gobierno.

POR:
julio 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-31

Este jueves en la noche se intentaba conciliar el tema de la tabla de fletes entre camioneros y transportadores.

La situación -que hace algo más de un mes, ya se creía superada- llevó al Ministro del Transporte, Andrés Uriel Gallego, a reunirse de emergencia con los empresarios y los generadores de las cargas, para buscar un acuerdo en los fletes sin que se haya conocido un resultado positivo.

'La ley no se negocia': ACC

Aunque los camioneros fueron invitados a la reunión, ninguno de sus voceros se hizo presente.

"No fuimos porque el Ministro quiere bajar en 10 por ciento la tabla de fletes y no aceptamos, pedimos que se cumpla el decreto 2663 y la tabla. Seguimos en nuestra posición firme de inmovilización indefinida. La ley no se negocia, se debe cumplir a carta cabal. Eso es desconocer al señor Presidente y no acatar lo que él ordena", afirmó el director ejecutivo de la ACC, Jorge García.

El Director de Tránsito y Transporte de la Policía, General Luis Alberto Moore, reconoció que "la situación está tensa pero tranquila" y que desde las doce de la noche del miércoles al jueves se presentaron bloqueos en todas las entradas del Puerto de Buenaventura, pero fueron disueltos a las tres de la madrugada,
Los mismo ocurrió en la zona urbana de Cúcuta, en Mamonal, en Bolívar, y en el Puente de Pumarejo entre Barranquilla y Santa Marta.

No hay cifra de carga parada

Según el alto oficial, los datos de los peajes en el ámbito nacional dejan ver una disminución de 30 por ciento, pero afirmó que no se conocen cifras oficiales de carga dejada de transportar o de número de camiones inmovilizados.

El ministro Gallego, por su parte, se reunió con representantes de los propietarios de los camiones, los gremios que generan la carga y gremios afectados, como la Andi.

Al término del encuentro el alto funcionario dijo que los movimientos de los puertos son satisfactorios sin problemas ni privaciones, los puertos de Buenaventura, Cartagena y Barranquilla. "No hay bloqueos en sus accesos, ni en las carreteras, ni actos de vandalismo", subrayó.

Los empresarios, por su parte, sostienen que los fletes son muy elevados y le han pedido al Gobierno que reduzca las tablas vigentes por decreto presidencial desde el 3 de diciembre del año pasado y sobre los cuales el Presidente llamó la atención el pasado 21 de julio con una nueva resolución en el sentido de que se deben respetar.

A la salida de la reunión, el Mintransporte anunció que el Gobierno tiene una disponibilidad de 520 mil millones de pesos, entre Bancóldex y Findeter, para refinanciamiento del sector y la posibilidad a través del Ministerio de Hacienda de apoyar a los camioneros en la compra de vehículos nuevos y chatarrización.

Dijo que hizo un llamado a los asistentes, entre los que se encontraban la Andi y la Cámara de Comercio Colombo Venezolana así como Colfecar, a quienes les recordó que están obligados a cumplir con los fletes establecidos por el Gobierno, aunque no descartó que se pueda sacar un nuevo anuncio en ese sentido.

Quejas de los camioneros

Al respecto, los camioneros respondieron que el dinero que anunció el presidente Álvaro Uribe y las medidas blandas para el pago de acreencias no los cumple la banca que, dijeron: "Contrario de darnos periodos de gracia nos envía abogados y nos dicen que paguemos", dijo Jorge García.

Jaime Sorzano, presidente de Colfecar, la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera, sostuvo que el Ministro les pidió el cumplimiento de las normas de los fletes.

"Le expusimos las reservas en relación con estas medidas,porque carecen de un sustento técnico de costos. Estaríamos de acuerdo y deseamos que se cumplan, pero reconocemos que hay factores que atentan contra ellos y mientras no sean removidos no podemos cumplir; ojalá nos sentemos a la mesa e introduzcamos una serie de compromisos. Ahora lo vemos complicado".

Para conjurar el más reciente paro tuvo que intervenir el propio Presidente, una salida que no se descarta.

Siga bajando para encontrar más contenido