Acciones, frenadas por baja liquidez e inquietud sobre el PIB

Aunque en una coyuntura difícil la mayoría de los mercados ha logrado ganancias, en Colombia ha bajado el ánimo.

En enero, el volumen de negociación de acciones llegó  a los $2,4 billones, 9% más que hace un año.

Aunque la reducción de tasas de interés suele ser positiva para el mercado accionario, la realidad es que el bajo crecimiento económico incide mucho más.

FELIPE CAICEDO

Finanzas
POR:
Portafolio
marzo 01 de 2017 - 11:07 p.m.
2017-03-01

no internacional da razones suficientes para que ningún inversionista esté tranquilo por estos días, la realidad es que aquellos que están en el mercado colombiano de acciones tienen además factores locales que les inquietan.

El menor desempeño registrado por la economía y unas expectativas moderadas sobre una mejora, resultados empresariales menos positivos que en años anteriores y temas estructurales del mercado como la baja liquidez, son algunos de los elementos que están afectando el ánimo con respecto a las acciones locales.

De hecho, el índice Colcap de la Bolsa de Colombia es uno de los pocos que ha tenido números rojos en lo corrido del año, lo que contrasta con que mercados de todos los rincones (incluyendo a Latinoamérica), han logrado ganancias a pesar de la volatilidad y la incertidumbre global.

Pero más allá del tema comparativo, la realidad es que los volúmenes de negociación también han estado más lentos.

Mientras que en el primer bimestre del 2016 se transaron 6,3 billones de pesos en renta variable, entre enero y febrero de este año el monto no llegó a los 5 billones de pesos.
Si bien en épocas pasadas las acciones reaccionaban fuertemente a la tasa de cambio y las cotizaciones de las materias primas, “esta vez ni el dólar ni el petróleo están siendo los protagonistas”, explica Omar Suárez, gerente de Renta Variable en Casa de Bolsa, la comisionista del Grupo Aval.

Esto, si se tiene en cuenta que los movimientos de la divisa no han sido tan pronunciados como en años anteriores, y el precio del crudo ha mejorado y da más señales de estabilidad.

Por otra parte, luego de conocerse que la economía creció 2% en el 2016, y que no habrá una mejora significativa este año (las proyecciones más optimistas hablan de una expansión del 2,5%), los inversionistas tienden a estar menos dispuestos a tomar posiciones en renta variable, señala Otman Gordillo, director de estrategia en AdCap Colombia.

Justamente, los analistas afirman que esta situación se ha visto reflejada en los resultados financieros de las firmas en bolsa, como las de consumo,
financieras y cementeras, entre otras, pues son actividades que el año pasado dieron algunas señales de deterioro.

Así, seguramente habrá menos utilidades para repartir, de manera que “el retorno para los accionistas vía dividendos se reduce”, explica Camilo Silva, de la firma de análisis Valora Inversiones.

Y aunque los extranjeros y los fondos de pensiones siguen siendo, de lejos, el motor del mercado accionario local, la realidad es que en enero ya mostraron un comportamiento más moderado en compras. Su desempeño en el segundo mes del año se dará a conocer en los próximos días.

De todas formas, cabe recordar que la mayoría de los fondos del exterior prefieren traer sus recursos a la renta fija, que sigue teniendo buenas perspectivas, lo que le quita algo de brillo a las acciones.

Entre tanto, los expertos advierten sobre asuntos estructurales del mercado. Kathryn Rooney Vera, directora de Investigación y Estrategia en Bulltick, señala que una de las limitaciones de la bolsa colombiana a los ojos de los extranjeros radica en la baja liquidez y en que suele estar muy atada a los vaivenes del petróleo.

En ese mismo sentido, Suárez advierte sobre la escasez de emisores, que se ha hecho más crítica recientemente con la salida de títulos como Isagen, Odinsa, Pacific y Tablemac.

Además, en la medida en que aumentan los buenos augurios con respecto a las empresas estadounidenses por las medidas de estímulo que tome Donald Trump en ese país, los inversionistas preferirán apostarle a las acciones en ese país, sostiene Gordillo de AdCap.

Otros analistas consultados señalan que a las personas naturales no solo están prevenidas por los temores frente a la economía, sino que hubo quienes entraron al mercado sin mucha experiencia y han sufrido golpes con la desvalorización que tuvieron la mayoría de los títulos entre 2013 y 2015, principalmente Ecopetrol.

En medio de un escenario complejo, las expectativas de los analistas son moderadas. Los consultados esperan que este año, el Colcap se valorice entre 3 y 5 por ciento.

Daniel Escobar, jefe de investigaciones económicas de Global Securities, puntualiza que “el año pasado se corrigieron parte de las fuertes caídas de años anteriores. Esto no quiere decir que las acciones colombianas estén caras como en otros mercados, pero no se esperan recuperaciones por la incertidumbre”.